ESTHER VIVAS: “NADIE HA DICHO QUE CAMBIAR EL SISTEMA SERÍA FÁCIL”

 

CatalunyaCaixa ha denunciado a Esther Vivas, cabeza de lista de la candidatura de Anticapitalistas por Barcelona, por la acción que llevó a cabo el pasado 8 de noviembre en la sede central de la entidad. En dicha actuación, aproximadamente 20 personas entraron en el edificio situado en la calle Adolfo Maura de la Ciudad Condal, para protestar por la inyección de dinero público que han recibido bancos y cajas

 

 

 

 

 

Texto: Elena Fernández   Fotos: Francesc Sans

CatalunyaCaixa ha denunciado a Esther Vivas, cabeza de lista de la candidatura de Anticapitalistas por Barcelona, por la acción que llevó a cabo el pasado 8 de noviembre en la sede central de la entidad. En dicha actuación, aproximadamente 20 personas entraron en el edificio situado en la calle Adolfo Maura de la Ciudad Condal, para protestar por la inyección de dinero público que han recibido bancos y cajas. Fue una acción pacífica, que se desarrolló sin incidentes, y que duró apenas 30 minutos. A la salida, los manifestantes fueron identificados por los Mossos d’Esquadra.

 

 

Esther Vivas tuvo que presentarse ayer por la tarde en la comisaría de Plaza España, para declarar como imputada por un delito de violación de domicilio público. Unas 200 personas se desplazaron hasta allí a las 17.30 horas, para dar muestras de apoyo a la candidata. Ésta se dirigió a los presentes y manifestó su rechazo a la imputación, por considerar que es CatalunyaCaixa la que tendría que dar explicación de sus políticas económicas. Según Esther Vivas, es esta empresa “la que cada día viola domicilios con los desahucios”. Posteriormente, a las 18.00 horas, Esther debía declarar ante la policía autonómica, pero se ha acogido al derecho de no hacerlo en comisaría y esperar a encontrarse ante el juez.

 

Anticapitalistas considera la imputación de su cabeza de lista,  en plena campaña electoral, y por una acción reivindicativa política, como un acto represivo inaceptable. Para la candidatura, todo esto es otra muestra de “cómo se hace pagar el coste de la crisis a los más débiles, mientras que sus verdaderos culpables, como los directivos bancarios, quedan impunes, y además han sido rescatados con el dinero de todos y todas”. También consideran que la denuncia de la entidad es una traba más a las candidaturas alternativas, además de las que ya impone el propio sistema electoral, y que responde al intento de impedir la organización política a los movimientos sociales. A pesar de todo, Anticapitalistas anuncia que nada les va a detener.

 

Hace unos días pudimos hablar con Esther Vivas sobre la campaña electoral, y esto fue lo que nos dijo:

 

Háblanos un poco de la candidatura anticapitalista ¿quiénes sois?

 

Anticapitalistas es una candidatura que surge a partir de activistas de movimientos sociales. Además es una candidatura promovida por diferentes organizaciones de la izquierda anticapitalista catalana: por Revolta GlobalEsquerra anticapitalista, y también por las organizaciones de En lluita y Lluita internacionalista. Son, como os decía, personas activistas en movimientos sociales, algunas personas significativas, como Pep Riera que fue el antiguo coordinador de Unió de pagesos, o Manel Márquez  fundador de Kaos en la Red. Por tanto, la candidatura se caracteriza porque está integrada por gente vinculada a luchas y movimientos sociales y que rechazamos la práctica política profesionalizada. Reivindicamos la política como la lucha cotidiana por nuestros derechos, el trabajo que se hace en diferentes movimientos sociales, y en entidades vecinales.

 

Y en ese sentido ¿no había ningún partido por el que os sintierais representados?

