“Sólo existe el nacionalismo español, que niega las otras naciones y sus lenguas propias”

altEl catedrático de lingüística madrileño Juan Carlos Moreno Cabrera desmonta los mitos del nacionalismo español y su falso sentimiento de superioridad legal y moral. Presentó la traducción en catalán de su último libro, “L’imperi de la llengua comuna”, en el Espai Contrabandos de Barcelona.

 

 

El catedrático de lingüística madrileño Juan Carlos Moreno Cabrera desmonta los mitos del nacionalismo español y su falso sentimiento de superioridad legal y moral. Presentó la traducción en catalán de su último libro, “L’imperi de la llengua comuna”, en el Espai Contrabandos de Barcelona.

 

 

altOasis en el desierto y excepción a la norma general del establishment españolista junto a Ramon Cotarelo o Suso de Toro. Juan Carlos Moreno Cabrera (Madrid, 1956), doctor en Filosofía y Letras y catedrático de Lingüística General de la Universidad Autónoma de Madrid, representa uno de los escasos pero contundentes azotes al nacionalismo español (que nunca se reconoce como tal), eso es, a la concepción excluyente de un Estado monolingüe y monocultural que se disfraza bajo conceptos aparentemente democráticos y tolerantes como “lengua común”, “lengua de encuentro” o “lengua universal”. Eufemismos, manipulaciones, mitos, tópicos y prejuicios que el profesor, con su espontaneidad y una experiencia de 30 años (plasmada en 16 libros), desmonta con la misma facilidad con la que cae un castillo de naipes.

 

Autor de más de un centenar de artículos de tipología sintáctica, semántica y clasificación, situación y desaparición de las lenguas del mundo, ha sido  miembro del Comité Científico del Informe sobre las Lenguas del Mundo llevado a cabo por la UNESCO y participó en el Proyecto EUROTYP (Tipología de las Lenguas de Europa) financiado por la European Science Foundation (1990-1994). Pasó fugazmente por el Espai Contrabandos de Barcelona para presentar la edición en catalán del libro “L’imperi de la llengua comuna” (Voliana Edicions) y su próxima obra se titulará “Cinco vocales para dominar el mundo”. Errores y horrores del nacionalismo lingüístico” (Txalaparta).

 

Marxista convencido, todavía recuerda cómo el famoso artículo 2 de la Constitución española, el que consagra “la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”, fue llevado en moto por los militares del momento con la amenaza de que, si no se redactaba de manera literal, habría un golpe de Estado. Este año Moreno Cabrera recibió el Premio Internacional Ramon Llull. No lo busquen fuera de Catalunya, Euskadi o Galicia, porque difícilmente le encontrarán. Incomoda, por lo que intentan silenciarlo, pero él prosigue su lucha desde el rigor.

 

Hace poco murió Antoni Badia i Margarit, un maestro de la lingüística catalana. ¿Cuál fue su contribución?

 

Badia i Margarit es uno de los clásicos de la filología y un referente fundamental en los estudios filológicos. Lo conozco por su Gramática catalana en dos tomos.

 

¿En qué consiste el nacionalismo español, cuáles son sus mitos más habituales y hasta qué punto ha hecho daño la doctrina de Menéndez Pidal?

 

En primer lugar, que el español es una lengua que se comprende fácilmente, es universal, y tiene una serie de características gramaticales que la hacen especialmente apta par esta función: las cinco vocales, un vocabulario básico, una sintaxis elemental, que es un elemento de cohesión social necesario para que la sociedad avance y que es una garantía de desarrollo económico y cultural, ya que si predominan otras lenguas este desarrollo será menor o será un retroceso, y finalmente que el español es una lengua de convivencia y retrocede, esta convivencia empeora.   

 

¿Cómo se puede desmontar todo esto?

