CLAUSURA DEL XVII SALÓN DEL MANGA

 

Entre Tokio y l’Hospitalet de Llobregat hay unos cuantos kilómetros de distancia, pero durante este puente de Noviembre, la cultura nipona ha invadido la Farga y sus alrededores con miles de aficionados al género Manga

 

 

 

 

 

Texto: Verrónica Encinas Fotos: Francesc Sans

 

Después de cuatro días de intensa actividad, el recinto de la Farga despide el Salón del Manga. Esta edición se considera una de las más multitudinarias, con un total de 65.000 asistentes, reafirmando así que este género cuenta cada vez con más adeptos en nuestro país. 

 

Entre Tokio y l’Hospitalet de Llobregat hay unos cuantos kilómetros de distancia, pero durante este puente de Noviembre, la cultura nipona ha invadido la Farga y sus alrededores con miles de aficionados al género Manga.

 

“Otakus” de todas las edades, y gran parte de ellos disfrazados de sus personajes favoritos se han congregado en la XVII edición del Salón, que este año ha tenido como protagonistas a los samuráis. La exposición Samuráis de papel, de Hiroshi Hirata, fue uno de los principales atractivos de la feria.

 

Además, el Salón celebró otras actividades que también disfrutaron de numerosa audiencia como la actuación de la banda de pop coreano JYJ, que congregó a centenares de incondicionales, la retrospectiva de la obra de Victoria Francés, Luz en la oscuridad, o el encuentro con los dobladores de Dragon Ball.  

 

En el apartado de premios concedidos por el Salón, Akira Toriyama, el padre de los clásicos Doctor Slump y Dragon Ball, fue reconocido como el mejor autor vivo de manga. También fueron distinguidos con un galardón el manga español Dos espadas y los japoneses Bakuman, Instituto Ouran Host Club, XXXHOLIC yThe Legend of Zelda: The Phantom Hourglass. La edición en DVD de Princesa Mononoke, de Hayao Miyazaki, la serie de anime One Piece y el fanzine Katz, de The Katz of the Zombies también tuvieron premio.

 

El conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, apuntó que “el certamen es ya todo un fenómeno cultural, social y económico” y destacó la importancia de los valores de la cultura japonesa que se transmiten a través del manga “como el sacrificio, la lealtad, el honor o la disciplina”.

 

{morfeo 293}

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*