 

Bueno, la candidatura está integrada por organizaciones políticas y por partidos de la izquierda radical y alternativa, así como gente a título individual que también participa. Nosotros consideramos que los partidos de la izquierda gestionaria que forman parte de las instituciones, y también del tripartit han demostrado los límites de la izquierda de gobierno. Pensamos que hoy en día la social-democracia se ha acabado adaptando al social-liberalismo, y que las formaciones situadas a su izquierda también  se han adaptado a estas políticas y, por tanto, son gobiernos que se han llamado de izquierdas y en cambio han hecho políticas que han roto con su ideario y con sus bases, llevando a cabo políticas de gestión, políticas neoliberales…

 

¿Como ejemplo, los ecologistas alemanes, cuyo uno de sus líderes acabó como asesor en la OTAN, tras alcanzar el poder?

 

Exacto, ahí se plantean los límites de la izquierda de gobierno, de llamarse ecologistas y de izquierdas, y a la vez querer gobernar

 

Pero vosotros también queréis gobernar ¿no?

 

Bueno, nosotros no pretendemos que las instituciones se puedan cambiar desde dentro. Lo que planteamos es que es necesario un cambio radical de modelo, en el sentido de ir a la raíz de  los problemas: plantear un cambio de sociedad, de política y de políticas económicas. Y esto solo se hace posible desde la movilización en la calle, por lo que hacen falta organizaciones de izquierda que tengan su eje de gravedad, no en las instituciones -como están hoy en día-, sino en la calle y en las luchas sociales.

 

Entonces ¿por qué os presentáis a las elecciones?

 

Porque pensamos que, si hay unas elecciones, hace falta también que haya una voz que plantee una opción alternativa a la izquierda gestionaria. Y a la vez pensamos que, si hay unas instituciones, sería interesante que entren personas que pudieran hacer de voz de las luchas y movimientos sociales.

 

¿Y no es una contradicción que queráis participar del sistema si estáis en contra…?

 

Tú puedes estar en desacuerdo con este sistema, pero hay unas elecciones donde miles de personas van a votar y, si no les planteas una candidatura alternativa, estas personas no tienen ninguna otra a opción que quedarse en casa y llevar a cabo una abstención resignada, o una abstención activa o crítica. Por lo tanto no es contradictorio estar en desacuerdo con el sistema pero cuando hay unas elecciones visualizar una candidatura alternativa. Y no solo eso: si se sacaran diputados, éstos se harían eco de las luchas y movimientos sociales, ya que no hay en las instituciones nadie que represente muchas de las luchas que se llevan a cabo en la calle.

 

Dices que entre vosotros hay activistas de movimientos sociales ¿de alguna forma estáis vinculados al 15M?

 

Nosotros pensamos que no puede haber ninguna candidatura que represente al 15M, porque el 15M es un movimiento muy plural y diverso, donde hay una gran diversidad de opciones políticas e ideológicas, y habrá gente que irá a votar, gente que no, gente que votará en blanco, nulo, opciones alternativas, voto útil, etc, etc…

 

¿Cabe todo el mundo, dentro del 15M?

 

Bueno, el 15M es un movimiento de izquierdas, que rompe con las políticas y la lógica dominante en general, pero dentro de este amplio abanico hay diferentes posiciones, y diferentes posturas. La gente que integra nuestra candidatura es gente que ha estado activa en diferentes movimientos sociales, no solo desde ahora, sino desde hace mucho tiempo. Hay gente que está vinculada a las luchas que se llevan a cabo hoy en día, luchas en defensa del territorio, por la vivienda digna, contra las políticas económicas y sociales actuales. Pero creo que nadie se puede otorgar la representatividad del 15M. Eso es un grave error porque el movimiento se representa a sí mismo, y es muy plural y diverso.

 

 ¿Puedes definir “anticapitalista”?

