EL “BUS COMBATIVO” RECORRE BARCELONA

 

El punto de partida, a primera hora de la mañana, fue la oficina de Banesto en Plaza Cataluña, el llamado “Banco Okupado”. De ahí el autobús partió hacia la Plaza Urquinaona, donde se encuentra la sede del Consorci d’educació de Barcelona. Allí el sindicato denunció la supresión de centenares de profesionales de las plantillas de los centros educativos, a pesar los 21.000 nuevos alumnos

 

 

 

 

Texto: Elena Fernández  Fotos: Francesc Sans

La Confederación General del Trabajo (CGT) convocó ayer en Barcelona una serie de movilizaciones de apoyo a trabajadores en lucha. La caravana del “Bus Combativo”  – formada por un autobús, un pequeño camión provisto de altavoces, algunos utilitarios, y varias bicicletas- recorrió la ciudad realizando paradas en puntos estratégicos, donde actualmente se están llevando a cabo reivindicaciones laborales debido a recortes públicos, o expedientes de regulación de empleo entre otros. Una manifestación prevista para las 18:30 de la tarde frente al edificio de Foment del Treball Nacional  en Vía Layetana, debía servir de colofón a la jornada de protesta.

 

 

El punto de partida, a primera hora de la mañana, fue la oficina de Banesto en Plaza Cataluña, el llamado “Banco Okupado”. De ahí el autobús partió hacia la Plaza Urquinaona, donde se encuentra la sede del Consorci d’educació de Barcelona. Allí el sindicato denunció la supresión de centenares de profesionales de las plantillas de los centros educativos, a pesar los 21.000 nuevos alumnos del curso 2011-2012. A esta situación precaria hay que añadir los recortes presupuestarios de entre el 20% y el 35%, que se suman a los ya aplicados por el “tripartit” con anterioridad, por lo que la rebaja puede llegar al 45%.

 

La segunda parada fue en la Plaza de las Glorias,  frente a la Torre AGBAR (Aigües de Barcelona). Según la CGT, la empresa ha reforzado el número de directivos y ha incrementado la factura a sus abonados en un 8% (al que se le sumará otro 8% a finales de año). A pesar de esto, y mediante la aplicación de un ERE pactado con los sindicatos mayoritarios,  ha despedido a 200 personas –el 21% de su plantilla-, y ha anunciado una reorganización interna que hará que otras 27 sufran una disminución en su salario.

 

Posteriormente el Bus Combativo se dirigió a dos de los centros sanitarios cuyo personal está llevando a cabo acciones para defender sus condiciones laborales del menoscabo presupuestario. El primero fue el Hospital Sant Pau. Allí Angels Sabater -vicepresidenta del comité de empresa i presidenta en funciones- anunció que no se firmará acuerdo alguno que suponga la pérdida de ningún derecho, ni  del personal, ni de los pacientes. En ese sentido señaló la unidad de los siete sindicatos que representan a los trabajadores del centro hospitalario, y pidió la afluencia masiva a la asamblea convocada para las 14h. del mismo día, y la permanencia de la unidad: “per favor, tots junts!”

 

En el Hospital Dos de Maig se señaló por megafonía que la Generalitat destina solo el 4.5% del PIB a sanidad pública, siendo esta cifra la más baja de Europa. Por otro lado Isabel Garnika, portavoz de los vecinos del barrio, declaró que el comité de empresa del centro estaba dejando de lado a trabajadores y usuarios,  pactando reformas a espaldas de ambos colectivos.

 

Después de esto el “Bus” se dirigió al Departament de Territori i Sostenibilitat, frente a la estación de Sants. En su interior se colgaron carteles, y se cantaron proclamas, ante la perplejidad del personal que se encontraba en la recepción del edificio. De ahí a la cercana sede de Comsa Emte, empresa presidida por Jorge Miarnau y con la vicepresidencia  de Carles Sumarroca. Según la CNT, Comsa Emte -que lleva un año despidiendo a trabajadores, de uno en uno y con la indemnización de 45 días por año trabajado- pretende ahora despedir en bloque, pagando 20 días por año, escudándose en la supuesta crisis económica.

 

Para ir finalizando el recorrido, el Bus Combativo se detuvo en el Hospital Clínic. En su interior hubo algún momento de tensión con los miembros de seguridad del centro, que finalizó sin incidentes. Después se improvisó una visita de apoyo a unos vecinos del Paral.lel que habían tomado la calle para impedir un desahucio. De esta forma festiva (con música y arrocito popular) el Bus Combativo dio por concluida su misión, ya que cuando se dirigía a las oficinas de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC),  sufrió una avería que lo dejó detenido en la calle Balmes. En cualquier caso, si murió, fue en acto de servicio y con los neumáticos puestos.

 

{morfeo 265}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*