“Aquí se tenían que haber hecho unos juicios como los de Núremberg”

Autor: Javier Coria

Fotografía: Francesc Sans

El relator de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia y la reparación, Fabián Salviole como hiciera su antecesor, en el Parlamento de España dijo: “La Ley de Amnistía debe derogarse, para así acabar con una “Ley de punto final”. Como dicha ley es a lo que se esgrime el Estado español para no juzgar a los torturadores y asesinos de la represión franquista y entrevistamos a un represaliado que es uno de los querellantes que están personados en la causa de Lesa Humanidad que se lleva en Argentina ante la negativa de España de juzgar o extraditar a los criminales de la guerra civil, la postguerra y la represión que siguió a la guerra.

Antonio Silva

Antonio Silva Pérez llegó a Barcelona con apenas 15 años desde su Huelva natal, corría el año 1966. Fue a parar uno de los distritos de la ciudad, 9 Barris, exactamente a la barriada de la Prosperitat, donde pasó toda su vida, hasta hoy. Nada más llegar, se incorporó a la lucha vecinal, que desde entonces no abandonó. Hoy tiene 74 años y ha pasado toda su vida militando en la resistencia antifascista y en las asociaciones de vecinos.

¿Cuáles fueron sus primeras experiencias de lucha?

Pues en el movimiento vecinal, en la asociación de vecinos de Roquetes, donde pasé la mayor parte de vida hasta hoy, llegué a ser presidente.

 ¿Su experiencia militante?

9 Barris era y, lo sigue siendo, de los barrios más combativos de Barcelona, por ello en la lucha por la democracia, todas las organizaciones de izquierda, tenían militantes. Hubo una lucha muy fuerte allí, donde se echó a bajo una planta asfáltica, que llegó a ser uno de los primeros Ateneos Populares de la ciudad, hasta hoy, siendo uno de los más conocidas escuelas populares de circo, a la que vienen jóvenes de toda Europa. La lucha de la falta asfáltica con la que hubo por la consecución de un semáforo movilizó a mucha gente. Allí había muchos partidos.

 ¿En qué organización militó?

Primero, aunque parezca mentira, en la Juventudes Obreras Católicas,  luego el Partido Comunista de España (marxista-leninista), una escisión que tuvo el PCE de Santiago Carillo en noviembre de 1964, una escisión menos pactista que la de Carrillo. ¿Sabía que una de las primeras reuniones para fundación el PCE (m-l) Éramos Estalinistas, luego rompimos con la Unión Soviética de Mijaíl Gorbachov y finalmente con el partido de Mao, estábamos contra lo que nosotros llamábamos el Socialimperialismo. Estuvimos con la Albania. Con respecto a España siempre fuimos antimonárquicos, defendíamos el derecho a autodeterminación y si empre defendimos la República Popular y Federativa. Pero sobre todo, sobre todo, éramos antirevisionistas.

Nos reuníamos en un bar y conocí a Lucía, una militante del partido y del Frente Revolucionario y Patriota (FRAP). Ella me organizó en el partido. En realidad a mí gustaba salir a la montaña, y a ella también, me empezó a pasarme  propaganda del partido.

 ¿Qué nombre de guerra lee pusieron?

Pepe.

 ¿Cuál fue paso por la policía franquista?

Pues yo era del aparato de propaganda del partido. Un día fui a dar la paga y señal den local para la imprenta, era el abril de 1973 cuando llegué al local, había dos policías, los dos llegaron a ser condecorados y uno de ellos además era Jefe Provincial del Movimiento de Barcelona. Se sus nombres porque tengo el B.O.E. de sus ascensos en los años setenta. Ricardo Conesa Escudero y Sergio Gómez Ros. Anteriormente ya habían intentado detenerme con propaganda, pero aproveché un descuido para escaparme esposado. Pero esta vez me cogieron lo de la BPS. Yo iba con DNI falso y me llevaron a la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, en Vía Laitana. Me pasé tres días en Vía Laitana. Cuando llegué no me dejaron contactar con un abogado. El médico me miró de jejos y me dijo que estaba bien para salir al patio.

Yo estaba militando en 9 Barris, en el PCM y también en la Oposición Sindical Obrera. Esto eran organizaciones que como el PCE (m-l), pertenecían al FRANP, una organización que hubo un momento de la Dictadura que defendió la lucha armada. La fundó el partido con Julio Álvarez del Vayo de Presidente 1973 y fue su presidente. El 27 de septiembre de 1975, cuando se fusilaron a tres camaradas: Xosé Humberto Baena Alonso y José Luis Sánchez Bravo y Ramón García Sanz se fusila  1975, en que se disolvió tras la muerte del Dictador. La canción de “Al Alba” de Luis Eduardo Aute. ¿Sabía que el FRAP se fundó en un piso de París propiedad de Arthur Millr? El dramaturgo estadounidense era amigo personal del ministro del PSOE durante la Guerra Civil Española, Julio Álvarez del Vayo, y el que residía circunstancialmente en compañía de su esposa, Luisa Graa.

