ANA MARÍA MÉNDEZ: “SEGUIMOS RECAUDANDO CANON, SEGUIMOS ALIMENTANDO LA VACA. LOS DÍAS QUE PASAN SON MILLONES QUE ENTRAN”

altTras las detenciones efectuadas el pasado 1 de julio por la Guardia Civil en la llamada ‘operación Saga’ por el presunto desvío de fondos en la Sociedad General de Autores y Editores y la dimisión de Teddy Bautista, Ana María (representante de la plataforma ‘Todos contra el canon’) advierte que esto es sólo la punta del iceberg. “Realmente hay mucha gente pringada. Por eso mismo creo que tampoco va a estallar todo, no se van a escuchar todos los nombres que debieran oírse”, asegura.

 

 

 

 

 

Texto: Estefania Perez Fotos: Francesc Sans

Ana María Méndez,la copropietaria de la tienda de informática Traxtore de Barcelona que logró que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea considerase que el canon digital es indiscriminado y abusivo, habla una vez más de las irregularidades que rodean a la SGAE.

 

 

alt

 

Tras las detenciones efectuadas el pasado 1 de julio por la Guardia Civil en la llamada ‘operación Saga’ por el presunto desvío de fondos en la Sociedad General de Autores y Editores y la dimisión de Teddy Bautista, Ana María (representante de la plataforma ‘Todos contra el canon’) advierte que esto es sólo la punta del iceberg. “Realmente hay mucha gente pringada. Por eso mismo creo que tampoco va a estallar todo, no se van a escuchar todos los nombres que debieran oírse”, asegura.

 

Ana, podríamos hablar de la plataforma ‘Todos contra el canon’ como el germen de la investigación que ahora fluctúa sobre la SGAE y que ha supuesto la detención de Teddy Bautista y de otras ocho personas más en la llamada ‘operación Saga’ el pasado 1 de julio.

No hay que olvidar que las entidades de gestión han ido dejando muchos cadáveres a lo largo del camino; mucha gente con auténticos problemas. Gente enfadada, gente que no entendía, gente arruinada… Y entonces nos hemos ido juntando. En el grupo que se iba haciendo había mucha gente con miedo, que te daba datos pero que no quería salir, y la mayoría de esta gente eran autores. En realidad la gente con más miedo eran los propios autores, no la gente demandada. Miedo a represalias, a falta de promoción, a expedientes disciplinarios, cosas de este tipo.

 

altAna, si no me equivoco, la labor social de ayuda a los afectados que ha ido realizando vuestra plataforma a lo largo de estos años, os ha permitido recabar cada vez más información acerca de las anomalías en la gestión de la SGAE.

Sí. Con uno de los grupos que hicimos, que se llamaba ‘Albedrío’, nos dedicábamos a dar charlas para exponer casos y aglutinar. Por ejemplo, la charla de aquí de Barcelona se celebró en el Ateneo, y en esa charla conocimos a Lluís Cabrera, de Taller de Músics, que aportó una parte que desconocíamos de todo el problema que había con las entidades de gestión desde la perspectiva de los músicos y socios. También vinieron los comerciantes de Gracia, de la calle Verdi, que habían tenido una visita de un inspector; y vino a dar su charla Luís Cobos, ‘Manglis’.

Lluís nos explicó, por ejemplo, que en la asamblea que se había celebrado ese año en la SGAE, él había expuesto todas las irregularidades que había visto y había hecho preguntas de qué relación había entre Microgénesis, Fundación Autor, Portal Latino… Pero de esa asamblea salió expedientado, expulsado, no le hicieron caso… Y todo eso constó en acta de esa asamblea. Y esas actas van al Ministerio de Cultura, es decir, que el Ministerio no puede decir que lo desconocía. Caco Senante, Víctor Manuel… dicen que, claro, en ese momento no le hicieron caso porque como habló de una cifra muy elevada de dinero, pues pensaron que era insostenible. Pero es mentira, porque en la propia acta consta que en aquel momento Luís lo que tenía eran sospechas de cosas, pero no tenía cifras. En el acta no se menciona ninguna cifra.

 

¿Fue entonces cuando el periódico ‘Publico’ comienza su investigación?

Lo saca en portada y el artículo era muy contundente. Y Ana, mujer de ‘Manglis’, sufrió presiones. Justamente, me acuerdo que cuando salió ese artículo nosotros bajamos a Madrid a una de las muchas entregas de firmas que hicimos al Ministerio, que eran como nuestras romerías, cada año un par de veces a llevar las firmas no sé muy bien para qué. Y la mujer de Luís había tenido en esos días un juicio en el que la otra parte era José Luis Rodríguez Neri, el director general de la filial digital de la SGAE -la Sociedad Digital de Autores y Editores (sDae)- por un tema de derechos y demás, y Neri la había amenazado en el juicio; le dijo: “Tú estás detrás de esto (llevaba la portada del periódico en la mano) y lo vas a pagar caro. Piensa en tu hijo y búscate un buen seguro”.

