CARLOS NAVARRO: “El 22 de diciembre a CCOO le tocó el Gordo, le llegó Papá Noel y los Reyes Magos”

 

Tras ocupar días atrás los antiguos juzgados de Via Laietana de Barcelona, la CGT continúa luchando contra la decisión del Ministerio de Trabajo de ceder a CCOO todo el edificio que comparten en el número 16-18 de esta misma calle. A falta de otro local en la ciudad condal donde instaurar la sede de su sindicato, el portavoz de la CGT de Barcelona, Carlos Navarro,

 

 

 

 

Texto:  Estefania Pérez  Fotos Guillem Sans

 

Tras ocupar días atrás los antiguos juzgados de Via Laietana de Barcelona, la CGT continúa luchando contra la decisión del Ministerio de Trabajo de ceder a CCOO todo el edificio que comparten en el número 16-18 de esta misma calle. A falta de otro local en la ciudad condal donde instaurar la sede de su sindicato, el portavoz de la CGT de Barcelona, Carlos Navarro, ha asegurado a Revista R@mbla que harán ‘caballo de batalla’ en Via Laietana todo el tiempo que haga falta. Conclusión que se desprende de una larga entrevista que nos concedía en la que, hasta el día de hoy, sigue siendo su sede sindical: la novena planta del número 18 de Via Laietana.

 

¿Quiénes fueron los primeros en llegar a este edificio de Vía Laietana?

El primer sindicato que ocupó fue CCOO, y ocuparon de la planta 2 a la 5. Después llegamos nosotros, en 1989.

 

Pero, ¿quién estaba hasta ese momento en el edificio?

Este edificio era, antiguamente, del Sindicato Vertical. Cuando los sindicatos se legalizaron comenzamos a ocupar plantas. Comisiones Obreras también ocupó, y sin ningún tipo de donación por parte del Ministerio de Trabajo porque en aquella época nadie daba nada. Todos los sindicatos fuimos a ocupar los espacios que habían sido del Sindicato Vertical. Todos fuimos okupas.

 

Sin embargo CCOO, pese a ser también okupas, han considerado siempre el edificio de su propiedad. De hecho, a día de hoy, su sindicato ocupa la mayor parte de las plantas.

Sí, sí. Ellos fueron los primeros en realizar una hoja en el año 89 diciendo que no tolerarían que ningún sindicato minoritario se instalase en este edificio. Cuando ellos habían entrado aquí como okupas. No sé si en ese momento ya se lo habían cedido legalmente, porque hicieron una Ley de Devolución del Patrimonio Sindical Acumulado muy a la medida para convertir a España en un país con dos sindicatos; igual que hay dos partidos, dos equipos de fútbol, bi bi bi. Pasamos a ser una sociedad de bis, de dos. Entre lo malo y lo peor es lo que podrás escoger. Nunca podrás escoger ni ser libre para escoger. Es una sociedad bipolarizada. Y se está intentando crear a todos los niveles.

 

La CGT, antes de tener aquí su sede, ya tenía un local en Barcelona. Entonces, ¿por qué decidisteis ocupar la novena y décima planta de este edifico?

Nosotros estuvimos hasta el año 89 de alquiler en la calle de Roger de Llúria, pero veíamos que el alquiler se comía todos los fondos que teníamos de la afiliación y decidimos ocupar la novena planta de este edificio. Sabíamos que en la séptima y octava planta estaba el INEM y que en la novena estaban las Cooperativas de Cataluña. Sin embargo, estos últimos decidieron irse de aquí y, al igual que CCOO estaba ocupando de la dos a  la cinco, nosotros nos metimos en la novena. Cuando se hizo el reparto del Patrimonio Sindical, como ya he dicho antes, esa zona (las 5 primeras plantas) se la cedieron sobre papeles a Comisiones, y la novena y la décima se la cedieron a la CEOE.

 

¿A la patronal?

Sí, ellos ya tenían su local y tampoco estaban muy interesados en compartir el mismo edificio que los sindicatos pero sí que les interesa negociar con el Ministerio porque ya que les dieron esto, por lo menos quieren recibir algo por ello. Y lo mismo pasa con Comisiones, que quiere metros y más metros, aunque no les haga falta tanto espacio.

 

Imagino que, por lo que comentas, este edificio vale su peso en oro.

Es un tema de patrimonio. Este edificio está valorado en 90 millones de euros, por lo menos cuando salió a subasta por el Ministerio de Trabajo hace algunos años. El Ayuntamiento facilitó, en aquel momento, unos terrenos en el 22@Barcelona, en la calle Venezuela en concreto, (terrenos cuya situación actual desconocemos) en los que se construiría un edificio para CCOO y algún local para la CGT con el dinero que se recaudase de la subasta. Pero para poder pujar debías depositar un mínimo de 28 millones, por lo que sólo hubo una empresa que pujó, y lo hizo muy por debajo de los 90 millones. Así que no se llegó a ningún acuerdo.

 

Entonces, Carlos, ¿dónde está el quid de la cuestión? ¿En el patrimonio?

Está en que la Comisión de Seguimiento del Patrimonio Sindical Acumulado la forman Comisiones Obreras, UGT, CEOE y la Administración. Esas cuatro organizaciones son las que deciden sobre todo el territorio español cómo se reparte el patrimonio sindical. A la USO le dan algo en algún lado, a nosotros nos dan algo en algún caso también…, pero la realidad es que el tajón más grande se lo están llevando ellos.

 

¿Y por qué sólo son esas cuatro las que toman todas las decisiones?