 

Cuando te dicen por ejemplo que el español es la lengua en la que todos se entienden, claro, si tú una lengua la impones a una comunidad y obligas a que todo el mundo la entienda y aprenda, entonces, evidentemente, el español es una lengua que todos entienden. Pero lo cierto es que si hablamos de español en relación al catalán y al gallego, no tiene sentido decir que el castellano es la única que se entiende, porque igual que desde el gallego o desde el catalán se entiende el castellano también debería ser al revés, desde el castellano se debería entender el catalán o el gallego haciendo un pequeño esfuerzo. Si somos partidarios de la diversidad lingüística el hecho de que se nos hable en un idioma relacionado aunque no idéntico al castellano nos da la posibilidad de que, con un poco de esfuerzo, buena voluntad y espíritu abierto, el catalán y el gallego sean lenguas en las que se entiendan todos los ciudadanos del Estado español. Porque ésta no es una característica sólo del español, parece que el castellano es la única que entienden todos, es así porque se ha educado sólo en esta lengua y todo el mundo la entiende, pero no tendría por qué ser así, el catalán también podría ser entendido en todo el Estado español, no  hay ningún problema, ¿por qué? Porque es una lengua romance, el euskera es distinto, pero el castellano, el catalán y el gallego se pueden entender. O sea, mi idea es que es igualmente válido el castellano para entenderse en Vigo que el gallego para entenderse en Madrid, exactamente igual, sin embargo nos han metido en la cabeza que sólo se entiende el castellano y que las demás lenguas no se entienden.

 

¿Hay que decir ‘español’ o ‘castellano’?

 

Depende del sitio, en Catalunya es mejor decir ‘castellano’, ‘español’ se puede referir a la lengua, el español es frente al extranjero, al francés o al inglés y el castellano nos referimos dentro del estado español.

 

Usted tituló un libro “La dignidad de las lenguas”. ¿El catalán, el gallego y el euskera se encuentran en una situación indigna actualmente en el Estado español?

 

Sí, porque el Estado español nunca ha reconocido que es multinacional y  multilingüe, en las instituciones fundamentales del Estado, el poder ejecutivo, el judicial y el legislativo, sólo hay una lengua, son instituciones absolutamente monolingües. En el Estado español no hay ningún reconocimiento de la diversidad lingüística de este Estado, por ejemplo en el Congreso no se puede utilizar otra lengua que no sea el castellano, lo cual es un absurdo y lesiona derechos lingüísticos porque muchos diputados que han sido votados por gente que tiene como lengua nativa una lengua distinta al castellano están ahí representándoles y no pueden usar esa lengua. Eso no sólo es antidemocrático sino injusto, una anomalía democrática y se produce porque el órgano judicial, el ejecutivo y el legislativo son absolutamente monolingües.

 

Y cuando se empezó a escuchar en el Senado hubo pinganillos y burlas…

 

Cuando se empezó a escuchar el euskera, el gallego y el catalán, el español monolingüístico dijo que no se entendía nada, que hacía falta traductores… ¿Por qué se necesitan traductores cuando alguien habla gallego en el Senado? ¿Porque el gallego no se entiende? Pues no, porque la mayor parte de sus señorías nunca se han preocupado del gallego, de aprender gallego, el problema no es del gallego sino de ellos, que son unos ignorantes o se hacen los ignorantes. Si un político, que se supone que es una persona con una cierta cultura y nivel, es incapaz de entender gallego y necesita un traductor, no vale para la política porque el político no es un indocumentado, está representando a los ciudadanos y si ese señor no conoce una lengua próxima a la suya ni siquiera la entiende, eso da una mala imagen de los políticos y es un disparate.

 

¿Cómo se puede explicar que en pleno siglo XXI todavía haya gente que crea que el catalán es un dialecto?

 

Tradicionalmente, se dice que la lengua es superior al dialecto, entonces se dice que el castellano fue originariamente un dialecto pero luego se transformó en lengua, esto lo analizo en este libro y muestro que esta supuesta transformación que mantienen muchos españolistas no tiene ningún fundamento lingüístico. Los dialectos no se convierten en lenguas ni nada por el estilo, las lenguas sólo existen en dialecto, es decir, existen en variación, toda lengua tiene variación, para que una lengua viva se adapte tiene que tener variación, por eso no se habla catalán igual en Girona que en Valencia. Hay variaciones, esto significa que la lengua esta viva, que se adapta, que se usa. Todas las lenguas existen en formas de lenguas, las lenguas que no existen en forma de dialecto están muertas, como por ejemplo el latín clásico.

 

Hábleme del concepto de “lengua propia”. El otro día en Twitter una chica dijo que este concepto no es científico.

