LOS ESTUDIANTES SALEN A LA CALLE PARA PROTESTAR CONTRA LOS RECORTES

La huelga de estudiantes fue convocada por la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (PUDUP) y movilizó a un total de 25 universidades de toda España. Sin embargo, donde más se hicieron notar las protestas fue en Barcelona, donde los estudiantes cortaron de buena mañana la Avenida Diagonal, a la altura de zona universitaria, y la AP-7, en Bellaterra,

 

 

 

 

Texto: Verónica Encinas Fotos: Francesc Sans

Ayer por la tarde los estudiantes universitarios llenaron las calles de distintas ciudades de España. La de Barcelona, fue la manifestación más multitudinaria, con un total de 30.000 personas, según los organizadores y 10.000, según la Guardia Urbana.

 

 

La huelga de estudiantes fue convocada por la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (PUDUP) y movilizó a un total de 25 universidades de toda España. Sin embargo, donde más se hicieron notar las protestas fue en Barcelona, donde los estudiantes cortaron de buena mañana la Avenida Diagonal, a la altura de zona universitaria, y la AP-7, en Bellaterra, y ocuparon diversas facultades desde la noche anterior. Las clases se suspendieron y los alumnos aprovecharon para organizar asambleas en los espacios docentes.

 

La jornada del jueves fue intensa: después de los cortes de tráfico matutinos y las ocupaciones; al mediodía, varios grupos de estudiantes se dirigieron al centro de la ciudad condal para manifestarse ante la sede del Banco Santander, la Bolsa de Barcelona (donde se lanzaron huevos contra puertas y ventanas y se hicieron numerosas pintadas) y el Departament d’Economia de la Generalitat.

 

Ya a media tarde arrancaba una masiva manifestación desde Plaça Universitat, que abarrotó las principales calles del centro, desplazándose por Pelayo, bajando por Las Ramblas y deteniéndose  en Pça. Sant Jaume, frente a los edificios del Ayuntamiento y la Generalitat. Allí se pudieron escuchar lemas como “Artur Mas retalla’t els collons” o “Contra la tijera, piedra, piedra, piedra”.

 

Posteriormente, los manifestantes tomaron Via Laietana en dirección a Pça. Urquinaona y finalizaron la marcha en Pça. Catalunya. Allí se pudo escuchar como la gran masa gritaba “hemos vuelto a la plaza”. Las imágenes recordaban realmente a los inicios de las acampadas en mayo. Para acabar, los estudiantes celebraron una asamblea para decidir cuáles serían las próximas acciones a llevar a cabo antes de la jornada electoral.

 

 Al término de las movilizaciones,  300 estudiantes ocuparon un edificio abandonado del barrio Gótico, concretamente situado en la Plaça del Duc Medinaceli con la intención de convertirlo en “un espacio de Universidad libre”. Otro  medio centenar de personas se instaló delante del Palau de la Generalitat con la intención de pasar allí la noche.

 

Para la tarde de hoy viernes está prevista una concentración en Plaça Catalunya a partir de las 19h, en la que se prevé realizar nuevas acampadas.

 

{morfeo 308}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*