Porque la ley se ha hecho cogiendo la representatividad de hoy en día, no la representatividad histórica, ni los muertos, ni la trayectoria… Y en eso no estamos de acuerdo. Nosotros nos consideramos herederos de la CNT, que es un sindicato formado en el 1910, que tiene una historia y que resulta que nuestros antepasados en el año 40 ya estaban luchando contra el fascismo y contra el franquismo mientas que, por ejemplo, la CCOO es un sindicato que el primer congreso que hizo en Cataluña fue en el 1977. Entonces, ¿qué? Ellos nacieron en el año 66 como mucho (la primera Comisión Obrera que se creó) pero hasta el 77 no realizaron su primer congreso. Entonces, ¿cómo tienen la cara dura de reclamar todo el patrimonio histórico acumulado desde 1940-41 hasta el día de hoy? ¡Pero si ellos no han tenido pasado de muertos ni encarcelados! No pueden comparar la sangre que han dejado con la sangre que dejó la CNT o la CGT.

 

Volviendo al tema, ¿cuántos años lleváis ya en este edificio? ¿Unos 20?

Ahora llevamos 21 años aquí. Ateniéndonos a la ley normal de ocupación se nos tendría que ceder este espacio por el uso que hemos estado haciendo de él. Pero el problema que tenemos es que, como entramos dentro de la Ley de Patrimonio Sindical y es una ley especial, nuestra permanencia aquí es mucho más complicada.

 

Si finalmente os facilitasen otro local, ¿os marcharíais?

No estamos haciendo ‘caballo de batalla’ en Vía Laietana. Estamos haciendo caballo de batalla porque es lo que tenemos. Lo que el Ministerio nos ofreció hace cosa de un año fueron dos locales pequeños que, además, no eran ni del Ministerio; eran dos locales que tenían que comprar y en seguida nos dijeron que no tenían dinero para comprarlos. ¿Para qué me llevas entonces a mirar dos locales si no tienes dinero para comprarlos?

Hace tres años recibimos un documento en el que el Ministerio reconocía que a la CGT debía cederle un local en la ciudad de Barcelona y desde esa estamos esperando. Sólo nos enseñaron esos dos locales que te menciono. Si el Ministerio nos cede un local y está bien ¿por qué no irnos?

 

 

Pese a que el edificio ahora mismo es íntegramente de Comisiones, no os pueden echar sin que antes el Ministerio os facilite otra localización para vuestro sindicato.

Ahora mismo no hay ninguna cláusula por escrito que impida que nos echen de aquí antes de que nos den otro local. La Administración, al hablar con la prensa, sí que dice que el desalojo está condicionado a que se nos facilite otro local, pero el escrito que se nos envió a nosotros no pone absolutamente nada, le dan toda la decisión a Comisiones.

 

Entonces, ¿en cualquier momento os pueden desalojar?

Sí. Si, por un ejemplo, ahora los de Comisiones se van a los Mossos d’Esquadra con este papelito: ‘Resolución del Ministerio de Trabajo: todo el edificio es de CCOO’, ¿cómo me defiendo yo? Porque no hay ningún apartado que ponga que CGT continuará aquí hasta que nos hayan encontrado un local. Pero nosotros no vamos a permitir que nos hagan eso. Si nos echan va a haber un coste.

 

Pero de momento no habéis recibido amenaza alguna de desalojo. ¿Por qué estáis entonces organizando todas estas movilizaciones de los últimos días? Porque tampoco se os ha dicho que os vayan a echar.

Porque el Ministerio de Trabajo en ningún momento nos está dando respuestas. Y la posibilidad de que se nos eche, con la actitud que está teniendo el Ministerio, es totalmente creíble.

 

Este documento del que me hablas, en el que se le otorga la propiedad del edificio a CCOO, ¿Cuándo lo recibís?

Este documento es, según nos dicen (una cosa muy curiosa), de una reunión de la Comisión de Seguimiento del Patrimonio Sindical  del 22 de diciembre de 2010, día de la Lotería Nacional. Día en el que a Comisiones Obreras le toca el Gordo, le llega Papa Noel y los Reyes Magos. Nosotros lo recibimos el 3 de enero. Nos deja sorprendidísimos porque, en teoría, lo que teníamos que haber recibido era un escrito del Ministerio sobre cómo llevarnos con nuestros vecinos: sobre ascensores, limpieza… y en ese documento, además, nos encontramos que ha habido una resolución del Ministerio diciendo que este local es íntegro para Comisiones. Curiosamente nosotros habíamos tenido una reunión en Barcelona el 27 de diciembre con Comisiones y con el Ministerio para hablar de escaleras, limpieza… Y a parte del tema de vecindad no se nos comunicó nada, por eso consideramos que es una traición. Porque el 22 ya habían acordado ceder todo el edificio a CCOO. y no se nos dijo absolutamente nada. Consideramos que hay mala fe por parte del Ministerio y de Comisiones.  Por tanto, de todo lo que no esté inscrito no nos fiamos y de lo que está escrito tampoco.

 

Y, ante esta situación, ¿qué es lo que demandáis?

Lo que queremos es que nos den un local en condiciones, sino seguiremos haciendo ‘caballo de batalla’ aquí. Porque tampoco nos vamos a ir a cualquier sitio. Esto va a tener un coste, será el que ellos quieran. Puede ser más largo o más corto. Nosotros estamos dispuestos a todo. Y a todo es a todo, como el otro día, que la policía identificó a 120 personas, con cargos. Estamos dispuestos a lo que haga falta.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*