Del Vayo fue exministro del Gobierno de la República. La organización armada fue muy reducida, pero como organización frentista de carácter social fue muy amplia. La OSO ere el sindicato obrero. Unión Popular del Campo (UPC), la Unión Popular de Mujeres, (UPM), Federación Universitaria Democrática Española, (FUDE), Federación de  Estudiantes de Enseñanza Media, (FEDEM). La Unión Popular de Artistas, (UPA), la Unión Socialista Española, (USE), la Fracción marxista-leninista del Movimiento Comunista (MC), Nova Germanía (antiguo Movimient Democràtic del Poble Valencià) y hasta tuvimos una agencia de prensa, la Agencia de Prensa España Popular. Trabajaban dentro de  España y teníamos corresponsales por toda Europa. Además de los militantes, también nos enviaban noticia trabajadores emigrantes. En 1973 tuvieron mucha relevancia organizaciones entre el profesorado, como la Unión Popular de Profesores Demócratas (UPPD). En los últimos años del franquismo la UPA movilizó a muchos artistas e intelectuales, cuando se realizaron las famosas huelgas de actores. Algunos hoy son muy conocidos. Citaré a taré a un cantante y compositor: Chio Sánchez Ferlosio. Y entre los artistas plásticos también había varios. Por ejemplo el Equipo Crónica, colectivo de tres pintores que se fundó en 1964 y aún sigue pintando. Publicaron clandestinamente en Madrid “Vientos del pueblo” junto a varios escritores, una colección satírica de poesías dedicadas al que fue Rey de España entre 1975 y 2014. Entre otros participó el dramaturgo Alfonso Sastre, y que es una joya entre los coleccionistas.

 ¿Le torturaron?

Sí, durante tres días, que eran las setenta y dos horas que podían tenerte en comisaría.

 ¿Cuáles fueron los métodos de tortura en compasearía?

 Me hicieron el “quirófano”, te ponen en una mesa con medio cuerpo fuera y cuando te doblas, te pegan en la planta de los pies con mangueras de tubos de gas butano. Me pusieron corrientes en los testículos. Me pegaron varias palizas, algunas con toallas mojadas. También me aplicaron la “bañera”: simulaban un ahogamiento y cuando te ibas ahogarte te levantaban de golpe. No me dejaron comer durante los tres días. Dormía en el suelo, bueno, dormir no, porque cada cuarto de hora venían a buscarme para gastarme. Iban cambiando, pasé por seis policías. El que dirigía las torturas era el comisario Roberto Conosa. El Conesa, que dirigía las tortura, me empujo varias veces, lo que sí hizo fue “descuidar” una pistola para ver si caía en la trampa, pero somos perros viejos. Luego me puso el cañón de una pistola en la boca, me rompió los dientes.

¿Luego le pasaron al Juzgado y luego al a la Modelo?

 Sí, me condenaron a seis meses, pero estuve quince días, porque mis padres pagaron la fianza de 25 mil pesetas.

¿Y se escapó?

 El partido me envió al País Vasco y me proporcionó documentación falsa. Pero tuve que marcharme porque había mucha represión. Comenzaba ETA Político Militar y se creó una sección especializada en la represión del FRAP en la Brigada Político Social. Estaban siguiendo a un camarada y por seguridad me la dirección del partido me pasó una nueva documentación falsa.

¿Y luego se fue al exilio?

Sí, me enviaron nueva documentación falsa. La cosa se complicó, y me enviaron a París, y desde allí a Alemania, donde me dieron asilo político Conocí al cantautor Pedro Faura, que era simpatizante del FRAP.

(Como Pedro Faura sacó seis álbumes, pero era el seudónimo del cantante Bernardo Fuster. Lo conocerán por ser el autor de la letra de la canción  La Puerta de Alcalá.)

En 1975, a la muerte del Dictador ya pudo volver a España…

 Sí, además de incorporar a las tares del partido, pasé a la lucha vecinal, donde he estado hasta hoy. Siempre en el distrito de 9 Barris (lo componen seis barrios), primero en el barrio donde vivo, donde sigo y llegué a ser presidente, y luego en al barrio del Turó de la Peira, cuando abrí una zapatería en 1979 hasta mi jubilación. También fui presidente.

El antropólogo social del CSIC, Francisco Ferrándiz, declaró que: “los despojos de Franco son un cuerpo extraño en el Valle de los Caídos. Y que se debían sacar inmediatamente. No se puede hablar de monumento a la reconciliación, cuando la extremaderecha lo reivindican un día sí y otro también. En un cementerio de parte. Los que dicen que hay que cerrar el libro de la historia tendrían que saber que para cerrar un libro, primero hay que leerlo, y la historia de la represión en la Guerra Civil (fu la frente de batalla), Dictadura y el postfranquismo nunca se ha leído.

 Claro, lo construyeron los presos políticos, está documentado en libros, en trabajo esclavo. Y después, sin permiso de sus familiares, se trasladaron algunos republicanos.

¿Y por qué tuvieron que ir a Argentina para reclamar justicia?

 Porque aquí consideran que todo está cerrado con la Ley de Amnistía, cuando no se puede amnistiar a alguien no fue condenado, y lo los franquistas ni los torturadores nunca fuero juzgaros.

Y en Argentina se aplica a los Crimines de Lesa Humanidad, que no prescriben en ninguna legislación internacional.

 Con “Transición” se quiso hacer el borrón y cuenta nueva, no hubo ruptura. Aquí hubo que hacerse unos Juicios de Núremberg, como se hizo contra el nazismo.

Pero los grandes partidos de izquierda, con la cuestión de que primero es democracia, pactaron. También buscaban sus migajas en los próximos gobiernos de la Transición.

 Y los dirigentes de los sindicatos.

Una cosa que no se tiene en cuenta, es la cuestión económica. Cuando en los pueblos delataba a un republicano, el delator se quedaba la casa y las tierras el delator y otra parte la Dictadura.

 Y también locales de sindicatos, sedes de partidos…

El origen de las empresas del “IBEX” está en el trabajo esclavo y las prebendas que tuvieron durante la Dictadura.

 Claro, apoyaron a Franco con dinero durante la guerra. Como lo hicieron Juan March, la familia Urquijo, los barones y marqueses; Pedro Brrié de Maza,

Y muchas familias de la alta burguesía que hoy son grandes empresarios y dirigen bancos. Así como van a permitir que se saquen los trapos de todo esto, se vería el origen de su patrimonio.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.