El salón del desahucio en busca de una respuesta del PP

Autor: Carmen Morcillo

Fotografía: Carmen Morcillo

La PAH reclama la aprobación de su ley de vivienda con la representación del salón de un desahuciado en la sede del PP en Barcelona

Un centenar de personas reclamaban en las puertas de la sede barcelonesa del PP , a través de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, una reunión con el Gobierno del PP y el Ministerio de Fomento. El motivo ha sido el posible veto que el PP interpondría a esta ley.  Según Luis Sanmartín, portavoz de La Ley de Vivienda de la PAH, esta decisión impediría que esa ley se pueda debatir en el congreso, además afirmaba: “ya hay una mayoría de fuerzas parlamentarias dentro del Congreso que apoyan la tramitación de nuestro techo”.

Según Sanmartín hay razones de peso para que la ley salga adelante y denuncia que el gobierno se ha mantenido en un completo silencio. Mientras tanto hay un desahucio cada 8 minutos en el Estado español. También quiso destacar que sí el PP antepone un veto a esta ley, supondría un ataque a la democracia, porque estaría impidiendo que el propio Congreso pudiera debatir sobre esta ley. “Ese no es el papel del Gobierno, el papel del Gobierno es un debate democrático entre todas las fuerzas políticas parlamentarias que ya están dando su apoyo”.

La PAH, al no recibir respuesta alguna por parte del PP, ha optado por traer la realidad a sus puertas, recreando los hogares de las familias desahuciadas. El objetivo de la asociación es el de hacer ver la dramática situación que viven algunas familias en España. Solicitaban y exigían hablar con Xavier García Albiol, para que diese la cara ante todas esas familias y para que los afectados tuvieran la oportunidad de hacerle ver la importancia de la legislación de la ley digna de la PAH. Consideran que las cifras ofrecidas por el Consejo General del Poder Judicial no son suficientes para el gobierno del Estado. Sanmartín hacia ver la impasividad del PP, pues según este organismo en España hay 173 desahucios diarios. Pero lo más destacable es que hasta la propia Relatora de la Vivienda de las Naciones Unidas ha puesto de manifiesto la necesidad de legislar esa ley. Aun así, esto no ha sido suficiente para que el PP se retrotraiga de anular el veto.

En la protesta estaban presentes personas como Nur, Laura, Lionel o Mari Carmen. Todas ellas han pasado o pueden pasar por la dramática situación del desahucio. Nur fue realojado gracias a la PAH en un piso vacío de una gran inmobiliaria, porque no podía hacer frente al alquiler del mes y la Administración no daba ninguna solución. Laura se enfrenta a un posible desahucio, en este caso por la Caixa, que puede dejarla sin hogar a ella y a sus dos hijas sin la posibilidad de negociación alguna. Lionel ha contado con la fortuna de que esa misma mañana la PAH consiguiera parar su desahucio, protagonizado en este caso por Bankia. Mari Carmen tuvo que ocupar su propia vivienda por una estafa, “No son leyendas urbanas, son historias reales que están teniendo lugar cada día y el PP las tiene que conocer de primera mano”, exclamaba Sanmartín.

Mari Carmen Jiménez contaba su caso en la protesta ante los usuarios que estaban presentes micrófono en mano, “tenía que pagar un préstamo y tenía que ayudar a mi hija, porque ella y su marido estaban parados, para que así pudieran pagar su piso. Nosotros fuimos al notario y éste no nos leyó absolutamente nada, por lo que no éramos conscientes de las consecuencias. Nosotros confiamos, pero al poco tiempo éramos más de 10 personas afectadas en el barrio y ahí nos enteramos de que nos iban a desahuciar. Nos mandaron una carta donde se nos informaba del desahucio. Intentaron echarnos 3 veces, la PAH lo paró, la tercera vez vinieron a las 8 de la mañana, cuando mis nietos y mi hija dormían. Aporreaban las puertas y nos echaban a la calle. Nos dieron 10 minutos para que recogiéramos nuestras cosas. Mi hija cayó enferma con depresión y mis nietos tienen un trauma que jamás se le quitará”.

No se encuentran razones que expliquen el porqué de ese veto. Esta ley podría ser la solución para hacer frente al nivel histórico que está alcanzando los desahucios en este país. Con la legislación se podrían proteger los hogares y también podría ser posible la recuperación del futuro. “Esta ley no puede ser vetada, tiene que aprobarse”, exigía Luís Sanmartin.

En el año 2013 la PAH presentó una ILP (Iniciativa Legislativa Popular). Se trata de un mecanismo de democracia semidirecta que la Constitución otorga a las personas para que puedan presentar iniciativas de ley. En mayo de 2013 el PP había denegado la propuesta presentado por la PAH y cerraba el debate con un nuevo texto reunificando los distintos decretos que sacó durante el año 2012 e incluía, para salvar el tipo ante la sentencia europea, la posibilidad de la presentación de alegatos para poder poner en marcha el proceso de ejecución hipotecaria. Esta decisión se debía a que anteriormente, en marzo de 2013, una sentencia del tribunal de Luxemburgo declaraba ilegal el procedimiento de ejecución hipotecaria español.

La nueva ley recoge nuevas medidas y nuevas realidades. También incluye la pobreza energética, pues hay 5.000.000 de hogares que no pueden hacer uso de la calefacción ni hacer frente a las facturas de luz, gas y agua. PAH, en esta ocasión, ha aprovechado las 500.000 firmas que tenía del año 2013, por lo que no han hecho una nueva ILP. En cambio, han recogido todo lo que han demostrado que puede ser posible en un texto de ley y lo han presentado en el Congreso. Posteriormente lo han registrado con el apoyo de Unidos Podemos, ERC, Compromís y Bildu. El PSOE y el PDCAT han confirmado que apoyan también esta ley.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*