TXÈKHOV IN LOVE

Durante un mes el público podrá disfrutar en la SALA MUNTANER, de un trabajo teatral soberbio, realizado por un trio de actores que han conseguido sacar el mejor humor del dramaturgo Chejov. Los cuentos, relatos y obras de teatro de este autor universal, han llenado durante años infinidad de horas de lectura, y quizás en las escuelas de teatro y las representaciones

 

 

 

 

Evelio Gómez

 

 

 

JUGUETE ESCÉNICO CON TEXTOS D’ANTON P. CHEJOV

Durante un mes el público podrá disfrutar en la SALA MUNTANER, de un trabajo teatral soberbio, realizado por un trio de actores que han conseguido sacar el mejor humor del dramaturgo Chejov. Los cuentos, relatos y obras de teatro de este autor universal, han llenado durante años infinidad de horas de lectura, y quizás en las escuelas de teatro y las representaciones escolares han sido sus obras teatrales cortas, las que han introducido a muchos adolescentes en el mundo del teatro.
Tal y como escribe en una carta en 1887 a su amigo Lazarev, Chéjov basó la composición de sus obras humorísticas en un esquema muy simple: una completa confusión, cada personaje posee una idiosincrasia peculiar y un lenguaje propio, ausencia de intervenciones largas y un movimiento ininterrumpido.

 

Entre dos polos (la confusión y el desorden por un lado y el aislamiento y la incomprensión por otro) se mueven sus pequeños relatos, con personajes absurdos envueltos en sus propias circunstancias con sus propias ambiciones

 

Para este montaje el director Manuel Dueso, ha elegido tres obras cortas: De los daños que causa el tabaco, La petición de mano y El oso, representadas muchas veces, pero quizás eclipsadas por la dramaturgia más popular y conocida del autor. Aunque se consideren obras menores, este montaje (en catalán) recién estrenado, es quizás el más hilarante que he visto sobre Chéjov, en algunos momentos he podido reconocer en escena a los payasos, a Groucho y Monty Phyton.

 

Se inicia el espectáculo con el monólogo de los daños del tabaco, que sirve para una actuación melodramática a cargo del mismo director Manel Dueso, serio, patético y conmovedor, este monólogo maravilloso, es una conferencia, «Sobre el daño que el tabaco causa a la Humanidad», encargo que le hace su mujer y que el conferenciante acata, aunque confiesa que es fumador y en realidad no le importa hablar de este o de cualquier otro tema…el tema se va diluyendo y nos cuenta su vida, su desgraciada y triste vida, aunque con algunos apuntes jocosos. Este monólogo sirve para enlazar con las otras obras, con una puesta en escena simple, varias sillas, alfombra, una mesa y un separador con puertas para simplificar y acotar las entradas y salidas, nos encontramos con «la petición de mano», una gran actuación de Màrcia Cisteró, Manel Dueso y Armand Villén, este actor eleva la comicidad a un nivel extraordinario, llevando el contrapunto a Màrcia Cisteró, con expresiones y diálogos cómicos, las contradicciones y estupideces que pueden tener los seres humanos, enamorados o no. De una petición de mano formal del novio al padre, pasamos a una discusión entre la hija y el novio, primero por la propiedad de unas tierras, después por la calidad de unos perros, a cada acercamiento entre la pareja, surge la discusión banal e innecesaria, el padre en vez de solucionar el conflicto lo amplía, el final puede ser el desastre y la pareja no llegue a casarse, pero la cosecha de risas ya están recogidas, el publico gozará con esta actuación.

 

Sigue el monólogo, cada vez más patético y cuando empezamos a tener lástima por el conferenciante nos lanza a la siguiente obra: El oso. Maravillosa, con un arranque melodramático que da paso a un encontronazo dramático y termina con un fin de fiesta donde el amor triunfa a pesar de todo, interpretación excelente de todos los actores, espléndida, la viuda Màrcia Cisteró y de nuevo actuación soberbia llena de comicidad de Armand Villén como el teniente. Cuando las risas se acallan, un poco más relajados, volvemos al triste conferenciante y la escena final (creo que es una adaptación libre sobre el texto original).

 

Este Txèkhov in love, nos habla de los diferentes estadios del amor, la necesidad del amor, el deseo del amor y la perdida del amor nunca percibido. Pero con una puesta en escena, que les hará sonreír, pensar y en muchos momentos reir a carcajadas.
Sala Muntaner del 14 de Diciembre al 15 de Enero de 2012
 

Dirección: Manel Dueso
Intérpretes: Màrcia Cisteró, Manel Dueso, Armand Villén

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*