MAJ SJÖWALL: LA DAMA DEL POLICIAL

altMaj Sjöwall (1935) trabajó de traductora desde los 19 años y como reportera en periódicos y revistas. Fue en la revista Idun donde conoció a su compañero sentimental

 

 

 

Por Javier Coria

 

VIII PREMIO PEPE CARVALHO

 

Dentro de los actos del Encuentro de Novela Negra de Barcelona (BCNegra 2013), el pasado día 7 de febrero, y en el “Saló de Cent” del Ayuntamiento de Barcelona, se celebró el acto de entrega del Premio Pepe Carvalho, que este año recayó en la escritora sueca Maj Sjöwall. Maj Sjöwall y su pareja Per Wahlöö, fallecido prematuramente en 1975, formaron un tándem de escritores que revolucionaron y modernizaron la novela negra europea. Entre 1965 y 1975 crearon las diez novelas de la serie del inspector Martin Beck, fuente de inspiración y magisterio para las generaciones de escritores negrocriminales que vinieron después.

 

alt

 

Maj Sjöwall (1935) trabajó de traductora desde los 19 años y como reportera en periódicos y revistas. Fue en la revista Idun donde conoció a su compañero sentimental y de escritura, Per Wahlöö (1926-1975). Durante los 14 años de convivencia, compartieron trabajos y militancia en el Partido Comunista de Suecia. Como activistas comprometidos con los ideales de la izquierda, se propusieron ensañar al mundo lo que se escondía detrás de la sociedad del bienestar del Partido Social Demócrata y de su líder Tage Fritiof, que fue Primer Ministro de Suecia entre 1946 a 1969. En 1965 es cuando escribieron la primera novela de la serie, Roseanna, que ya marcaba el rumbo de las próximas entregas. Utilizando un género popular como eran las novelas de crímenes y misterio, la pareja pretendía ir más allá del puro entretenimiento y llenaron sus obras de una clara y radical crítica social y política, pero sin caer en el panfleto. Presentaban la realidad de la vida sueca y de la clase trabajadora, pero también del mundo en general, en una época convulsa con el trasfondo de la guerra de Vietnam.

 

Conocedores de los métodos policiales y de la ciencia criminológica, Per Wahlöö trabajó como reportero de sucesos, planificaron muy bien sus novelas para que todo, si no real, si fuera verosímil, aunque algunas de sus novelas están inspiradas en casos reales. Y hablando de inspiración, nuestros autores, creo que como todos los escritores negrocriminales, bebieron de los clásicos americanos del género, y sobre todo de Ed McBain (Evan Hunter), cuyas novelas tradujo Per Wahlöö al sueco. McBain podemos decir que se inventó las novelas basadas en la vida cotidiana en una comisaría de Estados Unidos o de una brigada en concreto, en su conocida serie Distrito 87.  La pareja de “nombre impronunciable”, como se les conoce entre libreros y aficionados, planificaron una novela al año, escrita a cuatro manos, con 30 capítulos cada una. Y crearon al inspector Martin Beck, jefe de la Brigada de Homicidios. Beck es un tipo curioso, que duda, que se equivoca, que le interesa más el por qué, que el cómo; que trata a todo el mundo como lo que son, seres humanos, aunque sean delincuentes. Y lo más importante, dotaron, al personaje y a sus novelas en general, de un humor e ironía impagables. Como mi amigo Manolo Blanco, yo también pienso que toda policía es, en esencia, una policía política, y Beck es metódico y seguidor de la normas, aunque eso no le impide criticar las estructuras policiales. Aunque la reflexión más amarga y autocrítica con su profesión policial la podemos encontrar en Maigret, el personaje de Georges Simenon.

 

La gente se imagina, querido Pardon, que nuestra función es descubrir a los delincuentes y conseguir que confiesen sus delitos. Esta es otra de esas ideas equivocadas que tanto abundan y que se ha convertido en costumbre que nadie la verifique nunca, en realidad, nuestra tarea principal consiste en defender al Estado, por encima de todo, al gobierno, cualquiera que sea, a las instituciones, la moneda y los bienes públicos, e incluso los privados, y por último la vida de los individuos.”

 

Claro que, para los que descubrieron a Martin Beck en una primera edición de la editorial Noguer, en la España de 1972, el impacto fue grande. Así lo relató en el acto del Saló de Cent, Paco Camarasa, librero y Comisario de la BCNegra:

 

alt“Descubrimos a Martin Beck, pero permítame que le diga (se estaba dirigiendo a Maj Sjöwall) que, en aquel momento, en aquellos tiempos oscuros y tristes, nos pareció un auténtico “marciano”. Aquello que estábamos leyendo… ¿era novela policíaca o de ciencia ficción?

 

No podíamos creer que hubiera policías así. Estábamos rodeados de una policía, la franquista, que no utilizaba ni el método deductivo, ni el inductivo, ni la intuición, ni el trabajo paciente. La policía franquista usaba la tortura, los malos tratos, la vejación, la sevicia, la brutalidad como único sistema de trabajo para obtener confesiones, fueran ciertas o no.”

 

Maj Sjöwall, visiblemente emocionada, recibió el premio y el aplauso de una sala repleta. Cuando murió su compañero, a la edad de 48 años, ella dio por terminada la serie Martin Beck y siguió con su trabajo de traductora y escribiendo cuentos infantiles. Nos hizo una confesión que pocos conocíamos, que las dos últimas novelas de la serie, El asesino de policías (1974) y Los terroristas (1975), fueron escritas en España, exactamente en un bungaló en Fuengirola (Málaga) que les prestaba unos amigos. Per Wahlöö murió en el mismo año que Franco, pero tres meses antes. El mismo dictador que le había expulsado de España en 1956. Como dijo Paco Camarasa, fue una pena que el escritor no pudiera celebrar con todos los demócratas, dicho acontecimiento. Por cierto, con el Premio Carvalho a Maj Sjöwall se cierra un círculo poético literario, ya que el padre del Pepe Carvalho, Manuel Vázquez Montalbán, en el año 1992, recibió el Premio Martin Beck por su novela Los mares del sur.

 

Hasta hace unos años, la tarea de buscar las diez novelas de la serie de Martin Beck se parecía más al trabajo de un buscador de tesoros que otra cosa. Desde 2005, la editorial española RBA adquirió los derechos para la reedición de la serie en lengua castellana. Para los interesados, aquí va la lista de títulos en el orden cronológico de edición:

 

Roseanna

 

El hombre que se esfumó

 

El hombre del balcón

 

El policía que ríe

 

El coche de bomberos que desapareció

 

Asesinato en el Savoy

 

El abominable hombre de Säffle

 

La habitación cerrada

 

El asesino de policías

 

Los terroristas

 

NOTAS:

 

En las anteriores ediciones del Premio Pepe Carvalho recibieron el galardón:Francisco González Ledesma, Henning Mankell, P.D. James, Michael Connelly, Ian Rankin, Andreu Martín y Petros Márkaris.

 

El jurado de esta edición estaba compuesto por:Juan José Arranz, director de programas del Consorcio de Bibliotecas de Barcelona; Paco Camarasa, librero y Comisario de BCNegra 2013; Jordi Canal, director de la Biblioteca La Bòbila de Hospitalet de Llobregat; Rosa Mora, periodista; Daniel Vázquez Sallés, escritor e hijo de Manuel Vázquez Montalbán y Sergio Vila-Sanjuán, periodista y Comisario del Año del Libro y la Lectura 2005.

 

alt

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*