 

Cuando definimos nuestra candidatura como anticapitalista es porque consideramos que la crisis actual del capitalismo pone de manifiesto los límites del sistema actual, los límites del sistema capitalista. Un sistema que antepone intereses privados y particulares de unas determinadas élites, a las necesidades colectivas de las personas; un sistema que se ha demostrado incompatible para cubrir las necesidades básicas de una parte muy importante de la población. Lo vemos en que hay una crisis alimentaria sin precedentes, miles de personas que mueren de enfermedades curables, miles de personas que no tienen acceso a una vivienda en un país ,como por ejemplo éste, donde hay miles de viviendas vacías… Entonces vemos que el sistema actual es totalmente incapaz de cubrir las necesidades básicas de una gran parte de la población, y a la vez que su lógica productivista choca con los propios límites del planeta tierra. La crisis ecológica es el mejor ejemplo, por tanto cuando vemos la crisis sistémica del capitalismo con sus múltiples facetas de crisis alimentaria, financiera, económica, de curas,  de valores, etc, etc, esto también plantea la necesidad de una alternativa al capitalismo. Creo que hoy es más lógico ser anticapitalista que no no serlo, y los que tendrían que justificarse son los que plantean y defienden las políticas actuales que nos han llevado a la crisis.

 

Entonces ¿qué medidas concretas planteáis?

 

Nosotros pensamos que en el contexto actual se tendrían que plantear unas políticas muy diferentes a las que se están llevando a cabo, porque básicamente se está haciendo pagar el coste de la crisis a la gente de la calle, trabajadores, trabajadoras…

 

Entonces las medidas concretas para salir de la crisis serían, en primer lugar y en términos económicos, llevar a cabo una reforma fiscal progresiva, en el sentido de que quien más tenga, más pague; perseguir el fraude fiscal; acabar con las SICAV, que son estas sociedades que permiten la evasión de impuestos de los multimillonarios del país; y pensamos que estas otras políticas fiscales son posibles. Aquí oímos que para reducir el déficit hace falta llevar a cabo recortes de los servicios públicos, de la sanidad, de la educación, que hace falta precarizar los derechos salariales, congelar las pensiones, cuando, en cambio, se podrían conseguir recursos de otras fuentes, como de estas políticas de reforma fiscal.

 

Dejar de invertir en la industria de la guerra, o dejar de subvencionar una familia real que nadie ha escogido, por tanto hay muchas otras políticas que en términos económicos se podrían hacer. Y más allá de esta cuestión también se tendría que promover la creación de puestos de trabajo, empezando por reducir la jornada laboral manteniendo los salarios, pero creando nueva ocupación, y nuevos puestos de trabajo. También promover nuevos puestos de trabajo en sectores sostenibles, así como invertir en la creación de puestos de trabajo en esos sectores públicos (sanidad y educación) que son cuestiones centrales para cubrir las necesidades de la gente.

 

Además, en un país donde hay miles de viviendas vacías y 175 desahucios al día lo que hace falta sería llevar a cabo un banco público de vivienda social y hacer factible la vivienda a la gente y no utilizar la vivienda para especular y que las entidades financieras hagan negocio a costa de hipotecar familias enteras.

 

Pero lo que estás diciendo también se dice desde Iniciativa Verds, por ejemplo…

 

Una cosa es lo que diga ICV, y otra es lo que haga. Porque cuando vemos las políticas que han llevado a cabo desde el tripartit creo que tienen poco a ver con unas políticas donde se haya tenido en cuenta el territorio. Estando ICV en el gobierno se han llevado a cabo grandes infraestructuras en el territorio como el cuarto cinturón,  el Túnel de Bracons… Estando en el gobierno se ha seguido promoviendo la agricultura transgénica. El problema es que uno no se puede llamar de izquierdas, y a la vez formar parte de un gobierno que gestiona las migajas que deja el sistema, los pocos espacios que deja el sistema. Además, más allá de las demandas programáticas, hay toda una cuestión que tiene que ver con la práctica política: pensamos que hay que rechazar la práctica política generalizada, y llevar a cabo una práctica política que no permita la acumulación de cargos públicos, que aporte un límite a los mandatos y al salario que cobran los políticos, que debería corresponder a un salario medio interprofesional.

