DERECHOS QUE PISOTEAR

altEn España parece que los derechos sociales adquiridos durante muchos años de democracia están en peligro de extinción. Estos derechos, considerados básicos para los ciudadanos de sociedades evolucionadas a las que estamos deseando parecernos, ahora se están diluyendo

 

En España parece que los derechos sociales adquiridos durante muchos años de democracia están en peligro de extinción. Estos derechos, considerados básicos para los ciudadanos de sociedades evolucionadas a las que estamos deseando parecernos, ahora se están diluyendo y si no tenemos cuidado, acabarán desapareciendo bajo maniobras de distracción, que no engañan a casi nadie, que no quiera dejarse engañar.

 

alt

 

No contentos con hacer desaparecer los derechos de los trabajadores, de los ciudadanos, con dejar la educación y la salud  bajo mínimos y los impuestos en máximos históricos, ahora pretenden decidir sobre los derechos fundamentales de la mujer, reduciendo las posibilidades de abortar a prácticamente inexistentes.

 

Esta nueva ley, que ya ha sido aprobada en el congreso, prohíbe la interrupción voluntaria del embarazo, excepto en casos muy extremos de peligro para la vida y convertirá a la mujer que decida hacerlo en una delincuente, poniendo el dinero en primer termino de la decisión y haciendo que sólo tengan acceso a este tratamiento los que puedan pagar por ello.

 

Pensando en cómo los derechos de la mujer están siendo pisoteados por los políticos y los legisladores, decidimos echarnos a la calle a manifestar nuestro rechazo a una ley, dirigida claramente a ganar votos de la derecha más radical.

 

Cargados de muñecas de plástico a medio inflar y a las que pusimos luz y sellamos la boca, nos fuimos una noche del mes de marzo, frente al Ministerio de Justicia de Madrid y lo sitiamos con nuestras figuras, colocadas en el pavimento a modo de alfombra de cuerpos femeninos preparados para ser pisados.

 

La acción se llamó Derechos que pisotear y tardamos un par de horas en llevarla a cabo. Finalmente lo recogimos todo para no dejar los alrededores del Ministerio lleno de plástico, y ahora tenemos en nuestro poder un montón de muñecas, que estamos deseando repartir entre todo el que las quieran adoptar. Si te apetece una ponte en contacto con nosotros y te la haremos llegar.

 

Las fotos son de Gustavo Sanabria.

 

Gracias a Diana, Alex, Pablo y Héctor por echarnos una mano en el montaje, fue divertido…

 

Tiempo de montaje: 4 horas.

Daños ocasionados: 0.

Permanencia de la intervención: 2 horas.

{morfeo 700}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*