SUMA Y SIGUE DE LAS REIVINDICACIONES SOCIALES.

altLos últimos días del verano se están agotando y parece que el esperado “otoño caliente” que algunos han vaticinado comienza a despertar. De hecho el domingo en Barcelona – un domingo lluvioso y con una temperatura que nada hacía recordar la tónica calurosa de los días anteriores- el escenario era muy propio de un otoño que parece que va a llegar cargado de protestas y reivindicaciones.

 

 

 

 

 

Texto Veronica Encinas Fotos Francesc Sans

Los últimos días del verano se están agotando y parece que el esperado “otoño caliente” que algunos han vaticinado comienza a despertar. De hecho el domingo en Barcelona – un domingo lluvioso y con una temperatura que nada hacía recordar la tónica calurosa de los días anteriores- el escenario era muy propio de un otoño que parece que va a llegar cargado de protestas y reivindicaciones.

 

Es curioso como siempre que se trata una noticia sobre una manifestación en los medios se habla de cifras, de incidentes o se escuchan las opiniones de algunos miembros de la clase política que ni tan siquiera han estado presentes en las movilizaciones.

 

alt

 

El pasado fin de semana, una vez más, miles de personas salieron a las calles para protestar. Un acto que, lamentablemente, parece que se está convirtiendo en algo cotidiano en los tiempos que corren. Un acto a los que muchos pretenden quitar importancia (como ciertos medios de comunicación) y otros pretenden criminalizar. Sin ir más lejos, el señor Felip Puig declaró que “debemos conciliar la protesta, la revuelta, la disconformidad, con el funcionamiento de aquello que garantice que el país siga tirando adelante”, después de proceder al desalojo de los indignados de la Bolsa de Barcelona. ¿Acaso el Conseller pretende que los manifestantes lleven a cabo una “protesta” que no moleste a nadie, y menos a la clase política? ¿Cuánto tiempo más se pretende que la ciudadanía continúe bajo el eterno letargo?

 

Si todos aquellos que se permiten la indeliberada licencia de hablar sobre manifestaciones populares se molestaran a conocer realmente qué está sucediendo en las calles de todo un país, muy probablemente no existiría tanta confusión entorno a estos actos. Pero seríamos muy ingenuos creyendo que algunas de esas sombras que planean sobre la movilización ciudadana quieran verdaderamente saber que le sucede a la población que gobiernan.

 

El pasado fin de semana, como tantos otros días, las personas que salieron a manifestarse provenían de todos los sectores (aunque mayoritariamente del de la educación y del sanitario), eran de todas las edades, de todos los géneros y de todos los colores. Algo tan obvio para algunos y tan desconocido para otros.

 

altPere Lirón, profesor y delegado sindical de CGT. Acudió a la manifestación con el bloque de enseñanza.

 

¿Cómo se notan los recortes en el día a día de su profesión?

 

Lo que notamos en nuestro día a día es que, además de tener más alumnos por profesor, también tenemos menos tiempo disponible para hacer bien nuestro trabajo. Hemos pasado de trabajar treinta y siete horas y media a la semana, de las cuales teníamos veintitrés horas de clase y el resto para preparar las lecciones y los materiales, a tener más horas de clase y menos tiempo para prepararlas porque la jornada es la misma. Esto se traduce en menos profesorado en los centros, que tiene que atender a más alumnos que antes y con menos recursos. A nivel práctico lo que está suponiendo es menos posibilidades de dar materia al alumnado y menos posibilidad de atender la diversidad. Los alumnos lo notan también porque no se les puede dar una atención personalizada e individual. Por otro lado, el departamento de educación ha recortado muchos proyectos, como por ejemplo el de las dotaciones para las bibliotecas.

 

¿Y los alumnos que tienen mayores dificultades en su educación, cómo se ven afectados?

 

Las clases de refuerzo se han tenido que reasignar porque hay una saturación de alumnos y aunque se sigan haciendo no se pueden desdoblar grupos, en los que las clases tengan menos estudiantes y se les pueda prestar más atención. El departamento ha decidido dejar esta gestión en manos de los directores para que éstos decidan como priorizar este tipo de clases, para las que apenas se están destinando recursos. De esta forma, cada centro se las tiene que “apañar” como puede.

 

El bloque manifestante del sector sanitario es de los más activos y no desiste en su empeño de frenar los recortes. Durante la tarde del pasado domingo se pudo apreciar que originalidad y buen humor tampoco les falta. Justo antes de iniciar la marcha, un grupo de unas diez personas decidió interpretar su propia versión del tema “Resistiré” del Dúo Dinámico (letra y coreografía propias)

 

altMaría José Muñoz, trabajadora sanitaria.

 

¿Cuál es el motivo de esta performance que habéis creado?

 

La idea surgió de los trabajadores del hospital de Bellvitge y se ha tomado como una forma de apoyar a la gente del hospital como para comenzar a poner un poco en caliente los motores de la manifestación.

 

¿La letra y la coreografía también son vuestras?

 

Sí, las han hecho los trabajadores de Bellvitge y algunos miembros de otros centros sanitarios se han prestado voluntarios a colaborar, bailando y cantando.

 

¿Cómo estáis viviendo los recortes ahora mismo?

 

Ahora se está especulando con todo y se está manipulando lo que se había ganado hace años con una lucha en la que yo también estaba presente siendo más joven. Se están perdiendo todos los beneficios que pagamos con nuestros propios impuestos y los políticos están haciendo lo que les da la gana. Entonces, o paramos esto o nos convertiremos en un país como Grecia. Es más un acto de concienciación que el hecho de que podamos perder nuestros trabajos.

 

alt “Antes de saber la verdad, yo también veía la tele”. Este era el lema de la pancarta que portaba un joven de 33 años.

 

¿Cuáles son tus motivaciones para estar aquí?

 

Bueno, yo tengo trabajo pero no significa que no esté muy indignado con todo en general. Aunque no pertenezca al sector de la sanidad ni de la educación creo que a todos nos afecta directamente los recortes que se están haciendo en estos ámbitos.

 

¿Cuál es tu ocupación?

 

Yo soy trabajador de correos, y también nos hemos llevado nuestra parte en todo esto: recorte del 5% del sueldo, congelación de salarios, recorte de personal, menos gente para asumir mayor volumen de trabajo… Este verano, sin ir más lejos, la plantilla se redujo de 12 a 4 personas en mi departamento. Ahora mismo todo funciona mal en este país y hay recortes en todas partes.

 

¿Nos explicas el porqué de tu pancarta?

Hombre, hoy en día está claro que se manipula todo. Tengo dos amigos que trabajan en Antena 3 (un cámara y un realizador) que me explican que ellos entregan el material y al día siguiente no hay nada de lo que han grabado. No te puedes fiar de ningún medio.

 

altFernando, trabajador en activo y estudiante. Acude a la manifestación en familia.

 

A nivel personal estoy harto de que el gobierno siempre tome decisiones sin contar con el pueblo. En estos últimos meses, con el nacimiento del 15-M comenzamos a tomar parte activa de todas las manifestaciones que implican aumentar la democracia. A nivel colectivo pretendemos impedir los recortes y defender lo público.

 

¿A qué te dedicas?

 

Soy trabajador, estudiante y activista político.

 

¿Perteneces a algún movimiento en concreto?

 

Si, al movimiento 15-M que no es ningún movimiento en concreto.

 

{morfeo 256}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*