CUENTOS PARA UNA GUERRA

“Cuentos infantiles de la guarra” nos muestra cómo los cuentos infantiles pasaron a formar parte del engranaje propagandístico del momento. Los cuentos se convertían en un arma para enseñar a los más pequeños

 

 

 

 

 

 

 

 

{morfeo 344}

 

Exposición Cuentos infantiles de la guerra en el Museo de Historia de Cataluña, hasta el 5 de febrero de 2011.

 

La exposición acoge diversos cuentos, originales y adaptados, que se editaron entre 1936 y 1939 en los dos bandos, pero especialmente en el republicano.

 

“Cuentos infantiles de la guarra” nos muestra cómo los cuentos infantiles pasaron a formar parte del engranaje propagandístico del momento. Los cuentos se convertían en un arma para enseñar a los más pequeños un mundo dual de buenos y malos, parecido al que se estaba enfrentando a aquellos momentos en el campo de batalla.

 

En las diversas muestras de literatura infantil que se exponen encontramos traducciones de narraciones procedentes de la Unión Soviética con un alto contenido revolucionario y también adaptaciones de cuentos infantiles tradicionales como El patito feo, El gato con botas o Pulgarcito, con un ogro convertido en aviador fascista.

 

La muestra recoge también todos los recursos que acompañan a los cuentos infantiles. En este sentido pone especial atención en la tarea de los dibujantes e ilustradores, muchos de ellos con una clara influencia de la vanguardia revolucionaria rusa, como Ramón Puyol, Durban, Berta y Elmer Hader, o Lola Anglada.

: Javier Coria

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*