 

El concepto de lengua común y propia no son conceptos lingüísticos sino sociales, ahora bien, una característica del españolismo es que mantiene que el español es lengua común en el sentido de que es exclusiva, la única lengua en la que todos se pueden entender. Hay un sentido de exclusividad que es el que lleva al españolismo lingüístico a negar la condición de propias a las lenguas, el español es lengua común y ha convertido en impropias por decirlo así o no propias a las demás lenguas, que según ellos no sirven para la cohesión total ni la comunicación como el español, no son realmente comunes, piensan que como el catalán no es común en Catalunya porque hay gente que no lo habla, entonces el catalán no es común ni lengua propia. ¿Y por qué? No se quiere reconocer que es lengua propia por una razón muy sencilla, porque como no se reconoce la nación catalana, tampoco puede existir una lengua propia de la nación catalana. Este tipo de nacionalismo es negacionista, el nacionalismo español se basa en la idea de que otras comunidades no son naciones y por tanto, si no son naciones, no tienen derecho a decir que tienen lengua propia.

 

En realidad tienen miedo a perder su hegemonía.

 

Claro, cuando se dice que el español está perseguido en Catalunya en realidad no se está diciendo eso, en realidad se está diciendo que el español puede en algunos contextos estar perdiendo el campo que antes ocupaba exclusivamente. El catalán está adoptando estos ámbitos en los que antes no estaba presente, por cierto porque así lo desea el pueblo catalán. Que el catalán esté presente en la administración no es una imposición de un presidente catalán ultranacionalista sino que es una decisión democrática, que está presente es una decisión democrática del Parlament, representante del pueblo catalán. Evidentemente no todos los catalanes están de acuerdo pero la mayoría sí, y por eso el catalán es la lengua de educación, es la lengua oficial o preferente en la administración, no es porque lo haya impuesto ningún dictador nacionalista, esto lo ha impuesto el propio pueblo catalán. Entonces, los que son amigos de la democracia o dicen que lo son, como Ciutadans, lo primero que tienen que hacer es aceptar la democracia y convencer a los catalanes que no sea el catalán la lengua preferente sino el castellano. Pero tendrán que convencerles en el Parlament, y no usando el estado español, las leyes españolas y el TC para intentar invalidar decisiones propias del pueblo catalán a través del Parlament, que es la institución democrática del pueblo catalán.

 

Para los españolistas la hegemonía del castellano en Catalunya es lo normal, lo que debería ser por tradición histórica…

 

Claro, es la idea del españolismo lingüístico: la única forma que una comunidad progrese económica y culturalmente es usando el español porque es lengua universal, si uso una lengua local o particular esa comunidad se va a empobrecer y retroceder. Mucha gente lo cree, cree que es mejor hablar español porque es una lengua más universal que el catalán, esto es falso, es ideología pura, ¿el catalán no es universal? Si los catalanes quieren, lo será, de hecho lo es, ¿por qué no?

 

El otro día un juez portavoz de la asociación Jueces para la Democracia decía que un catalán tiene todo el derecho a expresarse en catalán en un juicio pero que, en virtud de la cooficialidad, no puede pedir que el juez le hable en catalán porque sería una imposición, porque el juez puede no querer hablarle en catalán.

 

Claro, pero es que eso es un reflejo de lo que he dicho antes: los poderes del Estado, el judicial, el ejecutivo y el legislativo, no reconocen que el Estado español sea multilingüe ni multinacional, para ellos es monolingüe y mononacional. Según ellos, los jueces no tienen por qué saber catalán porque representan el Estado españolista monolingüe pero sí tienen que saber castellano, porque esa institución del Estado, el poder judicial, es monolingüe y por tanto no acepta ninguna otra nación, como ya se demostró en la sentencia del TC del 2010, que establecía que no hay más nación que la española, que no hay más lengua que la española a nivel judicial, también en el ejército y la policía en el nivel ejecutivo y en el Congreso.

 

De hecho, yo debería poder expresarme en catalán en un juzgado de Madrid o Extremadura porque el catalán es una de las lenguas del estado español, y éste ha de velar por ellas, tal y como se establece en la Constitución…

 

Exactamente, y un alumno catalán tendría todo el derecho del mundo a que le examinaran en catalán en Madrid, si el Estado español reconociera que es un Estado multicultural, multinlingüístico y multinacional. Hace poco oí la noticia en televisión de un profesor que enseñaba lengua castellana en catalán y un inspector le decía que tenía que hacerlo en castellano. Y en las noticias de Madrid decían: “Un activista…” ¿Como que un activista? Es un señor que está explicando castellano en catalán porque todos sus alumnos hablan en catalán y por increíble que le parezca a los españolistas, se puede enseñar castellano en catalán sin ningún problema.

