VOCES DEL BOOM

alt“En realidad, los personajes de mi obra no son sino almas en pena, fruto de la mezcla de catolicismo y de concepciones aborígenes, que dan por resultado una especie de sincretismo inidentificable. Bueno, pues la clave que con tanto afán buscaba me salió al paso cuando, treinta

 

 

 

 

21 entrevistas de Robert Saladrigas a 21 autores latinoamericanos realizadas en las décadas de los sesenta y setenta para la revista Destino.

 

alt“En realidad, los personajes de mi obra no son sino almas en pena, fruto de la mezcla de catolicismo y de concepciones aborígenes, que dan por resultado una especie de sincretismo inidentificable. Bueno, pues la clave que con tanto afán buscaba me salió al paso cuando, treinta años después de haber salido del pueblo, regresé a él en busca de mi infancia perdida allá y lo encontré abandonado, totalmente abandonado, las calles desiertas, las viviendas deshabitadas, invadido todo por el polvo y la soledad más espantosa. A alguien se le había ocurrido la peregrina idea del sembrar en las calles una especie de árboles que se llaman casoaricas. Yo pasé una noche allí, solo, temblando. Las casoaricas son muy parecidas a los pinos, solo que sus ramas son más largas y las hojitas muy compactas no sisean con el susurro tan característico del pino, sino que gimen cuando sopla el ventarrón. Escuchar aquellos gemidos lastimeros en la soledad de lo que había sido mi pueblo, un pueblo que dejé próspero y recuperé gimiente, como si fuesen las piedras, las calles, las almas de los habitantes enterrados o huidos quienes expresaran su dolor en sollozos, me impresionó tanto, que de aquella estancia mía imborrable nació Pedro Páramo

 

Una valiosísima y reveladora compilación de las entrevistas que el periodista Robert Saladrigas realizó a finales de los 60 y principios de los 70 al grueso de aquel deslumbrante pelotón de autores del llamado «boom» latinoamericano y que se presentan bajo la original y muy amena forma de monólogos. Jorge Luis Borges, Juan Rulfo, Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Vargas Llosa, Onetti, Manuel Puig, José Donoso, Bioy Casares, Jorge Amado, etc… Escritores hoy día consagrados, canónicos, desfilan uno detrás de otro ofreciendo su intransferible opinión respecto a su obra y a la literatura latinoamericana en general, justo en el momento en que esta estaba asombrando al mundo entero. También hay lugar en esta constelación para otras muchas figuras seguramente menos célebres pero que sin duda merecen ser recordados.

 

Javier Coria

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*