MAGIA Y ESPIRITUALIDAD ANTES DE NAVIDAD

 

Hay quien cree que llevamos nuestro futuro escrito en la palma de la mano, y quien afirma saber leer cada una de esas líneas de porvenir. La videncia, la magia y la sabiduría de las ciencias ocultas son para muchos una realidad incuestionable. Por eso, la ciudad de Barcelona acogió este fin de semana la XXVI Feria Espiritual Paracientífica y de Terapias Alternativas Magic 2010, un encuentro místico que contó con la presencia de cincuenta expertos

 

 

 

Texto: Blanca Mendiguren Gomila Fotos Francesc Sans

 

Hay quien cree que llevamos nuestro futuro escrito en la palma de la mano, y quien afirma saber leer cada una de esas líneas de porvenir. La videncia, la magia y la sabiduría de las ciencias ocultas son para muchos una realidad incuestionable. Por eso, la ciudad de Barcelona acogió este fin de semana la XXVI Feria Espiritual Paracientífica y de Terapias Alternativas Magic 2010, un encuentro místico que contó con la presencia de cincuenta expertos protagonistas de todo tipo de conferencias y talleres terapéuticos, además de la de quinientos profesionales de las artes de la adivinación al servicio de los asistentes. Entre los cerca de doscientos stands de consultas, exposición y venta de productos destacaba uno en concreto, el de la Profesora Rosana. Autora de diversos libros y propietaria del Centro Esotérico que recibe su nombre, ha sido la patrocinadora del Magic 2010 desde hace diecisiete años, los mismos que lleva haciendo videncias.

 

Péndulos de cuarzo blanco, amuletos de la buena suerte, cartas astrales y cristales energéticos aquí y allá. Revistas sobre el otro mundo, juegos de runas, y ángeles de cerámica blanca y manos entrelazadas.  ¿Mal de amores? Piedras de la atracción. ¿Problemas económicos? El velón de la riqueza de Don Juan de la buena suerte. ¿Centro de todas las críticas? Cono aromático contra la envidia y el mal de ojo. Remedios mágicos de toda clase, para todos los gustos, preocupaciones y deseos observaban a los visitantes desde sus estanterías, deseosos de ser los elegidos para mejorar sus vidas. También las figuras que viven en las cartas del tarot miraban con curiosidad a quienes tenían delante, divertidas por revelarles su futuro. Eran muchos los asistentes que se atrevían a consultar el oráculo, a saber lo que les deparará el mañana o a obtener respuestas relacionadas con sus seres queridos. Otros preferían hacerse un chequeo de columna vertebral o un ecolavado mágico, equivalente a un peeling natural sin dolor capaz de eliminar la suciedad y debilitar la raíz del vello. Y también los había que preferían invertir su visita a la feria en informarse sobre terapias regresivas, el baño de florecimiento, los viajes astrales o las ciencias antiguas. De una manera o de otra, todos aprovecharon para introducirse en el mundo del esoterismo, en el que fue un evento multitudinario. Un fin de semana de misticismo, creencias y muchas sorpresas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*