“LA CRISIS SE ACABA YA, LO QUE EMPIEZA AHORA ES LA POBREZA”

altCada viernes a las once, aprovechando la hora del almuerzo, algunos de los trabajadores de los Ministerios de Empleo y Seguridad Social, y de la Oficina de Extranjería se

 

 

 

Texto: Andres Aznar Siguan Fotos: Francesc Sans

Cada viernes a las once, aprovechando la hora del almuerzo, algunos de los trabajadores de los Ministerios de Empleo y Seguridad Social, y de la Oficina de Extranjería se reúnen en la calle María Claret para realizar una breve protesta.

 

alt

 

Ellos son algunos de los muchos trabajadores del Estado que se ven afectados por unos recortes que precarizan sus condiciones laborales y afectan al servicio que se ofrece. Hablamos con Sergio Argibay, empleado en el Ministerio de Trabajo, que nos explica cuál es la situación.

 

¿Cuáles son las funciones que desarrolláis?

 

Desde el Ministerio de Trabajo se realizan diferentes tareas, sobretodo controlar aspectos relacionados con la filiación a la seguridad social, las garantías de higiene, la contratación… Los inspectores y subinspectores se encargan de comprobar que se cotice y que se haga en el grupo correcto, las normas de higiene, el tipo de contrato, las medidas de seguridad etc. Yo hago de informático, aunque sin plaza, estoy como administrativo.

 

Aunque se hable poco de él, el fraude fiscal que ha generado cierto debate ¿Qué pasa con el fraude laboral, tenéis problemas para luchar contra él?

 

Los inspectores cada vez son menos, cada vez hay menos personal administrativo y llega un momento en que no abarcas. Normalmente se atiende a denuncias pero, también se realizan campañas de inspección que normalmente van por sectores.

En algunas de ellas incluso hay que ir con la policía. Porque hay evasiones y obstrucciones. Es complicado. El trabajador debería denunciar con más frecuencia. Lo que pasa que es un arma de doble filo porque puedes quedarte sin trabajo.

 

Si los empresarios se dieran cuenta de que como los pillen les meten un palo. Aunque también su situación es difícil porque tener un trabajador asegurado, y además ahora con la subida del IVA, te obliga a pagar una pasta. Pero es que si hay algún tipo de accidente, si un trabajador tiene un accidente grave y muere o queda malherido, más allá de la desgracia, el empresario se arruina.

 

Entonces, por lo que a vosotros se refiere, ¿el problema es que falta gente?

 

, ya antes de la crisis era un problema. Nosotros ahora estamos divididos entre Generalitat y Estado, 55% -45%. Tanto los inspectores como el personal administrativo pero a ambos lados es igual. No se cubren las jubilaciones por ejemplo. La ratio que tenemos en Barcelona es de un administrativo por cinco o seis inspectores. Eso afecta al trabajo y se nos acumulan los expedientes. Hay provincias en las que los expedientes tienen incluso nombre.

 

Tampoco se ofertan plazas.. Aquí nos han congelado todos los partidos que han pasado por el gobierno, tanto PSOE como PP. Con el sueldo congelado llevamos la tira. Ahora nos han quitado un 5% y la paga de navidad. Pero es que además si calculas cuanto han subido cosas como el agua o el gas pues resulta que el recorte es mayor. El poder adquisitivo se te ve mermando.

También se rumorea que cuando haya rescate va a haber entre un 10% y un 25% de bajada de sueldo como en Grecia.

 

¿Cómo afectan los recortes al trabajo?

 

Por lo que respecta al material, no hay ni papel higiénico. A nivel informático tenemos ordenadores de siete u ocho años de antigüedad a los que no se repara nunca el hardware.

 

Y en cuanto al personal. Dentro de la administración hay que diferenciar entre el funcionario de carrera, el interino y el laboral. Ahora quedan muy pocos interinos y laborales. A la que vuelvan a meter mano, los que primero van a sufrir son ellos. Eso está claro y en este caso creo que van a sufrir más los funcionarios de las Comunidades Autónomas que los del Estado porque en ellas hay más interinos. Más tarde, tampoco veo descabellado que toquen a los que han opositado.

 

En general, la gente está muy quemada. No se llega a fin de mes. Yo no puedo apuntar a mi hija al comedor de la escuela y además a inglés. El descontento está generalizado. Como dicen, la crisis se acaba ya, lo que empieza ahora es la pobreza.

Aunque hay diferencias entre inspectores y el resto pues los sueldos de ellos no son comparables. Además están obligados a venir poco por aquí.  A ellos les afectan más bien las elecciones porque muchos son cargos políticos.. Ahora bien, el día que ellos pataleen seguro que consiguen algo. Si ellos paran… no se pueden hacer inspecciones.

 

¿Qué pasa con el tópico de que los funcionaros no arriman el hombro?

 

Es cierto que yo he visto a gente que ha venido a la administración a pasar el rato, a tener hijos, y que le echan mucho morro. Pero es que la mayoría nos tomamos en serio nuestro trabajo. En este sentido, a no me parecería mal que hubiera más control en la administración porque el que le echa morro le echa mucho morro. Pero son casos contadísimos. Ahora mismo, con los que somos y tal como está la cosa o trabajamos todos o no sale el trabajo.

 

alt

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*