 

Tras esta publicación interpusisteis una denuncia.

Sí, aunque la denuncia que pusimos en 2007 Internautas, Apemit, Vache y Aui, era simplemente: “oiga, mire lo que ha salido en prensa, investigue a ver qué pasa aquí’. Era como una denuncia más ciudadana que no de otra forma. Lo que sí que, desde esa denuncia, hemos interpuesto dos más. Todo relacionado siempre con temas de dinero, con datos nuevos. Y yo creo que van a enlazar un poco las tres denuncias. Ahora lo que han visto en esta primera denuncia, lo que ha saltado, es el tema de fraude societario.

 

Cuatro años han pasado desde que se interpuso esa primera denuncia. ¿Sí que le ha costado a la justicia española darse cuenta de que algo no funcionaba bien en la SGAE, no?

Se supone que detrás de todo esto hay un interés político de un momento dado sacar las cosas. Porque estas no son las únicas denuncias que tenemos interpuestas. Hemos interpuesto también otras por falsedad documental, otra por financiación irregular de los partidos políticos… Y nos las intentan archivar constantemente. Además, en momentos muy claves. Por ejemplo, hay una que es muy curiosa. El día 23 de diciembre, es decir, en víspera de Nochebuena nos mandan la carta: “Como no hay movimiento, como no hay datos nuevos, si en cuatro días ustedes no envían un escrito oponiéndose a esto, le daremos archivo”. Por suerte el abogado que tenemos, Josep Jover, está un poco loco, le da igual que sea Nochebuena y lo escribe mientras hace el pavo (sonríe Ana María).

 

¿Qué esperáis que pase ahora?

La expectación que tenemos los que hemos ido haciendo estas cosillas es que realmente lo más beneficioso que podría salir de todo esto no es ver a Teddy tras de rejas, ni a Neri, sino el hecho de dejar de tener miedo a que venga un inspector. Y por otro lado, que los socios de SGAE, que durante tanto tiempo se han quejado de estas cosas, realmente consigan refundar la entidad de gestión. Que consigan hacerse con esos asientos de poder y manejarlos con la democracia que predican.

De otra forma, vamos a suponer que esto diera la vuelta y convirtiera a la SGAE en una entidad pública. Si los asientos siguen blindados, y la jerarquía sigue como está, da igual que la gestionen privadamente que sea el gobierno. Si no se cambia bien la junta directiva y se refunda con estas nuevas personas, nos va a dar igual. Estudiando a la SGAE desde hace 20 años atrás, y mirando su funcionamiento tanto bajo gobiernos de derechas como bajo gobiernos de izquierdas, de lo que te das cuenta es de que la junta directiva es un carrusel que va dando vueltas. Hoy te sientas aquí, mañana saltas de la SGAE y pasas a este departamento del Ministerio de Cultura, ahora sales de asesor del presidente y te vas al consejo de… Y es un carrusel que hasta que no se rompa, da igual, porque los que auditan siguen siendo ellos mismos, quienes se controlan son ellos mismos.

 

Este será un duro varapalo para las entidades de gestión. De hecho, cada vez hay más músicos que se auto gestionan.

Y además están viendo que funciona. Pero, ¿por qué más músicos no rompen con la SGAE? Porque muchos aún tienen creaciones dentro y los mismos socios tienen miedo a las represalias que puedan sufrir.  De hecho, dentro de la SGAE, muchas de estas empresas que han salido en esta red de fraude societario, se dedican a lo que es la promoción en radio y demás. Y si no estás dentro de un circuito determinado, realmente no existes.

Además, la percepción de derechos la mayoría no saben de dónde vienen. Y muchos de ellos tienen muy claro que es un chanchullo para acallar bocas con pan.

Fuimos a ‘Banda Ampla’ (programa de TV3) y al lado tenía yo a Lesley, de los Secrets. Y Lesley lo decía es que: “yo cobro derechos de China y yo no sé qué narices es esto. Esto es un chanchullo. ¿Y por qué tengo que cobrar derechos de China? Es que ni si quiera te explican por qué”.

Los autores lo que pasa es que tienen miedo a salirse de un circuito, y a creer que lo que perciben es realmente un reparto, más que un pago a un trabajo. Tienen más una sensación de que perciben pedazos de un pastel que evidentemente es muy grande.

 

alt¿Qué te parecen las declaraciones que ha hecho el Ministerio de Cultura en relación a la ‘Operación Saga’?

Todavía son declaraciones cómo de que a lo mejor es solamente cosa de una oveja negra, que las competencias las tienen las comunidades autónomas… Por eso estoy expectante porque estoy esperando oír hablar de la Fundación Autor. A ver qué sale. Fundación Autor que aún no ha salido en esta demanda pero que ojalá salga en las investigaciones porque si ahora conocemos esto, en Fundación Autor hay…. Bueno, ¡el gitano entero!