 

La sensación es que en la lingüística, igual que en la política y el fútbol, todo el mundo mete baza y opina aunque no tenga el más mínimo conocimiento. ¿Por qué las disciplinas de letras, y entre ellas, la lingüística, se prestan a ello y se consideran no científicas y qué se puede hacer para combatirlo?

 

Claro, todo el mundo habla alguna lengua o varias lenguas y como las habla, se siente autorizado a decir cómo son, cómo dejan de ser y cómo deberían ser, porque es un conocimiento del pueblo y todo el mundo tiene ideas sobre las lenguas, aunque algunas de ellas están equivocadas, son prejuicios. Los lingüistas, los académicos y filólogos deberían atacar estos prejuicios para que la gente deje de tenerlos y sin embargo muchos de ellos se aprovechan de estos prejuicios para convencer a la gente que el español es mejor que otra lengua.

 

Usted que vive en Madrid, ¿puede confirmar el clima de hostilidad que hay en Madrid contra la lengua y la cultura catalanas? El marketing españolista hacia el pensamiento único es tan venenoso como eficaz, transmite la idea de que Catalunya es excluyente, abducida y xenófoba y la gente se lo cree.

 

Sí, sí, especialmente cuando hablo de estas cosas, yo soy una persona muy espontánea y digo lo mismo aquí que allí y allí me acusan de ser nacionalista, pero no sé de qué nación.

 

¿Hasta qué punto se puede decir que la importancia del castellano en Catalunya es fruto de la imposición por las armas. Se vende en Madrid que el independentismo es una moda subvencionada por la Generalitat y adoctrinada por TV3…

 

Sí, sí, claro, es una historia que tiene como mínimo 300 años, estamos hablando de 300 años de lucha contra el invasor.

 

Otro problema es la confusión intencionada entre “nacionalismo” e “independentismo”, que nada tienen que ver…

 

Nos lo han metido en la cabeza, es una dicotomía aceptada que hay partidos nacionalistas y otros no nacionalistas, por ejemplo para ellos el PP y el PSOE no son nacionalistas, UPyD y C’s no son nacionalistas y los demás lo son. Pues no, resulta que el PP, PSOE, C’s y UPyD son partidos españolistas, se ha visto cómo defienden la unidad de España, entendida como se entiende en  la Constitución, es decir, sólo hay una nación española y las demás son variaciones regionales. Sí son partidos nacionalistas, el problema es que en la política hay partidos que se llaman a sí mismos nacionalistas como el PNB… ¿y los que no se llaman nacionalistas no lo son? Sí lo son, UPyD es un partido nacionalista español, el PSOE, no debería llamarse así sino Partido Español porque ni es socialista ni defiende los intereses de los obreros.

 

Es el concepto de la falsa superioridad, su lengua es superior y encima te hacen un favor imponiéndotela…

 

Para mí el nacionalista es el que piensa que su nación y su lengua es superior a las demás, la persona que defiende su lengua y su nación no es nacionalista, especialmente cuando está en una situación de inferioridad. Sólo existe el nacionalismo español porque, que yo sepa, sólo los españoles dicen que la lengua y la nación española son indiscutibles mientras que la catalana y la vasca son súper discutibles. Cuando yo digo que mi nación es la única indiscutible y la única verdadera eso es nacionalismo. Los catalanes no dicen que su nación sea la única verdadera, que su nación sea superior a la española ni que sea mejor, ni que el catalán se tenga que hablar en Castilla porque es una lengua mejor, ellos dicen que son una nación y eso lo niega el nacionalismo español. Creo firmemente que en España sólo existe el nacionalismo español.

 

También hay el tema del vocabulario despectivo, con expresiones tan ruines como ‘separatista’, ‘polaco’, ‘catalufo’, ‘deriva soberanista’…

 

La nación española es separatista porque la CE ha declarado que la nación catalana es ilegal e inconstitucional, los catalanes no han dicho que la nación española sea ilegal o inconstitucional, no han dicho nada de eso. ¿Quién es aquí el separatista? Que baje Dios y lo vea.

 

La derecha se ha apropiado del ‘viva España’, y el otro problema es que parece que no se pueda ser español sin ser españolista, es decir, compaginar la legítima adhesión/identificación con España y la lengua y la patria española sin respetar los demás patriotismos y las demás lenguas y culturas del Estado.

