Baño de masas para desobedecer al Tribunal Constitucional

Autor: Texto: Joan Colás Fotos: Francesc Sans

La manifestación Per la Democràcia organizada por la plataforma Som i Serem se ha vuelto a saldar con éxito. Miles de persona congregadas en la Avinguda María Cristina de Barcelona, se han acercado a defender a todos los acusados por la justicia española, allí presentes. La marea ha sido tan importante que hasta se ha tenido que cortar plaza España. Además de Artur Mas, Carme Forcadell y Francesc Homs, al acto han asistido también varios miembros del gobierno como la Consellera de Presidencia Neus Munté, el titular de exteriores catalán, Raül Romeva, Oriol Junqueras (ERC), Marta Ribas (ICV), Jaume Moya y Mar García Puig de En Comú Podem y muchos otros.

dsc_1660

Una marea humana con sus respectivas banderas independentistas han ocupado este domingo la Fira de Barcelona. Los organizadores, Omnium Cultural, la Associació per els Municipis per la Independència (AMI) i l’Assamblea Nacional de Catalunya (ANC) han querido agradecer varias veces a toda esta gente que se ha querido desplazar desde varios puntos de Cataluña para demostrar que el proceso soberanista no está muerto.

Pese a todo, son conscientes que hay una cierta sensación de hastío, de perdida. La misma presidenta de la AMI, Neus Lloveres, lo ah expresado, “comenzamos a estar agotados”. Pero no quieren que el ánimo decaiga “toca hacer el sprint final y hemos de volver a estar todos juntos”. Y así ha sido. Miles de personas se reunían minutos antes de que empezará el acto convocado a las 12 horas del mediodía, esperando ver a sus líderes, a sus ídolos. Y es que el acontecimiento parecía más propio de una estrella de rock que político.

Música catalana y catalanista entretenía a los asistentes que iban llegando y se concentraban alrededor del escenario. Hablaban y debatían de la situación actual y esperaban ver subidos al entarimado a todos los procesados, que se han hecho de rogar. Pero a la gente no le importó. Enarbolando sus banderas y sus sonrisas, estaban esperando atentos a su salida acompañados con música catalana y catalanista. Las conversaciones versaban sobre el caso del Constitucional y de la cantidad de gente que había. Desde el escenario se intentaba organizar a los asistentes para que saliera mejor en la foto y no acabaran aplastados. Y los congregados, obedecían. Porque sólo escuchan a los líderes catalanistas, mientras piden desobediencia a las leyes españolas.

Antes de que Artur Mas, Carme Forcadell, Francesc Homs, Irene Rigau y compañía aparecieran, los líderes de las asociaciones organizadores han ido gritando consignas de ánimo a toda la gente que aún cree que la independencia de Cataluña aún es posible pese a las trabas del estado español. Los presentadores mismos lanzaban consignas de “fora, fora, fora, la justicia espanyola” que los asistentes seguían encantados. Han repasado todas las leyes suspendidas en los últimos años por el Tribunal Constitucional que se han ganado los abucheos del público, mientras estos han aplaudido el repaso de varios de los acusados que han pasado por el banquillo.

dsc_2053

Neus Lloveres ha sido la primera en salir y ha recordado que todo empezó en 2010 cuando se tiró para atrás el Estatut. Y ha advertido que el final de todo esto va a ser “o referéndum o referéndum”, ya que, califica de “inaceptable” la judicialización de la política por parte del estado español que “ha demostrado tener un nivel democrático muy bajo” ya que son 407 procesos judiciales abiertos con “260 ayuntamientos acusados por no tener la bandera española puesta o por cumplir el mandato popular”.

Por su parte, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Buixart, ha querido recordar a todos los manifestantes que “siempre hemos estado a vuestro lado y siempre estaremos a vuestro lado” porque “la voluntad del pueblo es incuestionable”. Mensaje que también ha querido trasladar a todos los representantes institucionales de los que ha dicho que “todos nos sentimos orgullosos de vosotros” y les ha pedido que “por favor, mantener el sentido de Estado para conseguir la república catalana”. Incluso ha querido dirigirse a todos los funcionarios de la justicia catalana: “la nueva Cataluña que nacerá cuenta con todos vosotros”, ya que “muchas de nuestras leyes hablan de derechos sociales y cada suspensión de estas leyes es una traición”.

Buixart también ha querido recalcar el carácter democrático de todas estas manifestaciones recordando que “nuestra arma es generar consensos” y que “a cada acto judicial responderán con democracia”.

El último en hablar ha sido el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha subido al escenario para recordar que la importancia de este tipo de manifestaciones es “revalorizar la unidad como principal activo” de Catalunya.

Pero pese a sus discursos grandilocuentes, había una sensación entre sorpresa por haber podido juntar tanta gente otra vez y miedo a que la gente se acabe cansando. Buixart a advertido a todos que “empieza la hora de la movilización permanente” y para ello hace falta a la gente de a pie y unos líderes políticos comprometidos pese a todos los ataques. Tal vez por eso, Jordi Sánchez ha subrayado que ellos “son los auténticos imprescindibles en este proceso: el pueblo de Cataluña con sus representantes, a quienes no fallaremos”.

Insisten en que “no vamos a permitir que lleven a juicio a Mas” y a varios miembros del Parlament, porque, según el presidente de la ANC, “hemos demostrado las debilidades del estado español” y porque, sobre todo, ganaremos el referéndum prometido hace unos meses” por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Y finalmente, para acabar el acto han hecho subir al escenario a casi todos los acusados por el Tribunal Constitucional con Artur Mas, Carme Forcadell, Francesc Homs e Irene Rigau a la cabeza, sin descontar a los alcaldes y miembros de los ayuntamientos imputados como los de Berga, Vic, Badalona y un largo etc.

Pero si de algo no cabe duda es que los políticos que apoyan la independencia cuentan con el apoyo popular. Tanto da que estén imputados o acusados de corrupción y de haber robado a los ciudadanos. Si eres independentista el pueblo te perdona todo. Se trata de un acto de fe que hace olvidar el lado oscuro de sus ídolos. Un fenómeno fan en toda regla. Tal vez será porque, como se atrevió a decir Jordi Sánchez, “no hay en el mundo revolución democrática más fuerte que la nuestra”.

{"autoplay":"true","autoplay_speed":"3000","speed":"300","arrows":"true","dots":"false"}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*