CATALUNYA Y PAÍS VASCO SE SALVAN DE LA ‘MAREA AZUL’

El Partido Popular ha arrasado, como estaba previsto, en las elecciones generales del 20 de noviembre. Después de la derrota, el PSOE se plantea una remodelación estructural e ideológica. Como contrapartida a la ola derechista Izquierda Unida ha obtenido 11 escaños y Amaiur ha conseguido entrar al Congreso con 7 diputados.

 

 

 

 

Texto: Veronica Encinas Fotos Francesc Sans

El Partido Popular ha arrasado, como estaba previsto, en las elecciones generales del 20 de noviembre. Después de la derrota, el PSOE se plantea una remodelación estructural e ideológica. Como contrapartida a la ola derechista Izquierda Unida ha obtenido 11 escaños y Amaiur ha conseguido entrar al Congreso con 7 diputados.

 

altLas encuestas pre-electorales no se equivocaron: con un total de 186 escaños, Mariano Rajoy ha obtenido para el PP 186 escaños, dejando al Partido Socialista con el peor resultado de su historia.

 

Tras el recuento de votos, que cerca de las 22’30h de la noche ya había prácticamente finalizado, compareció el señor Rubalcaba. Su rostro denotaba claros signos de cansancio y vencimiento. Con un tono amargo felicitó al ganador de las elecciones y, advirtiéndole de la dificultosa tesitura en la que le tocaría gobernar, le deseó suerte. Seguidamente, el aun líder socialista, anunciaba la necesidad de celebrar un congreso ordinario del partido, que se prevé, será durante el mes de febrero.

 

Al mismo tiempo, las calle Génova de Madrid se teñía de color azul con banderas del PP, y también muchas banderas de España. La euforia reinaba para electores y miembros del partido.

 

En Barcelona también había gran satisfacción en el hotel Magestic, donde CIU celebraba haber obtenido su primer victoria en unas elecciones generales (un total de 16 escaños).

 

Igualmente, la coalición ICV-EuiA celebró su aumento de escaños en el Congreso con una satisfacción un tanto amarga. El candidato Joan Coscubiela manifestó abiertamente su preocupación por la victoria de los partidos de derecha, pero dijo alegrarse de los resultados obtenidos por su partido, ya que era la victoria de la izquierda que “no calla y planta cara”. Por su parte, el secretario general de ICV, Joan Herrera, ha lamentado la victoria de la derecha catalana porque “no es una buena noticia ni para el país, ni para los usuarios de los servicios públicos”.

 

Otro de los feudos que ha resistido al impulso de las derechas en las urnas ha sido el País Vasco, donde Amaiur ha obtenido grupo parlamentario gracias a sus siete escaños, quedando en segundo lugar el PNV, que ha obtenido cinco.

 

A día de hoy los partidos reflexionan sobre los resultados obtenidos, después de la irrupción de la mayoría absoluta del PP (tres escaños más que la mayoría obtenida por Aznar) y los mercados esperan impacientes la evolución de la prima de riesgo después de los resultados electorales. Rajoy ha declarado que España ya no será un problema para la Unión Europea.

 

alt

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*