 

¿No crees que el poder corrompe? Es decir, si obtenéis diputados pasaréis a formar parte de esa clase política ¿puedes garantizar que renunciaríais a los privilegios?

 

Está claro que el poder corrompe, y nadie es inmune a ese poder y a la corrupción, a la profesionalización y a la burocratización. Por eso es muy importante crear mecanismos de control de los cargos electos, y que su práctica política sea valorada por la propia gente que les ha dado apoyo, y por la gente de la calle. Lo que no puede ser es que hoy en día haya una práctica profesionalizada al margen del control de la sociedad. Y hoy básicamente lo que nos encontramos es que se nos pide opinión una vez cada cuatro años y, más allá de esto, la única forma de incidir es a través de la lucha y de la movilización en la calle. Por eso decimos que es tan importante el control de los cargos públicos. Que la limitación del mandato, y la adaptación del salario al salario medio interprofesional, sea una cosa regulada por ley, cosa que hoy no sucede.

 

A propósito de que se nos pida opinión cada cuatro años, qué opinión te merece lo que ha pasado en Grecia

 

Grecia es el máximo exponente de cómo hoy se ha construido una Europa al servicio de los intereses del capital, de los intereses de los lobbies empresariales, y es el claro ejemplo de cómo la posición de la Unión Europea (UE) y la unión monetaria, básicamente ha servido para supeditar las economías periféricas y estamos viendo como el plan de rescate aplicado a Grecia, básicamente sirve para rescatar a la banca europea, a la banca alemana, a la banca francesa, y no sirve para rescatar al pueblo griego, que hoy vemos que está sufriendo las consecuencias de estas políticas de recortes y estas políticas de plan de  rescate que han generado recortes en los servicios públicos, precarización de los derechos laborales, etc…

 

Y en concreto, un pequeño análisis de la cuestión del intento de referéndum propuesto por el primer ministro griego…

 

La propuesta de referéndum evidencia que el pueblo griego fue capaz de poner contra las cuerdas a Papandreu y que éste, fruto de la situación de deslegitimación del gobierno, estuvo dispuesto a convocar un referéndum. Esto es el resultado de la movilización y el desafío a l’stablishment por parte de los trabajadores y el pueblo de Grecia, pero por otro lado no tenemos que olvidar que el referéndum se quiso llevar a cabo cuando ya se habían aplicado la mayor parte de recortes que han tenido un coste social y económico muy importante para amplios sectores sociales en Grecia. El referéndum se tendría que haber hecho desde el primer día y, en todo caso, cuando Papandreu planteó el referéndum lo hizo como una cuestión táctica para legitimarse en un contexto en el cual estaba totalmente deslegitimado. Papandreu convocó un referéndum cuando la oposición, cuando los movimientos sociales, y la gente que lucha en la calle le pidiron unas elecciones anticipadas; sabía que si celebraba elecciones anticipadas perdería, por eso planteó un referéndum, para intentar ganar y legitimarse, por tanto pienso que fue una maniobra para perpetuarse en el poder. Debemos recordar que Papandreu procede de una saga de poder que ya viene de su padre, y no lo iba a ceder fácilmente. Evidentemente, lo más importante es preguntar al pueblo, pero desde el principio, no por tácticas electoralistas.

 

Por otro lado, cuando la UE se pone nerviosa ante este planteamiento es porque lo que se está defendiendo con este rescate es el sistema bancario y financiero francés y alemán, que es con quien tiene la deuda Grecia.

 

El hecho es que un estado pequeño como Grecia está haciendo tambalear a la UE. ¿Esto significa que la base ya era débil, que la fortaleza de la UE es una farsa?

 

La UE se ha construido básicamente con criterios mercantiles y empresariales para beneficiar a las élites económicas de la Unión, sin tener en cuenta los derechos sociales.

 

Y vosotros,  desde la candidatura anticapitalista, ¿estáis por la UE?

