El Carnaval del Parlament

Autor: Carmen Morcillo López

Fotografía: : Carmen Morcillo López

El día de hoy comenzaba con la noticia de que el presidente del Parlament, Roger Torrent, aplazaba el pleno de investidura. Desde hace días se había convocado una protesta por la asociación ANC y otras organizaciones independentistas para poner de manifiesto su apoyo a Puigdemont, que lleva exiliado en Bélgica desde poco después de la celebración del 1 de octubre. Puigdemont es el único candidato a la presidencia de la Generalitat. El problema viene cuando este señor se encuentra a muchos kilómetros de su feudo y la única forma de presidir es de forma telemática. La posibilidad de que éste se ponga al frente de la Generalitat cada vez se muestra más complicada. El TC (Tribunal Constitucional) le tiene prohibida la entrada a España, si pisa su feudo la posibilidad de entrar en prisión es muy alta.

La decisión de aplazar la investidura del President ha caído como un jarro de agua fría entre algunas de las coaliciones independentistas, de hecho, JxCAT exigía a Torrent que celebrara hoy la investidura. El mismo partido ha acusado al President del Parlament de no haber consensuado con ellos. Por otro lado, la CUP también ha criticado la decisión del presidente y le han pedido que rectificara y que mantuviera el pleno. La CUP, en su línea, ha optado por ocupar sus escaños en el Parlament a la hora que se había estimado en un principio para celebrar el pleno. De esta forma querían protestar contra la decisión del presidente de la Cámara.

Las asociaciones responsables de la protesta celebrada esta tarde han decidido seguir adelante con ella, a pesar de que la sesión de investidura quedara aplazada, pero no anulada; así lo apuntaba el presidente del Parlament. Casi todos los manifestantes llevaban una careta de Puigdemont, aunque no necesariamente sobre el rostro, pues ésta debía de ser muy incómoda y la mayoría optaban por llevarla cubriendo las cabelleras. Aproximadamente a las 15:15 de la tarde las caretas se habían terminado. La manifestación llegó a su fin en el paseo Lluís Companys, en los aledaños del Parlament, y allí muy cerca del Arc de Triunf se dieron algunos discursos en defensa de los resultados obtenidos en las elecciones y por la candidatura del presidente Puigdemont. A las 16 culminó la celebración de la protesta. Hasta aquí todo parecía ir bien…

Los manifestantes daban su opinión en relación al aplazamiento de la investidura. “Ellos saben lo que están haciendo y la gente está apoyando a quienes saben lo que están haciendo”. “Nosotros queríamos que la investidura se celebrara ya y no estamos de acuerdo con la decisión que ha tomado el President del Parlament, ahora toca esperar a que vuelva a convocar el pleno, nosotros a luchar por nuestros derechos, que es lo principal”. También ponían de manifiesto su malestar por la actitud del Estado por no respetar, según sus declaraciones, los resultados de las urnas, indicando que seencontraban allí para “reivindicar el resultado de las urnas que el gobierno español no quiere reconocer porque no respetan ni la propia Constitución”. Una asistente mostraba su deseo de que Puigdemont vuelva a ser el presidente de Cataluña, “quiero que vuelva nuestro presidente, el que el pueblo eligió y el que el pueblo quiere”.

También se vivieron momentos de tensión. Algunos de los asistentes a la manifestación optaron por romper algunos de los candados de las puertas de acceso al parque de la Ciutadella y superaron el cordón policial que había establecido los Mossos de Esquadra al grito de “El pueblo manda, el gobierno obedece“, “Fuera las fuerzas de ocupación” y “Libertad presos políticos”. Se han vivido momentos de tensión, aunque afortunadamente no hay nada que lamentar.

¿Qué pasará ahora? Parece que el panorama de Cataluña sigue siendo bastante crítico. De momento Puigdemont sigue siendo el candidato a la presidencia, mientras en el bloque independentista asoma la discrepancia. ¿Tendrá Cataluña un President telemático o buscaran a otro candidato? ¿Se celebrarán nuevas elecciones? ¿Qué hará el TC y el gobierno del Estado? ¿Permitirán a Puigdemont la entrada al país o seguirán manteniendo su orden de detención contra el querido y amado President del pueblo catalán?

El carnaval acaba de empezar…

Revista Rambla - Suscriptores

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.