“SE RECORTAN LAS AYUDAS A LAS ESCUELAS PÚBLICAS, PERO SE MANTIENEN A LAS PRIVADAS Y CONCERTADAS”, PERE LIRÓN URQUIJO

En tiempos de crisis, la Generalitat de Catalunya decide hacer tijeretazos en materia de educación. Ya ha anunciado que recortará 2000 plazas en las próximas oposiciones a profesor de secundaria, lo que supone un duro golpe para los aspirantes a maestro. Disminuyen las esperanzas y aumenta la competencia. Además, no se trata de la única medida que planea emprender el Gobierno catalán. Pere Lirón, profesor y delegado sindical de CGT, nos lo explica.

 

 

 

Texto: Blanca Mendiguren Gomila Fotos: Francesc Sans

 

En tiempos de crisis, la Generalitat de Catalunya decide hacer tijeretazos en materia de educación. Ya ha anunciado que recortará 2000 plazas en las próximas oposiciones a profesor de secundaria, lo que supone un duro golpe para los aspirantes a maestro. Disminuyen las esperanzas y aumenta la competencia. Además, no se trata de la única medida que planea emprender el Gobierno catalán. Pere Lirón, profesor y delegado sindical de CGT, nos lo explica.

 

¿Puede explicarnos a grandes rasgos en qué consisten los recortes?

La reducción de las dotaciones para gastos de funcionamiento (luz, agua, material…) en los centros está entre el 25% y el 35%. Además, están haciendo un recorte del profesorado, reducen la plantilla. La ley LOE establece un número máximo de alumnos por aula. Veinticinco para la educación primaria y treinta para la secundaria. En el caso de que vengan más niños durante el curso (de la inmigración y demás), lo que se llama la matrícula viva, se acepta hasta un 10% más de alumnos por grupo. En la educación primaria, equivaldría a dos alumnos más. Un grupo podría estar, a final de curso, con 27 alumnos. Y en secundaria, hasta 33. Ponen tres aquí, tres allá y tres en otro grupo, en vez de hacer un grupo con todos los nuevos. Bien, pues lo que está pasando desde hace unos años es que se empieza el curso en Septiembre ya con 27 alumnos.

 

Además, ahora en P3 o P4 lo que también hacen es que si tienen 35 niños, en vez de distribuirlos en dos grupos, forman uno solo que desdoblan en dos para hacer las asignaturas, de manera que la clase tiene un solo tutor en vez de dos. Ahorro de profesores.

 

En todos los cursos, por cada grupo de alumnos ha de haber más de un profesor (gimnasia, música…), entre dos y tres. Sin embargo, están aumentando el número de alumnos del centro pero no el de profesores. Los recortes van en este sentido. La matrícula se incrementará el próximo curso en 12.000 alumnos.

 

Lo qué comporta más trabajo para los profesores…

Sí, y que además los alumnos no estén igualmente atendidos. Lo que hacen es quitar calidad. Esto pasa sobre todo en los grupos bajos (P3, P4…), pero claro, es un problema que empieza por abajo pero que poco a poco va subiendo.

 

No los puedes atender por igual. No es una atención tan personalizada. A los alumnos les cuesta más seguir el ritmo. Las dificultades son mayores. Además está el tema de la atención individualizada para los alumnos que tienen una dificultad especial, que también se ve afectada. Debería haber un profesor cada cuatro alumnos con problemas, para hacerles un refuerzo mientras los otros dan la clase normal. No obstante, este trato a la diversidad será el primero que se verá afectado al reducir el número de profesores.

 

¿Qué otras consecuencias suponen los recortes?

Una diferencia aún mayor entre el alumnado con poder adquisitivo y el que no lo tiene. Y a la larga, debido a la falta de una educación personalizada, aumentará el fracaso escolar, que supondrá un incremento de personas en una situación precaria, desempleo y demás. Habrá alumnos que, como no tendrán la formación suficiente, no tendrán posibilidades de acceder a trabajos que requieran una cierta cualificación.

 

¿Podría decirse que son medidas para intentar frenar la crisis de forma inmediata, pero que suponen “pan para hoy y hambre para mañana”?

Sí. Es profundizar en la fractura social. Una herramienta que tendría que servir para salir de la crisis como es la educación no se está utilizando como tal. Una educación en condiciones sería una salida para todo esto. Es una visión muy limitada la de centrarse en hacer cuadrar los presupuestos y de reproducción de la estructura social.