 

Nosotros lo que defendemos es que no estamos por esta UE. Que esta UE, tal y como se ha construido (una Europa al servicio del capital y de la guerra) no beneficia a los derechos de los trabajadores. La unión monetaria ha servido, básicamente, como mecanismo de control de supeditación de las economías periféricas. En este contexto de crisis se ve claramente que la unión monetaria supedita, y lo que busca es el control de estas economías periféricas para beneficiar sobre todo a los países centroeuropeos, a su banca y a su sistema financiero. Por tanto nosotros estamos en contra de esta Unión Europea. Lo que se tendría es que construir otra unión Europea que se basara en los derechos de los pueblos, en una solidaridad internacionalista…

 

Ni tan solo los propios líderes europeos creen en la Unión Europea. Hace poco Sarkozy declaró que no tendrían que haber admitido a Grecia…

 

Ellos creen en una UE que les de importantes beneficios y réditos económicos a sus élites políticas y económicas. Porque los vínculos entre aquellos que están al frente de las instituciones, y aquellos que están al frente de las empresas, son muy estrechos, y la dinámica de puertas giratorias de los que hoy están en la empresa privada y mañana en las instituciones, y viceversa, es una constante en nuestra casa y en otros países. Entonces, cuando construyen la UE, lo hacen buscando unos criterios que básicamente les benefician a ellos.

 

Desde que se ha instaurado el bipartidismo, se van alternando los mandatos de PSOE y PP. No sería mejor que todos estos pequeños partidos de izquierda buscaseis una alternativa ya existente y con cierto poder como voto útil para acabar con esas dos fuerzas mayoritarias?

 

En primer lugar yo creo que el voto útil solo  es útil  para aquél que lo recibe, porque el voto útil lo único que perpetúa en el poder es una determinada práctica política que no ha significado ningún cambio en general en la vida cotidiana de la gente. Para mí el voto útil es votar Anticapitalistas, que plantea una alternativa política en un sentido amplio.

 

Pero la idea de mucha gente sigue siendo que hay que votar a una fuerza que realmente pueda evitar que gobierne la derecha…

 

En ese sentido insisto en que el voto útil no implica un cambio en las políticas que afectan a la mayor parte de la gente. El ejemplo lo tenemos después de las legislaturas del tripartit,  en que se ha visto lo útil que puede ser el voto a formaciones de izquierda de gobierno. Hemos tenido un gobierno tripartito de izquierdas en dos legislaturas, y hemos visto como este gobierno ha llevado a cabo recortes en sanidad y educación, hemos visto como ha llevado a cabo políticas que han desmantelado y arrasado el territorio en términos medioambientales. Entonces se me tendría que explicar cómo de útiles han sido sus políticas para mí, o para otra persona que forme parte de la población catalana. Yo creo que de útiles han sido muy poco y que se han visto claramente los límites de la izquierda de gobierno. Una izquierda de gobierno que se quiere llamar transformadora, que se dice que está al lado de los movimientos sociales, y que en la anterior legislatura ha estado al frente de  la conselleria d’interior  reprimiendo los movimientos sociales que decían apoyar. Para mí esto muestra claramente los límites de la izquierda de gobierno, y cómo el voto útil acaba siendo completamente inútil, cuando va a parar a las instituciones en manos de estas formaciones políticas. Yo creo que el voto útil es dar apoyo a candidaturas alternativas anticapitalistas, como la nuestra, que empezamos a abrir un espacio a la izquierda de la izquierda gestionaria, y que si ahora no se empezara a abrir este espacio, nunca existirá. Por lo tanto, hay que empezar a construir desde la base, y desde las luchas y los movimientos sociales.

