SE DESPIDE LA 40º EDICION DE LA FERIA DE ABRIL EN BARCELONA

Una feria de abril, que se ha celebrado  en mayo y que ha sido muy concurrida, como todos los años. El espíritu flamenco se ha dejado sentir una vez más en los alrededores del Fórum de Barcelona.

 

 

 

 

 

 

Texto: Veronica Encinas Fotos Francesc Sans

 

Una feria de abril, que se ha celebrado  en mayo y que ha sido muy concurrida, como todos los años. El espíritu flamenco se ha dejado sentir una vez más en los alrededores del Fórum de Barcelona.

Un año más, el espacio del Fórum ha sido testigo de la celebración de la feria de abril. Un total de 105.000 metros cuadrados que han alojado las casetas de las entidades, zonas de restauración y espacios comerciales, con sus correspondientes viales, además de la zona de atracciones, situada en la explanada del Zoo Marino.

La feria de abril se ha consolidado claramente como uno de los mejores eventos que se celebran cada año en la ciudad. Y es que la feria de Barcelona no solo es el punto donde se reúnen hermandades rocieras y asociaciones andaluzas: se trata de un espacio de encuentro entre distintas culturas. Hablamos principalmente de las diversas culturas que integran la sociedad catalana, y por ende, la española. Cierto es, que la diversidad cultural ha aportado a lo largo de todos estos años un rasgo diferenciador a este evento, lo que ha hecho que con el tiempo también se convierta en una fiesta de referencia para muchos turistas que llegan en estas fechas.

Como siempre, la entrada a las casetas ha sido libre y gratuita. Los visitantes han tenido la oportunidad de contemplar las actuaciones de los grupos artísticos de cada entidad y de degustar platos típicos de distintos lugares. Si bien la concurrencia ha sido similar a la de otros años, cabe destacar que los momentos de mayor actividad se han concentrado durante la noche.

En esta 40 edición se le ha rendido homenaje al flamenco y a los castells, declarados Patrimonio Cultural, como símbolos de la diversidad y riqueza cultural de Cataluña.

En esta edición se han montado 68 puestos de distintas asociaciones y de varios partidos políticos, entre otros, PP, PSOE, Convergència Democràtica i Ciutadans. En cambio, este año ERC ha decidido no participar en la feria, por considerar que ésta se encuentra al margen de la ley. Jordi Portabella, candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, afirmó que  “en temas económicos, la Feria de Abril está al margen de la ley” porque el ayuntamiento cede un espacio público con el que se hace negocio “sin ninguna transparencia”.

La feria, cerró a día de ayer, 8 de mayo, habiendo permanecido abierta desde el 29 de abril y con un total de un millón y medio de asistentes aproximadamente, según datos de la FECAC.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*