 

 

En las escuelas privadas y concertadas no hay ningún recorte. Los conciertos educativos se mantienen. Incluso el año pasado, en plena crisis, se incrementaron un 0,3% las ayudas a las privadas y concertadas, mientras que a la pública se las quitaban. Todas estas reducciones sólo afectan a las públicas. Reducen las dotaciones y hacen recortes de profesorado en los centros públicos, manteniendo las ayudas a los privados y concertados (que también cuentan con las cuotas de los padres).

 

do esto lo que supone es que los alumnos que más sufrirán esta situación serán los que vayan  a la pública, sobre todo los inmigrantes. Significará una segmentación de la escolarización. Por un lado estarán las escuelas privadas y concertadas que escolarizarán al alumnado con más poder adquisitivo, y entre el alumnado de situación económica más baja el rendimiento académico bajará. Los resultados académicos están vinculados al nivel socioeconómico de la familia. Lo que esperan las autoridades es que el resultado de los alumnos de extracción socioeconómica más alta suba. Así podrán presentar un informe con los resultados: “España sube en cualificaciones”, pero a cambio de que aumente la diferencia.

 

Entonces, se ayuda claramente a las escuelas privadas y concertadas, mientras que se ataca a la pública…

En el caso de Italia, antes de la última reforma de la Constitución, los conciertos educativos estaban prohibidos. Aquí en España, estos conciertos son presión de la Iglesia católica. Teóricamente no hay beneficio económico… “Teóricamente”. Las cuotas en los colegios concertados se supone que son voluntarias pero en la práctica… Son voluntarias según la ley, pero les han dado carta blanca.

 

Por eso son tan injustas estas medidas. Al final resulta que la gente que tiene un cierto poder adquisitivo ya no tiene acceso a la pública, aunque quiera. Entonces, en la pública se concentra todo el alumnado que no tiene posibilidades económicas de entrar en la privada. Prácticamente todas las escuelas son concertadas, excepto las que quieren mantener el estatus de privadas.

 

Se convierte en un negocio y en una élite…

Sí. Es muy injusto. La solución sería escuela pública para todos. Estoy de acuerdo en que los ricos tengan derecho a la enseñanza gratuita, pero la enseñanza gratuita ha de ser la enseñanza pública, lo que no puede ser es que tengan derecho a escoger el tipo de educación que quieren.

 

Teniendo en cuenta la situación actual, ¿cuál sería la preocupación más inmediata para ustedes, los profesores?

Como profesor y desde CGT, nos preocupa cómo será la organización de los centros. Las condiciones laborales serán más duras. La estructura de los centros educativos será jerarquizada. Hasta ahora era una organización democrática en la que todo el profesorado podía participar (para escoger el director, etc.), pero ahora ya no. Antes el claustro tenía muchas competencias y ahora se las han dado todas al director. Han hecho un sistema totalmente piramidal, lo que diga el director no se puede discutir, ni siquiera se pueden hacer propuestas para mejorar.

 

Así pues, han seguido, en la escuela pública, la estructura de la privada. ¿Hay intenciones de convertir la pública en privada?

Fue una de las intenciones de Maragall. El centro público podía ser gestionado por entidades privadas sin ánimo de lucro. Eso ya no es así, pero ahora han introducido algunas medidas por otras vías.

 

En cuanto a otras medidas, ¿qué me dice del fracaso de la semana blanca?

Es un fracaso anunciado. Estaban impulsando una ley que tenía muchas quejas por parte del profesorado y de los padres. Los políticos dijeron: “Vamos a hacer una medida”. Ernest Maragall, cuando estaban discutiendo esto, se fue a hacer unas jornadas con algunos empresarios de las pistas de esquí e hizo una serie de números. Con la introducción de las vacaciones de semana blanca pensó que aumentarían las visitas a las pistas de esquí, hecho que beneficiaría a los empresarios. Ellos, evidentemente, le animaron a sacar el proyecto hacia adelante.

 

Además, no en todos los colegios ha empezado el mismo día, supongo que por la misma lógica de las pistas de esquí. Para asegurar que haya más asistencia y más escalonada. Jordi Pujol dijo una vez: “Si las empresas van bien, Catalunya va bien”. Eso lo resume todo. ¿Que van mal las empresas de esquí? Pues les enviamos alumnos y ya está…

 

¿Qué opina de cómo está estructurado el calendario escolar?

Es muy irracional porque se basa en las fiestas religiosas. Y como éstas vienen de la luna, el calendario cada año cambia. Este año, por ejemplo, el segundo trimestre es muy largo (desde el día de reyes hasta Semana Santa). En cambio, el tercero es un mes y se acabó. Es muy irracional. Se ha de racionalizar el calendario, siempre lo hemos dicho. Hacer como en Francia, que es laico. Las fiestas son cuando tocan y cada año igual. En España no se quieren enfrentar a este problema. Es una lacra.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*