“EFE: 75 AÑOS EN FOTOS” Una realización expositiva desafortunada

altLa muestra repasa en 75 fotos de otros tantos fotoperiodistas de la agencia, la memoria histórica gráfica del periodo que va desde 1939-2014, con la excepción de la reconocida foto de la miliciana comunista María Ginestà Coloma

 

 

 

 

“EFE: 75 años en fotos” es una exposición fotográfica en los jardines del Palau Robert de Barcelona (Paseo de Grácia, 107), que podrá visitarse hasta el 18 de mayo, y después recorrerá otras ciudades españolas.

 

alt

 

La muestra repasa en 75 fotos de otros tantos fotoperiodistas de la agencia, la memoria histórica gráfica del periodo que va desde 1939-2014, con la excepción de la reconocida foto de la miliciana comunista María Ginestà Coloma, recientemente fallecida, y que fue fotografiada, con 17 años, en la terraza del Hotel Colón por Hans Gutmann, fotógrafo nacido en Alemania, pero exiliado en México donde le llamaban “Juanito” Gutmann. “Juanito” fue conocido por sus fotos en la Guerra Civil y, posteriormente, por sus retratos de pintores mexicanos como Frida Kahlo y Diego Rivera.

 

Son 50 fotos de España y 25 de Catalunya, ya que se cumple también el 25 aniversario del servicio en catalán de EFE. Entre las fotos se pueden ver la salida al exilio de París del President de la Generalitat Republicana, Lluís Companys. Los destrozos de la guerra en el Puerto de Barcelona y el multitudinario recibimiento del Josep Tarradellas, con la restauración de la Generalitat, en 1977. Así como las instantáneas de los fotógrafos de EFE Catalunya en la Vía Catalana del Once de Septiembre de 2013. En el campo social, podemos ver las fotos de la llegada de los Beatles a la Barcelona, para dar un concierto en la plaza de toros Monumental, cosa que ocurrió  el 3 de julio de 1965. De esa década son las imágenes de las noches del Premio Planeta, y de los años cincuenta, el retrato del escritor Josep Pla sentado a la puerta de su masía en Llofriu (Girona). Los acontecimientos deportivos como las olimpiada del 92, o un partido de fútbol de los años cuarenta, con imágenes del derbi entre el F. C. Barcelona y el RCD Español, también están presentes en la muestra. Claro que no hay foto deportiva más famosa que la histórica del gol de Zarra en el Mundial del Brasil de 1950. Las movilizaciones y manifestaciones ciudadanas, como las del 15 M, están recogidas por los fotoperiodistas que dan testimonio de la viveza y actualidad del rico tejido social y reivindicativo que se expresa en las calles de nuestras ciudades y pueblos.

 

Entre todo el material gráfico hay un buen puñado de documentos históricos impagables, como la foto de la reunión de los dictadores Franco y Hitler en Hendaya, el 23 de octubre de 1940. La imagen fue retocada y trucada para dar más solemnidad al acto, según declaró el comisario de la exposición, Leandre Lamor, a El Periódico de Catalunya. El encuentro entre Eisenhower con Franco en 1965, el atentado a Carrero Blanco, Fraga en su famoso baño en Palomares, en 1966 o esa imagen del golpista Tejero, pistola en mano, en el Congreso de los Diputados, y que captó la cámara de Manuel Pérez Barriopedro, el 23 de febrero de 1981, forman esta colección. Por cierto, la imagen de Barriopedro obtuvo muchos premios, entre ellos el World Press Photo of the Year.

 

La Agencia EFE fue fundada en 1939 por Ramón Serrano Súñer, varias veces ministro en los primeros gobiernos franquistas, y el periodista falangista Manuel Aznar Zubigaray, abuelo del expresidente José María Aznar. Por designación de Súñer, el periodista Vicente Gállego Castro fue el encargado de la organización y la estructura técnica de la agencia, así como de su sección gráfica (CIFRA), y deportiva (ALFIL). El nombre de la agencia hace referencia a la primera letra de las tres agencias que se fusionaron para refundar la nueva agencia, a saber: agencia Fabra, Faro y Febus. El archivo gráfico de la agencia tiene 13 millones de documentos, entre placas de cristal, negativos y diapositivas.

 

alt

 

UNA REALIZACIÓN EXPOSITIVA DESAFORTUNADA

 

Alguien dijo, allá por los albores de del arte de la luz, que la fotografía era un espejo, pero un espejo con memoria. La fotografía nos enseña el mundo, pero más allá de eso, nos enseña al fotógrafo y, en estas muestras colectivas, a la sociedad donde se han creado las imágenes. En tiempos donde toda va tan deprisa, donde la avalancha de información y de imágenes nos saturan y nos impiden procesarlas, contrastarlas y, en definitiva, reflexionar sobre ellas, digo que en estos tiempos se agradecen poder disfrutar con exposiciones como estas, que inviten a una mirada reposa y tranquila de nuestra historia, porque como dijo aquel: “Si no te paras a mirar, nunca verás nada”. Claro que todo esto hubiera sido mejor si los responsable de esta exposición le hubieran puesto un poco más de cariño y no se hubieran limitado a imprimir las imágenes en unas banderolas de plástico, impidiendo así poder apreciar todos los ricos matices de las copias en blanco y negro procesadas en papel fotográfico. Creo que así no se respeta el trabajo de los fotógrafos de la agencia, y por ende, del público que visita la muestra. El hecho de que la exposición esté en los jardines del Palau Robert imagino que decidió a los responsables por imprimir las fotos en un material que pudiera estar a la intemperie, pero 75 años no se cumplen todos los días, hubiera sido más correcto, en mi modesta opinión, realizar unos buenos positivos en papel fotográfico y exponerlos en una sala cerrada, con la luz adecuada, he incluso con la edición de un buen catálogo. El día que visité la muestra, muchas de esas banderolas estaban descolgadas por el viento, y más parecían esas vallas publicitarias que se ponen delante de los edificios en obras. Si no había tiempo ni presupuesto para hacerlo mejor, no haberlo hecho, pero no desmerezcan el trabajo de miles de fotógrafos y, sobre todo, no banalicen nuestra histórica gráfica con chapuzas como estas.

{morfeo 702}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*