BASTA DE LLORAR

El recinto ferial de Plaza España acoge la segunda edición de este encuentro destinado a asesorar en financiación, ventas, marketing u optimización de recursos alt

 

 

 

Texto: Flor Ragucci  Fotos: Francesc Sans

Abrir el periódico, encender la tele o charlar con cualquiera en la barra de un bar puede empujarnos directamente al abatimiento del sofá, o bien lanzarnos a la búsqueda de nuevos caminos. Hoy vamos a coger aire y decantarnos por la segunda opción, impulsados por el evento de Bizbarcelona, que por dos días ofrece a emprendedores y pymes gran variedad de herramientas para sacar adelante sus proyectos.

 

alt

 

El recinto ferial de Plaza España acoge la segunda edición de este encuentro destinado a asesorar en financiación, ventas, marketing u optimización de recursos a quienes tienen intención de abrir un negocio o no saben cómo desarrollarlo en estos tiempos desfavorables. ¿Desfavorables? Depende de hasta dónde nos llegue la mirada. Siempre existe alguna pincelada más clara en medio de un lienzo aparentemente negro. Siempre existen casos como el de Nubelo.com, una plataforma que ha sabido detectar una necesidad provocada por la difícil coyuntura actual y transformarla en su fuente de riqueza. En un momento en el que la tasa del paro supera el 24 %, son muchos los trabajadores que, voluntariamente o no, se han volcado a la actividad por cuenta propia y ahora se ven en la ardua misión de buscarse la vida solos. Ante la problemática de los freelance, un grupo de jóvenes emprendedores han desarrollado este proyecto que se encarga de conectar a profesionales de diferentes áreas (programación de páginas web, diseño gráfico, redacción, traducción o marketing) con empresas interesadas en sus servicios. “Estamos hace noventa días en el mercado y ya tenemos 7 mil autónomos apuntados” nos cuenta, eufórico, Pol Fisas, comercial de Nubelo.com.

 

Por otra parte,Bizbarcelona cuenta con una zona de exposición comercial en la que, además de las empresas con productos y facilidades para pymes, participan franquicias y conceptos de negocio que buscan inversores. Refan, por ejemplo, es una cadena de perfumes y cosmética búlgara que cuenta con 120 tiendas en España y, asegura Kalinka Nedyalkova, su representante, cada día funciona mejor: “¿La crisis? ¡A nosotros nos ha favorecido! Superamos el volumen de ventas con respecto a otros años porque la gente ahora busca la misma calidad pero a menor precio”. El secreto del éxito radica en vender a granel réplicas de las fragancias más conocidas de las grandes marcas de perfumes a clientes de clase media-alta que ya no se pueden permitir el Nº 5 de Channel.

 

El comercial de otra de las franquicias presentes en la Feria, la de los supermercados Día, nos manifiesta, sin embargo, una vivencia muy diferente de la crisis: “Hay mucha menos gente que el año pasado y la que viene es más para ofrecernos servicios que para preguntar por nuestro producto” confiesa Miguel Ángel con preocupación.

 

Más allá de las múltiples experiencias individuales que este certamen nos brinda la posibilidad de conocer, accedemos también a la visión global de una entidad que aglutina a todas las pequeñas y medianas empresas de Catalunya, PIMEC. Esta asociación representa a la patronal de las pymes y ofrece a sus más de 300 socios las facilidades necesarias para llevar a cabo sus negocios. Tiburcio Columé, comercial del Área de Relaciones Empresariales, nos cuenta que en estos momentos una de las principales necesidades de los empresarios es el hacer frente a la elevada morosidad que sufren por parte de los clientes. “Estamos luchando para conseguir un régimen sancionador que obligue a cumplir los plazos de pagos y, a la vez, intentamos que éstos sean cada vez más cortos, así las empresas tienen que acudir menos a los bancos” explica Tiburcio, conciente de la escasa capacidad de crédito que tienen ahora las entidades financieras.

 

Otro de los servicios más solicitados a PIMEC es el del proceso de internacionalización, es decir, la apertura de los negocios locales a nuevos mercados fuera del país. “Ayudamos a los socios a buscar nuevos clientes en el exterior porque aquí dentro o no los hay o no pagan” reconoce el representante de la patronal. Según él, el principal problema al que se enfrentan en la actualidad los pequeños y medianos emprendimientos es la falta de ventas y, por tanto, de margen de beneficio. Este déficit provoca, en muchos casos, la quiebra de las empresas y el desencadenamiento de situaciones personales y económicas de signos dramáticos. “Tenemos un programa para el empresario que lo ha perdido todo. Le ofrecemos apoyo psicológico, formación y, hasta a veces, le llenamos la bolsa de la compra” concluye Tiburcio.

 

Pero ¡cuidado! hemos dicho que no íbamos a llorar y no vamos a hacerlo. Hoy no. Hoy vamos a celebrar los cientos de emprendedores que hacen cola en la puerta de Bizbarcelona para apostar por sus proyectos, así como todas las pequeñas y medianas empresas que se siguen abriendo en nuestro país (según consta en los registros de PIMEC) más allá del desaliento de titulares y charlas de café

 

alt

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*