NOCHE DE CIRCO

Pasen y vean. El circo Raluy abre sus puertas. Bajo su carpa, instalada frente al mar de la ciudad de Barcelona, payasos de trajes a rayas y trapecistas equilibrados amenazan con hacernos llorar de risa. Los reyes del entretenimiento ponen en práctica sus habilidades en el terreno del humor o sobre la cuerda floja, haciendo uso de la originalidad y la ocurrencia, convirtiendo su gracia en arte, el de sorprender y hacer reír. Un arte que hace pocos días fue premiado en la misma pista del circo Raluy, en la que fue la entrega de los primeros Premios de Circo de Catalunya. Zirkólika.

 

 

 

 

 

 

 

Blanca Mendiguren Gomila

 

Pasen y vean. El circo Raluy abre sus puertas. Bajo su carpa, instalada frente al mar de la ciudad de Barcelona, payasos de trajes a rayas y trapecistas equilibrados amenazan con hacernos llorar de risa. Los reyes del entretenimiento ponen en práctica sus habilidades en el terreno del humor o sobre la cuerda floja, haciendo uso de la originalidad y la ocurrencia, convirtiendo su gracia en arte, el de sorprender y hacer reír. Un arte que hace pocos días fue premiado en la misma pista del circo Raluy, en la que fue la entrega de los primeros Premios de Circo de Catalunya. Zirkólika.  Espectáculo, galardones para más de cuarenta artistas nominados y cena navideña. Pack completo de diversión, con ovaciones, aplausos y carcajadas incluidas.

Los Castellers de La Sagrada Familia fueron los encargados de inaugurar la velada, erigiendo un gran castillo humano cercado por la muralla de un público asombrado. La celebración también contó con una buena dosis de interpretación. Hubo tiempo para las acrobacias, las piruetas y los saltos mortales, y el teatro mudo. Mientras unos demostraban su flexibilidad, otros su habilidad para hacer música sin un sólo instrumento. Puro espectáculo durante más de una hora, un aperitivo antes del plato fuerte: la entrega de premios.

Uno por uno, o de grupo en grupo, los artistas condecorados fueron pasando por la pista para recoger su trofeo. El montaje Plecs fue galardonado con el Premio al mejor Espectáculo de Circo de Sala. Chez Leandre fue premiado como el Mejor Montaje de Circo de Calle, Rococó Bananas como Mejor Espectáculo de Circo Cómico y Merci Bien como Mejor Espectáculo de Circo Familiar. Adrián Schavarzstein fue nombrado Mejor Director y Baró d’Evel se llevó el premio a la Mejor Músia Original. Malabars de rebot se impuso en la categoría de Mejor Número de Circo y Devoris Causa en la de Mejor Puesta en Escena. La payasa Pepa Plana fue quién recibió el premio estrella de la noche, el Premio de la Gala, a voluntad de los votos del público asistente. El Premio Especial del Jurado, como ya se había hecho público en noviembre, fue para el Circo Raluy, anfitrión de la velada. El galardón a la Mejor Iniciativa para la Proyección del Circo en Catalunya para el Ateneu Popular de 9 Barris, y el destinado a la Mejor Compañía Novel para la Cía Daraomai.

Galardones, agradecimientos y aplausos para los que regalan ilusión a pequeños y no tan pequeños. Y para redondear la velada, un aperitivo a pie de carpa. Risueño el espíritu, contento el estómago y una nueva sensación en el cuerpo. Ganas de volver al circo.


 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*