GRAPHISPAG: UN SALON EN CRISIS

Ayer se inauguró el salón de las artes gráficas Graphispag 2011, un certamen que cuenta 45 años. Y lo celebran con una exposición de carteles realizados por 46 diseñadores, uno por cada año de feria más otro de regalo para representar la continuidad de este salón…

 

 

 

 

 

Texto; Evelio Gómez Francesc Sans

 

Ayer se inauguró el salón de las artes gráficas Graphispag 2011, un certamen que cuenta 45 años. Y lo celebran con una exposición de carteles realizados por 46 diseñadores, uno por cada año de feria más otro de regalo para representar la continuidad de este salón…

 

Supongo que, si se celebra cada cuatro años, puede seguir unos cuantos más, pero olvidamos que este tipo de eventos son cada vez menos seductores para el público, y también para el interesado en las artes gráficas.

 

Hoy en día, navegando por la red, recibimos mucha información y más rápidamente sobre las diferentes novedades del mundo gráfico, que visitando cada cuatro años «stands» cada vez menos atractivos, con máquinas ya conocidas y con novedades previsibles y sabidas. La crisis, que tantas perspectivas de cambio vaticina, ha llegado a las artes gráficas.

 

Este cambio digital que se está produciendo es superior al que se produjo en los años 80, y con un futuro lleno de incertidumbre, aunque los expertos de la industria de las artes gráficas y la industria editorial anuncian que este cambio está muy lejano. Pero al mismo tiempo, constatamos el cierre de periódicos, editoriales, imprentas y estudios de diseño. El uso de lo digital está ocupando cada vez más nuestra vida.

 

Las fronteras entre lo analógico y lo digital no están bien definidas en la industria gráfica. No sabemos donde empiezan y donde terminan: podemos amar el papel, leer en papel, sentir el papel, oler a tinta fresca… pero la galaxia Gutenberg esta tocada. Diferentes sectores siguen tocando la misma música, como hacía la orquesta del Titanic, esperando que no se hunda este recuerdo que fueron las artes gráficas.

 

Pocas novedades pues en Graphispag, alguna máquina digital, más rápida y con más complementos, «plotters» de chorro de tinta, con más cartuchos de tinta y tamaños de impresión desorbitados y otras maquinarias mejoradas y recicladas del modelo anterior, camisetas impresas directamente con chorro de tinta, papeles reciclados, plotters de corte y en algún «stand» la realidad aumentada como presagio de esta realidad disminuida…

 

Por cierto hoy también se inaugura SonimagFoto. Estos salones serán bautizados y bendecidos por la realeza de este país: estáis todos invitados.

 

{morfeo 153}

Revista Rambla - Suscriptores

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*