Miles de jóvenes salen en Barcelona para mostrar su rechazo a la subida de las tasas universitarias y al artículo 155

Autor: Carmen Morcillo López

Fotografía: Carmen Morcillo López

Una manifestación que ha hecho que miles de jóvenes salgan a las calles del centro de Barcelona para exponer su malestar por el encarecimiento de las tasas y por la situación política del momento en Cataluña.

El escenario político de Cataluña no es nada alentador, algo que se está alargando desde hace varios meses. La intervención del Estado en la comunidad autónoma a través del artículo 155 y los políticos encarcelados, como medida preventiva excesiva, ha hecho que una parte de la sociedad esté enfadada; concretamente los jóvenes. A este reclamo hay que unirle el señuelo del encarecimiento de las tasas universitarias, algo que no es baladí.

Los universitarios catalanes comenzaron su protesta con el bloqueo por segundo día consecutivo por una acción el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC-UAB). La UAB también quiso sumarse a la convocatoria de manifestación. El hecho de que se proteste en contra del 155, según la Coordinadora de Asambleas de Facultad (CAF) Mariona Motjé, es porque este artículo afecta al ámbito de la enseñanza.

La manifestación comenzó poco después de las doce del mediodía de la plaza Universitat encabezada por una pancarta en grandes dimensiones con el lema “Defendamos la pública, defendamos al pueblo catalán”. Además de la pancarta principal, algunos asistentes portaban numerosas pancartas con esteladas, banderas del SEPC y debido a que el 26 de abril es el Día Mundial de Visibilización Lésbica, también se podían visualizar banderas de color lila y con arcoíris. Los manifestantes acompañaban estas pancartas coreando lemas como “autónoma rebelde“, “fuera el 155, libertad para el pueblo de Cataluña“, “estos precios no son públicos“, “las calles serán siempre nuestras“, “queremos la independencia“, “libertad presos políticos“, éste último sonaba con mucha más fuerza cuando la protesta pasaba frente a la jefatura del Cuerpo Nacional de Política ubicada en Vía Laietana.

Entre algunas de las peticiones del SEPC se encuentran,la rebaja de un 30 % de las tasas universitarias, una de las más caras de España la equiparación de los precios de grados y máster, la retirada de los conciertos educativos, la libertad de los presos independentistas y la retirada del artículo 155. “Los estudiantes volvemos a tomar las calles, para defender la educación pública y la república catalana “, explicaba Mercè Terés, la portavoz del SEPC. Una asistente a la protesta, ponía de manifiesto la inutilidad del sistema educativo actual, “se supone que estamos en un sistema de educación pública y estamos pagando más que en otras comunidades autónomas. El sistema de educación que tenemos ahora no nos sirve para nada. Nosotras pagamos dos mil y pico de euros por las tasas universitarias”.

En la misma dirección se explicaba, Coral Latorre, la portavoz del Sindicato de Estudiantes, “que no es una exageración decir que vivimos un estado de excepción franquista y los estudiantes tenemos que ser la punta de lanza contra la represión“. Una estudiante manifestaba su malestar por la situación de los políticos en prisión, “No nos parece bien que persigan a los políticos de Cataluña, cuando en España hay cientos que son muchísimo peores. No ha habido malversación de fondos públicos, tampoco han hecho una rebelión

El encarecimiento de las tasas universitarias dificulta el acceso a algunos jóvenes a la universidad pública, lo que crea una desigualdad entre los jóvenes que quieren asistir a la universidad. Por ello, para algunos jóvenes la solución sería una república para comenzar desde cero y que la Universidad sea una Universidad pública real y no lo que es ahora, así manifestaba una joven la relación entre la problemática política y el encarecimiento de las tasas, “En primer lugar pedimos una rebaja de las tasas de la universidad, porque vemos que los precios se han disparado para ser una Universidad pública. En segundo lugar, yo he salido a la calle por la situación política en la que estamos y nos hemos reunido todos los estudiantes para exigir nuestros derechos. Están intentando privatizar la universidad pública con precios exagerados y creemos que el hecho de conseguir una república, sería como empezar de nuevo (…) para nosotros la prioridad es la rebaja de las tasas, porque hay mucha gente que quiere estudiar y no puede por el elevado coste de las tasas. Lo consideramos injusto”.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.