 

¿Qué es la Fundación Autor?

Fundación Autor está creada para asistencia al socio: un problema económico, una prestación, un préstamo para una producción… Una fundación que por ley se nutre de un 10% de todo lo que recauda SGAE, de todo, de todo el conjunto, para que sea revertido en asistencia a los propios socios. Un 20% viene del canon digital para que sea, en conjunto, para los autores. Y además percibe dinero del estado. Pero los socios, de la misma manera que no saben que hay un montón de departamentos o de servicios que pueden utilizar, tampoco saben que existe esto para ellos. De hecho, cuando salió la sentencia nuestra de Luxemburgo, enviaron una carta diciendo (la envió CEDRO) que ante las noticias de la sentencia europea y la incertidumbre que creaba esto en relación al futuro cobro del canon digital, se veían obligados a suspender las prestaciones y la acción social de Fundación Autor. Y esto también lo tenemos denunciado porque si lo que recaudas en 2008 es tu partida dineraria para 2009, si lo que recaudas en 2009 es tu partida para 2010, ¿cómo se te ocurre en el 2011 suspender una prestación que has cobrado durante todo el 2010 y que a pesar de la sentencia hoy seguimos recaudando canon?

 

Eso es otro tema, porque por el momento, el canon digital se sigue recaudando.

El canon, cuando salió lo mío, Ángeles González –Sinde– abrió un plazo de seis meses para presentar una reforma. Dijo esta señora que prefería hacer una buena ley tardía que una mala ley a corre caga prisas. Pero seguimos recaudando canon, seguimos alimentando la vaca. Los días que pasan son millones que entran.

 

Pero, Ana María, ¿tú crees que si ahora entra un inspector de la SGAE a un establecimiento será recibido con tanto pavor como antes?

No acojona tanto, pero siguen recaudando mucho porque yo no dejo de recibir correos electrónicos de bares, de peluquerías… pidiendo ayuda de cómo hacer para dejar de pagar. La última es una empresa de estas que hacen regalos de empresa y uno de los artículos estrella es un pen drive con el logo de la empresa. Primero la venta no se hace a un usuario final sino que se hace a otra empresa por tanto no entra en el supuesto de recaudar canon digital. Por otro lado muchos de los pen drives el encargo incluye un contenido: un power point, una presentación de una asociación… Con lo cual aún más indiscutible. Y la chica me decía: “Ana, en este trimestre pasado hemos dado 45.000 euros de canon digital porque estamos hablando de miles y miles de pen drives. No sólo nos parece aberrante sino que encima nos expulsa directamente del mercado. Los encargos se los llevan empresas de fuera del país”.

Por ejemplo, las fábricas de CD en España se las cargaron todas en la primera batida de recaudación de canon que hicieron entre 2006 y 2008. Y nadie se ha preocupado de poner un poco de orden, ni siquiera para proteger un tejido empresarial.

 

¿Por qué crees que el Estado ha permitido esto?

Yo creo que por lo que se decía, porque el mundo de la farándula puede quitar o poner. Más adelante, cuando esto ya se ha convertido en una trama con empresas y con un flujo de dinero importante, las cosas han cambiado. Realmente hay mucha gente pringada. Por eso mismo creo que tampoco va a estallar todo, no se van a escuchar todos los nombres que debieran oírse. He sabido que la ministra de cultura se concede subvenciones a productoras en las que ella tiene interés. Esto está denunciado y ¿pasa algo? Pues no (asegura con cierto sarcasmo Ana María).

Por ejemplo, el Ministerio de Cultura, en un ejercicio de ‘transparencia’, sacó a la luz las cuentas de cuanto se había recaudado de canon desde 2007 hasta 2010 y cómo se había repartido. Y como las cuentas de esta gente son como son y no se pueden ver en ningún sitio, yo comencé a sumar las que había publicado la propia SGAE en sus revistas anuales (las publicaciones que cada año sacan diciendo lo que hacen, lo que han recaudado, cómo lo han repartido) con lo publicado por el Ministerio, y me salió una diferencia de ¡50 millones de euros de nada a favor de la SGAE! En las cuentas publicadas por el Ministerio de Cultura decían que habían recaudado menos y que lo había repartido de diferente forma. Además, en ningún sitio salía el 20% que tiene que ir para Fundación Autor. Esta es la última denuncia que hemos puesto, que existe una diferencia de dinero entre lo que dice el Estado y lo que dicen las entidades de gestión. Realmente, entonces, ¿hasta dónde llega la red, hasta donde llega el hacerse los favores? ¿Tú quieres hacer un ejercicio de transparencia?, pues lo vamos a publicar en el Ministerio. ¿Qué cuentas? Las que tú me des. ¿Por qué esa dejadez de funciones por parte del Ministerio?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*