 

Pues yo soy un caso de estos y lo puedo decir, soy español y antiespañolista, yo no soy catalán, ni inglés, ni gallego. Yo soy español, mi lengua nativa es el español pero yo considero que el español no es superior al catalán, ya que en posibilidades, en derechos, en comunicación y en universalidad son exactamente iguales, no es mejor ni peor. Soy antiespañol del concepto de español que tienen los españolistas, pero como voy a ir contra mi lengua y contra qué soy yo, si yo soy español. Cuando yo digo que soy español y hablo español y no hablo catalán a todo el mundo le parece bien pero si un catalán dice que es catalán y no español y no habla español les parece separatista. Cuando un catalán pueda decir que no es español ni habla español sin que se le acuse de nacionalista, entonces estaremos en igualdad de condiciones.

 

¿Qué piensa de la absurda decisión de rebautizar el catalán de la Franja como LAPAO (Lengua aragonesa propia del área oriental)?

 

Es lo mismo, es no reconocer. Otra de las ideas fundamentales del españolismo es que el español es homogéneo y todas las demás son lenguas divididas, fragmentadas: el euskera, el vasco, el catalán…dicen mejor la lengua homogénea que las demás, entonces hablan de LAPAO y LAPAPyP (Lengua Aragonesa Propia del Aragón Pirenaico.)…en vez de decir que hablan catalán. Se parte de la idea que el castellano no está fragmentado, pues sí señor, el castellano tiene más dialectos que el catalán, yo calculo que unos 80 pero tendrá más.

 

¿El problema del bilingüismo no es que siempre deriva en diglosia?

 

Claro, por las circunstancias sociolingüístas porque si hay una lengua fuerte acaba derivando en diglosia.

 

Hay estudios que indican que los cerebros bilingües son más sanos y retrasan los efectos del envejecimiento. ¿Los cerebros bilingües son más aptos?

 

Eso es muy complicado porque entras en el terreno de la psicología, pero normalmente un cerebro, cuantos más conocimientos tiene, cuanto más abierto está al mundo, funciona mejor, porque está conectado con cosas. Una persona poco conectada con el exterior, con el mundo, desarrolla menos sus capacidades mentales que otra que está mucho más abierta porque conoce lenguas o más cosas.

 

Wittgenstein dijo que “los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”. ¿Está de acuerdo?

 

No, porque yo puedo entender al que habla en otra lengua.

 

¿Las nuevas tecnologías hacen que escribamos peor que antes?

 

Siempre se escribirá mal porque la escritura es una lengua artificial, no es una lengua natural, y entonces la lengua artificial no todo el mundo llega a dominarla, no todo el mundo tiene la misma destreza en la escritura que en el habla, que es natural.

 

¿Qué reacciones tienen sus alumnos al escuchar sus teorías, que tiene que chocar con toda una herencia recibida?

 

Yo, como soy de lingüística teórica, doy introducción a la lingüística pero también doy una asignatura llamada ‘Multilingüísmo y lenguas en contacto’ en la que les encargo leer varios artículos, el primero es de 60 páginas en catalán.

 

¿Tienen prejuicios, se rebotan?

 

Sí, pero en Madrid hay gente de todas las partes de España. Me encontré el caso de un alumno catalanohablante de Baleares que estaba en contra que pusiera el artículo en catalán, algún otro reaccionó dijo que el curso iría peor porque había algún articulo en catalán. Entonces les digo que no hace falta un gran esfuerzo y que hay herramientas por Internet, que si no conoces alguna palabra la encuentras. Cuando pongo artículos en inglés nadie se queja y no pongo este artículo en catalán porque sea en catalán sino porque es muy bueno y por los ejemplos de interferencia. Una vez un argentino protestó pero al terminar el curso me lo agradeció, al final lo entendió y le gustó mucho.

 

¿Ha conseguido convencer alguno de sus colegas?

 

De estas cosas no se convence, yo creo que no.

 

¿No será que la mera supervivencia de la cultura y la lengua catalanas es una especie una mancha en el historial imperialista español, que todavía no ha digerido la derrota de 1898?

 

Sí, porque hay una tradición de muchos intelectuales como Sánchez Albornoz, o Américo Castro que crearon una cultura del monolingüismo y monoculturalismo que no tolera bien ni conseguirá nunca vivir en armonía con las demás lenguas.

 

¿Cómo se puede remediar?

 

Como no se puede remediar, de momento hay que denunciarlo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*