Xavier Domènech, el profeta “dels comuns”

Como si de una figura bíblica se tratara, el líder de en EnComú Podem, ha decidido guiar al pueblo hacia “un  nuevo proyecto” que permite juntar a todas las sensibilidades de la izquierda catalana. La nueva propuesta pretende unir a todos ellos para debatir cual es su Catalunya ideal e ir a por ella. Además, Domènech ha creado ya un nuevo concepto-sentimiento patriótico: la Nación-red (Nació-xarxa). Estén atentos a las palabras del nuevo filósofo-político.

domenech-02
Xavier Domènech. Foto: Francesc Sans

Como si de una rock-star o estrella del pop se tratara, Xavier Domènech, líder de EnComú Podem, llenó ayer todo el auditorio del Ateneu Barcelonès para la presentación de su nuevo partido. Media hora antes, la cola ya llegaba hasta la Rambla y muchos fueron los que no pudieron. Para todos ellos y los interesados aquí la crónica de este enorme espectáculo.

Xavier Domènech ha logrado superar en carisma incluso a la mismísima Ada Colau. Si hace un año todos pensaban que ella iba a independizarse de Podemos y ser la futura primera presidenta de la Generalitat, las tornas han cambiado. Domènech ha llegado pisando fuerte y ya se ha convertido en Moisés.

Él va a ser el encargado de sacar adelante el nuevo partido político que todos sabíamos que, tarde o temprano, iba a conformarse. ¿Su nombre? Comuns. La originalidad no es su fuerte. Su potencia es la puesta en escena y los discursos grandilocuentes.

Tras un gran repaso a la historia de Catalunya, España y el mundo en general, Xavier Domènech presentó lo que él llama su “nuevo sujeto político” para Catalunya. Bueno, que no es suyo, “es de todos aquellos que quieran participar”. Porqué si algo dejó claro el líder de los comuns es que este nuevo partido va a debatir de todo y sobre todo.

Comuns (tal y como aparecía escrito al fondo del presentador y líder) va a ser un nuevo invento, un lavado de cara de la firma Podemos que ya presenta signos de debilidad, aburguesamiento y “casta”. Conscientes de ellos, los miembros que conforman los comuns han presentado este nuevo proyecto de partido que pretende debatir tanto del modelo socio-económico del país y de Europa, de Catalunya como nación e incluso de la misma idea de “nación”.

IDEAS CLARAS

Lo que si parece evidente es que Domènech y compañía parecen tenerlo todo muy pensado. Mientras el miércoles Albano Dante Fachi iniciaba el proceso dentro de Podem Catalunya para saber que es lo que quieren hacer y a donde ir sin saber cómo más que con votaciones, Comuns tiene las cosas claras.

“No queremos repetir los mismos fallos que nuestros predecesores”. Esa es la clave. No se quieren venderse como ya hicieron los socialistas en España y Alemania como los laboristas en Inglaterra ni “abrazar el sistema neoliberal” como ellos. Quieren cambiar no sólo el mapa político catalán sino ir más lejos.

“Bebemos de los ideales del sindicalismo, el feminismo, el ecologismo y de las grandes tradiciones emancipadoras”, sostiene Domènech, quien ha definido al nuevo partido como “soberanista, de izquierdas y nacional, de tradición republicana  y obrera”. Su enemigo es el neoliberalismo y frente a su hegemonía dicen “haber emprendido el camino hacia nuevos modelos económicos, sociales, culturales y políticos futuros”.

El líder de EnComú, ha recordado que pese a que “somos nuevos ya no somos novatos” y que en muy poco tiempo han conseguido grandes éxitos, entre ellas la alcaldía de Barcelona “donde ya aplicamos políticas redistributivas y de política social”. Y que esas van a ser las bases que van a conformar este nuevo partido que quiere plantar cara al sistema político, económico y financiero mundial desde “la radicalidad democrática”. ¿Cómo lo van a conseguir? Eso sí que no se ha explicado.

CATALUNYA Y LA NACIÓN-RED

Todo este discurso previo mil veces escuchado pero que a simple vista los ciudadanos no parecemos ver realizado no era lo que ha generado tantísima expectación. EnComú es un partido surgido en Catalunya hace relativamente poco, justo durante el auge del independentismo, un tema sobre el cual siempre han preferido pasar de puntillas o al menos no generar grandes polémicas.

domenech-03
Xavier Domènech. Foto: Francesc Sans

El público quería saber si finalmente este nuevo partido iba a apostar por la independencia o no. Pero, obviamente, Xavier Domènech ni siquiera ha pronunciado la palabra. Ha admitido, eso sí, que esta nueva fuerza política “se integra en la articulación del Proceso Constituyente” e incluso no ha descartado la posibilidad de que Catalunya sea un “Estado propio”.

¿Pero qué significa esto para Comuns? Apenas lo han perfilado. Se han puesto a hablar de los ideales de la Revolución Francesa, del “republicanismo emancipativo, de Pi i Margall y Lluís Companyys, de las disputas entre Junts pel Sí y les CUP por los presupuestos y por su empeño en poner una fecha que nunca llega y de la importancia de no centrarse en qué es Catalunya sino en “cómo ha de ser la Catalunya del futuro”.

Y precisamente es hablando de Catalunya cuando Xavier Domènech se pone más filósofo y trascendental que nunca. Su nueva formación quiere dejar atrás el debate de si Catalunya es una nación o no. Al menos tal y como se entendía en el siglo XIX. Para los comuns, Catalunya se ha de pensar como una “nación-red (nació-xarxa, en catalán)”. Una Catalunya que se sepa conectar con el resto de territorios y “tejer alianzas con el resto de pueblos del Estado” y que incluso pueda resultar una alternativa para Europa. Una Europa a la que ven “en una clara crisis de proyecto”, que apuesta por el liberalismo y a la que, ahora, parece que no le hacen ascos.

MISMO PERRO, DISTINTO COLLAR

Pero finalmente, el concurrido espectáculo vivido en el Ateneu Barcelonès, ha sido una salida adelante para desmarcarse de Podemos, a quien parece que le crecen los enanos y los cebrianes.

En varias ocasiones, Xavier Domènech ha subrayado que pese a los “extraordinarios logros” conseguidos en tan poco tiempo se ha “cerrado un ciclo”. Un ciclo en el que han estado sujetos a un partido que ha jugado a la confusión de los proyectos para España y para Catalunya. Que unas veces exigían el referéndum para  Catalunya y otras veces ya “no era línea roja”. Y en Catalunya, por lo que parece, ya no están para la puta y la Ramoneta”. El nuevo partido de los comunes quiere “abrir un nuevo ciclo” con intención de cambiarlo todo.

Por cierto, en primera fila se podían ver caras conocidas de Podem, ICV, EU, ERC, las CUP, los secretarios generales de UGT y CC.OO. de Catalunya e incluso algún diputado del Congreso. Igual es “la hegemonía de los comuns” que dice Domènech. ¿Quién sabe?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*