LOS INTENTOS DE DESALOJO EN PÇA. CATALUNYA ACABAN CON DECENAS DE HERIDOS

 

altLos cuerpos policiales y de recogida de basuras de Barcelona aparecieron a las 6:45h de la mañana del viernes, rodeando la plaza. Según ha declarado la Consejería de Interior de la Generalitat, las fuerzas públicas solo pretendían limpiar la suciedad acumulada durante los últimos doce días.

 

 

 

 

 

 

alt

 

 

Texto; Veronica Encinas Fotos: Francesc SansLos cuerpos policiales y de recogida de basuras de Barcelona aparecieron a las 6:45h de la mañana del viernes, rodeando la plaza. Según ha declarado la Consejería de Interior de la Generalitat, las fuerzas públicas solo pretendían limpiar la suciedad acumulada durante los últimos doce días.

 

Sin previo aviso, como si de una operación militar se tratara. A primera hora de la mañana de este viernes los Mossos d’Esquadra han formado un cordón policial alrededor de Pça. Catalunya, dejando en su interior a unas 300 personas que allí se encontraban acampadas.  Poco después han aparecido los camiones de basura y el personal de limpieza, que han ocupado los principales pasillos de acceso, impidiendo tanto la entrada como la salida de la plaza.

 

En primera instancia se ha intentado negociar con los acampados la limpieza de la plaza por partes, para que se pudiera llevar a cabo de forma rápida y sencilla. La propuesta fue rechazada por los indignados, alegando que ellos mismos se encargarían de la limpieza del lugar, tal y como llevaban haciendo durante todos estos días. Aun así, los camiones de limpieza del ayuntamiento han entrado en la plaza y el personal ha comenzado a desmantelar el campamento, desmontando  tiendas, arrancando pancartas y tirando todo tipo de materiales a los camiones.

 

A pesar de que los ocupantes de la plaza han llamado en todo momento a la calma y la resistencia pacífica, la situación ha ido empeorando hasta el punto que a las 10 de la mañana se han producido las primeras cargas policiales con porras y lanzamientos de pelotas de goma. Según algunos de los testigos allí presentes, las cargas han sido totalmente violentas, indiscriminadas y sin motivo alguno, ya que los acampados han intentado constantemente evitar las hostilidades con la policía. Se calcula que los enfrentamientos han causado más de 60 heridos.

 

Según fuentes del sindicato CGT lo que se ha producido es un desalojo en toda regla y con toda la violencia. Otros manifestantes también han declarado que ahora que ya no necesitan sus votos, las fuerzas del gobierno aprovechan para cargar inconscientemente contra ellos.

 

Mientras se actuaba en el centro de la plaza, donde había unos 300 acampados, un cordón policial impedía al resto de manifestantes, unos 800, poder acceder a ella.

 

A pesar de los altercados, la operación de limpieza se ha llevado a cabo a lo largo de toda la mañana y ha finalizado poco antes de la una del mediodía. Algunos de los acampados han declarado que se ha tirado comida que estaba en perfecto estado y los ordenadores han sido manipulados de forma brusca, sufriendo algunos daños importantes que probablemente los hayan dejado inservibles. Según han afirmado los Mossos, los materiales incautados serán llevados al depósito de “El sot del migdia” en Montjuic y no podrán ser recogidos hasta el lunes.

 

Fuentes públicas del Ayuntamiento de Barcelona han declarado que el operativo se ha ejecutado con la única intención de limpiar la zona y de incautar objetos peligrosos, en previsión de la posible celebración del sábado por la noche si el Barça llegara a ganar la final de la Champions League. Los portavoces del ayuntamiento han asegurado que en ningún momento se ha pretendido desalojar a los acampados y que la finalidad de esta operación era preservar la seguridad ciudadana.

 

Todas estas actuaciones no han hecho más que provocar un efecto llamada ya que, en muy pocas horas, miles de personas han acudido a la plaza para solidarizarse con los acampados. Una vez se han dispersado las fuerzas policiales, aproximadamente unas 3.000 personas han retomado la plaza y han vuelto a instalar algunas tiendas, así como a replantar el huerto. Además, como respuesta a los actos de violencia, los organizadores de las distintas comisiones han hecho un llamamiento para realizar concentraciones masivas en Pça. Catalunya a partir de las 19h y una cacerolada a las 21h.

 

Con el mismo pretexto que se ha utilizado en la ciudad de Barcelona, las autoridades públicas han realizado desalojos a lo largo de la mañana tanto en Lleida, donde las cargas policiales han sido bastante fuertes y se han saldado con dos detenidos, como en Girona.

 

{morfeo 196}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*