LO ÚLTIMO EN TELEFONÍA EN EL GSMA MOBILE WORLD CONGRESS

La Plaza España ya indicaba que se estaba celebrando algún acontecimiento importante en el recinto de la Fira de Barcelona. Hombres de negocios, trajeados con maletín en mano, iban llegando ininterrumpidamente al punto de encuentro. El motivo, asistir al GSMA Mobile World Congress para conocer las últimas novedades en telefonía móvil, sellar acuerdos empresariales e iniciar procesos de compra-venta.

 

 

 

 

 Rexto:Blanca Mendiguren Gomila Fotos: Guillem Sans

 

La Plaza España ya indicaba que se estaba celebrando algún acontecimiento importante en el recinto de la Fira de Barcelona. Hombres de negocios, trajeados con maletín en mano, iban llegando ininterrumpidamente al punto de encuentro. El motivo, asistir al GSMA Mobile World Congress para conocer las últimas novedades en telefonía móvil, sellar acuerdos empresariales e iniciar procesos de compra-venta. Una convención que ha conseguido atraer a más de 50.000 personas de todo el mundo entre el 14 y el 17 de Febrero, y que la economía catalana ha agradecido enormemente. Motorola, Konka, Symena, Tellabs, Ceragon, TomTom. Cerca de 1400 compañías reunidas en los diversos recintos dispuestos por la Fira con sus respectivos stands atendían las dudas, recomendaban las mejores ofertas e intentaban que sus productos destacaran sobre el resto.

Una auténtica ciudad del móvil. No hay nada que no pudiera encontrarse allí. Desde los modelos más avanzados hasta los más lujosos y extraños. Móviles en rosa fucsia con pequeños brillantes incrustados, ideados para las mujeres más glamurosas. Otros vestidos en madera, para los amantes de la elegancia. O con carcasas a prueba de agua, la solución para los despistados. Tampoco faltaban las últimas versiones de los archiconocidos iPhone y HTC o algunos ejemplares de E-books, así como novedades tan esperadas como extravagantes como el móvil 3D. Un LG optimus 3D, capaz de grabar y reproducir películas en tres dimensiones, preparadas para ser vistas sin necesidad de gafas especiales. O una Blackberry 3D, móvil en formato tableta pensado para ser conectado a una pantalla en la que ver películas, esta vez sí, con gafas.

Móviles y más móviles, pero también accesorios. Fundas de colores, auriculares de todo tipo y aplicaciones curiosas. Entre ellas, BeeWi, sistema pensado para iPhone y Blackberry que permite controlar coches y helicópteros teledirigidos a través del móvil. O la ICarte, un dispositivo que, conectado al teléfono, permite realizar compras con VISA a través de internet. Definitivamente, el mundo de la telefonía móvil es uno de los que más ha progresado. Ya no nos limitamos a llamar o enviar mensajes. Ahora, nuestro móvil es también nuestra cámara de fotos, nuestra televisión y nuestro ordenador de bolsillo. No sólo cubre una necesidad, también se ha convertido en una fuente de diversión. Veremos cómo evoluciona en los próximos años. Aún queda mucho por descubrir.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*