 

Construir desobedeciendo… háblanos de los carteles de la campaña electoral de anticapitalistas

 

El eslogan de la candidatura, el leitmotiv, es desobedecer. Desobedecer contra un sistema que básicamente está al servicio de los poderes financieros y de los poderes económicos. Por eso hemos elegido como lema de la campaña este desobedezcamos, y hemos elegido varias imágenes que representan este stablishment y estos poderes fácticos desde una imagen como la del Rey, porque consideramos que hay que desobedecer a un régimen como el de esta monarquía que nos han impuesto, y que hay que romper con la actual constitución que establece este sistema monárquico. Imágenes como la de los políticos profesionales que nos han llevado a esta crisis, empezando por Rajoy, y diciendo claramente que no pasarán. Y con la de Rouco Varela, contra la jerarquía eclesiástica; aunque también hay que dejar muy claro que hay muchos cristianos de base que han luchado y luchan junto a los movimientos sociales. Por tanto de lo que estamos en contra es de la jerarquía eclesiástica, que básicamente defiende unos determinados privilegios y atenta contra las libertades sexuales, y contra el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. Por eso hemos elegido diferentes imágenes que representan este stablishment, al que consideramos que hay que desobedecer.

 

¿De qué forma llamáis a desobedecer a todas estas autoridades?

 

Votando a la candidatura anticapitalista. Pero, como te decía antes, no  porque creamos que el sistema se puede cambiar desde dentro, que no se puede, porque está bajo la supeditación de los partidos políticos a las instituciones, que han agachado la cabeza ante los intereses del capital y los mercados, básicamente porque, como decía antes, están estrechamente relacionados. Hay que desobedecer con un voto anticapitalista, con un voto que desafíe al sistema, que desafíe al stablisment, y que plantee que el camino social pasa por la lucha y la movilización en la calle. Eso sí, cuando hay elecciones, también planteando que la gente puede tener una opción alternativa, porque sino mucha gente intentará romper mediante el voto útil, o con la abstención resignada, hay mucha gente que se acaba quedando en casa, porque considera que todo es lo mismo.

 

Hablas de la abstención resignada pero, por ejemplo, ahora la CGT está llevando a cabo una campaña solicitando la abstención activa. Para ellos, la forma de desacreditar el sistema es no participando…

 

Nosotros creemos que todas las opciones son muy legítimas. La abstención activa y el voto nulo son opciones legítimas. En todo caso, nosotros pensamos que la postura ante las elecciones es una cuestión táctica, y hay qué ver cual es la mejor opción, la que hace más daño al sistema. Nosotros pensamos que hace más daño al sistema un voto anticapitalista que una abstención, aunque sea una abstención activa, porque la abstención activa se acaba diluyendo entre lo que es la abstención resignada. Desde este punto de vista, el sistema puede aguantar un porcentaje muy alto de abstención. Esto lo vemos en los EEUU, donde el porcentaje de abstención es muy elevado, y el sistema lo soporta. En cambio, el sistema no podría aguantar un porcentaje de voto alto anticapitalista, por eso pensamos que tácticamente es mucho más útil nuestra opción.

 

¿No es este es el problema de la izquierda anticapitalista, que no se pone de acuerdo en la solución para acabar con el sistema?

 

Lo que es importante es que amplios sectores de la izquierda social y de la izquierda política radical estamos unidos,  y trabajamos unidos en lo que es la lucha en la calle. Evidentemente pueden haber, en relación a la elecciones, diferentes opciones tácticas, pero todas son legítimas. En nuestra candidatura se integra y participa gente que viene de diferentes procedencias, diferentes organizaciones, y diferentes trayectorias vitales. Es decir, en nuestra candidatura hemos sumado gente que viene de diferentes experiencias, de diferentes militancias, y de diferentes organizaciones políticas. Eso no saca que más allá de nuestra candidatura hayan otras opciones de la izquierda política y social que son muy legítimas y que expresan diferentes visiones tácticas en relación a las elecciones.

 

¿Sois conscientes de que os va ser difícil conseguir que os den voz? por ejemplo, en los medios de comunicación convencionales…

 

Nadie ha dicho que cambiar el sistema sería fácil…

 

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*