DÍA DEL TRABAJO Y LA LIBERTAD

alt¡¡Laura llibertat! Así ha comenzado la manifestación del 1 de mayo que, como todos los años, convoca la CGT para reivindicar los derechos de los trabajadores. ¡Laura llibertat!,

 

 

 

 

Texto: Flor Ragucci Fotos: Francesc Sans

¡Laura llibertat! Así ha comenzado la manifestación del 1 de mayo que, como todos los años, convoca la CGT para reivindicar los derechos de los trabajadores. ¡Laura llibertat!, y no las habituales consignas de lucha obrera, ha sido el lema que ha encabezado hoy el encuentro.

 

alt

 

Porque, si bien la reforma laboral y los recortes presupuestarios del gobierno son motivos más que suficientes para salir a la calle, en esta ocasión un nuevo y ¿sorpresivo? acontecimiento ha ganado el protagonismo de la protesta. Laura Gómez, Secretaria de Organización de la CGT-Barcelona, el 25 de abril fue encarcelada sin fianza con los cargos de incendio, coacciones, desorden público y delito contra los derechos fundamentales por haber quemado una caja en un acto simbólico frente a La Bolsa durante la huelga general del 29M.

 

Desde la CGT consideran que el decreto de prisión ha sido fruto de presiones políticas recibidas por el juzgado y la fiscalía, ya que resulta incomprensible que Laura, una persona sin antecedentes penales, con trabajo fijo y una hija que vive con ella, sea acusada de riesgo de fuga y reincidencia antes, incluso, de ser juzgada y condenada.“El ministro de Justicia ha reconocido que para retener en la cárcel a Laura −y a Dani e Isma, ciudadanos barceloneses encarcelados desde la mañana del 29M, acusados de hechos acaecidos por la tarde− había sido necesario “forzar el ordenamiento jurídico”. Y forzar esas cosas consiste en privarlas de su sentido. Consiste en volver a estéticas de la detención propias de décadas anteriores”según palabras de Guillem Martínez, leídas esta mañana por el Secretario General de la CGT-Barcelona, Ángel González, frente al Palau de la Generalitat. En el discurso se apelaba a la sensibilidad colectiva con un mensaje cargado de fuerza y emoción: “Defiende la fragilidad de Laura. Defiende la tuya. La libertad de Laura es la tuya. Lucha por ambas. Lucha contra la violencia sobre la fragilidad”.

 

Las 3 mil personas que, según fuentes de la organización, en ese momento llenaban la Plaza Sant Jaume se han hecho eco en forma unánime de las palabras lanzadas desde el pequeño escenario con un fuerte “¡Laura llibertat!” al que ha seguido un giro inmediato hacia las puertas del Palau para proclamar: “¡Los violentos están ahí adentro!”.

 

La manifestación ha continuado luego hasta las Ramblas, donde las pancartas reivindicativas han sorprendido a los guiris que saboreaban su paella con sangría en las terrazas. Conchita, trabajadora de banca, observa la escena y reflexiona: “Mucha gente piensa que esto no sirve para nada pero si no salimos ahora, que están recortando todos nuestros derechos ¿cuándo?”. La mujer, de unos cuarenta años, ha expresado también su preocupación por el escaso compromiso de los jóvenes en la lucha política: “¡Llevamos tres generaciones esperando a que reaccionen! Están decepcionados, se agotan pronto. Nosotros, en cambio, somos inquebrantables”. Hay que decir que, al menos en lo que a esta manifestación se refiere, la percepción de Conchita es acertada: cerca del 80 por ciento de los asistentes supera la treintena. Sin embargo, los pocos jóvenes que han participado, lo han hecho con convicciones sólidas. Así lo han demostrado, al menos, Andreu (estudiante de ingeniería, 21 años) y su grupo de amigos que afirman “no estar dispuestos a permitir que se sigan traspasando los límites de la dignidad humana”.

 

El sol del mediodía ilumina de lleno la marcha por Paseo Colón hasta el edificio de Correos, donde un improvisado escenario se ha montado sobre las escaleras para que la familia de Laura Gómez pueda dirigir unas palabras al público. Primero, su hermana ha leído un texto que Laura le transmitió desde la prisión, en el que dice que se encuentra bien y que agradece profundamente todas las acciones que se están llevando a cabo para demandar su libertad. “Penso que ara més que mai hem d’estar units i hem de continuar lluitant. No ens hem d’aturar. No podem tenir por. Molt aviat sortiré d’aquesta presó i tornaré a estar entre tots vosaltres, al carrer, lluitant per la revolució social”ha concluido, emotivamente, el comunicado.

 

Luego ha hablado su hija, también sensibilizada ante el apoyo recibido por parte de la gente. “Siempre me he preguntado por qué mi madre pasa tanto tiempo con vosotros. Ahora lo entiendo: ¡porque sois excelentes personas!”  ha podido expresar entre lágrimas. Ya por último, la madre de Laura ha tomado la palabra y ha exigido justicia, ante la ovación de los asistentes: “Se han equivocado y lo pagarán. No van a hacer de ella una mártir”.

 

El Secretario General Estatal de la CGT, Jacinto Ceacero, también se ha hecho presente en el acto con el objetivo de “transmitirle a Laura un abrazo cálido y libertario de toda la organización”. En su discurso, ha recalcado la intención de no ceder ante la represión: “Vamos a seguir defendiendo con energía nuestros derechos y libertades. Vamos a salir a la calle para denunciar las mentiras del Estado y del Gobierno” y aseguró que “se están preparando nuevas manifestaciones” y que “no se descarta la convocatoria de otra huelga general”.

 

La concentración ha llegado a su fin a las 13.30 horas con la intervención de Javier Zapata, afiliado de CGT- Barcelona, quien ha procurado disipar entre la gente todo posible temor a represalias: “Quieren eliminar cualquier forma de resistencia pero el miedo no nos va a callar”. Luego, dirigiendo el discurso hacia las autoridades políticas y policiales, ha declarado: “Son ustedes los que tienen miedo. No nosotros. ¡No hay más que ver las capuchas y los pañuelos con los que ocultan a sus provocadores! Eso es miedo, al pueblo, a la verdad”.

 

En paralelo a la manifestación de la CGT, a las 12 del mediodía ha partido otra,  la convocada por los sindicatos de CC.OO. y UGT bajo el lema Trabajo, derechos y dignidad. Se lo quieren cargar todo. En esta protesta unas 100.000 personas, según los organizadores, y 15.000, según los Mossos d’Esquadra, han recorrido las calles desde la confluencia de Passeig de Gràcia y Ronda Sant Pere hasta la avenida de la Catedral.

 

Ambas se han desarrollado en un ambiente pacífico y sin incidentes por lo que los sindicatos han coincidido en calificarlas como un éxito.

 

En el caso concreto de la CGT, Carlos Navarro, Secretario de Prensa, se ha mostrado muy satisfecho “al ver a tanta gente con criterio y que sabe lo que quiere” y ha hecho hincapié en algo que durante la jornada se ha podido verificar una y otra vez: “el grito más oído ha sido el de Laura llibertat.

 

  {morfeo 449}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*