LITERATURA VS TRÁFICO EN MELBOURNE

altEl pasado mes de junio, nos trasladamos a Melbourne para llevar a cabo una gran instalación, la más grande hasta ahora para nosotros, dentro del festival  Light in Winter.

 

 

 

Texto:Javier Coria Fotos: Gustavo Sanabria

Si imaginan 10.000 libros, con una pequeña luz, esparcidos por las calles de una ciudad compitiendo por el espacio urbano con el tráfico rodado…, pues eso es una de las más bellas instalaciones que he visto nunca y cuyos autores son el colectivo de artistas españoles que forman “Luzinterruptus”, una verdadera “guerrilla” urbana de luz y creatividad que esta vez se trasladaron a las antípodas para llevar su arte. Así lo cuentan:

 

Literatura versus tráfico en Melbourne

 

altEl pasado mes de junio, nos trasladamos a Melbourne para llevar a cabo una gran instalación, la más grande hasta ahora para nosotros, dentro del festival  Light in Winter.

 

La temática elegida por el festival para este año ha sido “la lectura”, por lo que nos pidieron que lleváramos a cabo Literature vs Traffic, una pieza que ya habíamos instalado en New York de forma subversiva y que nos ofrecían la oportunidad de ampliar y hacer crecer durante un mes.

 

Hasta la otra punta del mundo nos fuimos, pasando del soleado verano madrileño a un suave y lluvioso invierno, con la romántica intención de convertir la moderna y fría arquitectura de Federation Square, en un espacio acogedor, humano e íntimo, que invitara a lectura y al recogimiento.

 

Contábamos para ello con 10.000 libros desechados por bibliotecas públicas por considerarlos obsoletos, que el Ejercito de Salvación se encargó de recoger y donarnos altruístamente, por supuesto, también teníamos nuestras luces y la ayuda de un montón de amigos con la que convivimos durante un mes en los trabajos de ensamblaje e instalación.

 

¿El fin de esta pieza?, él mismo que el de la primera vez que la llevamos a cabo, que un río de libros desbordara el espacio físico de los peatones y se instalara en el asignado a los coches, robando un preciado suelo al abundante tráfico de la zona, en un gesto simbólico en el que la literatura se apoderara de las calles y se convirtiera en conquistadora del espacio público, ofreciendo a los ciudadanos, un lugar (no tan grande como nos hubiera gustado) en el que el tráfico se retirara para ceder terreno al modesto poder de la palabra escrita…

 

Si quieren seguir leyendo y viendo fotos de la instalación, no se pierdan la web del grupo: http://www.luzinterruptus.com/?p=1357

 

{morfeo 514}

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*