Víctor Nubla y David Picó: maquinistas en “El tren correu de les 12:15”

Autor: Laia Garriga

Fotografía: Laia Garriga

El pasado domingo, recién entrado el mediodía, el polifacético artista experimental Víctor Nubla protagonizó junto a David Picó un evento en el bar La Sínia del barrio de Gracia. La cita giró en torno a una selección musical pensada exclusivamente para llamar la atención de los asistentes, gracias a sus pinceladas humorísticas y al carácter burlesco tanto de melodías como de letras que componían un repertorio que no dejó al público indiferente.

Cuando el reloj marcaba la una en punto, cargados con dos ordenadores portátiles y una pequeña mesa de mezclas, Nubla y Picó ejercieron de maestros de ceremonias pinchando un amplio abanico de canciones de distintos géneros, con la comedia siempre por delante, inmersos en el agradable ambiente del pequeño local que conforma el bar La Sínia. El repertorio se inició con un tema flamenco interpretado por una voz femenina, mientras una audiencia variopinta formada por parejas, grupos de amigos, turistas curiosos atraídos por un espectáculo tan peculiar o jóvenes padres acompañados de sus niños, se congregaba en el interior y el exterior de la sala, que no tardó en llenarse prácticamente por completo.

Las risas y las conversaciones distendidas de la gente que disfrutaba de bebidas y aperitivos variados, se fusionaron con melodías experimentales, ritmos estridentes generados por trompetas y bocinas, fragmentos instrumentales de atmósfera urbana e incluso circense, notas de piano, efectos sonoros a modo de sátira o composiciones de percusión hechas con todo tipo de objetos, sin seguir una pauta concreta. Personas del barrio, extranjeros y conocidos de los anfitriones se dejaron conquistar por unas canciones para las que no existían cánones generacionales ni estilísticos, donde tenía cabida tanto la rumba como el folklore español, combinando propuestas en inglés, francés y alemán y reivindicando clásicos como el popular Always look on the bright side of life de los Monty Python o la versión de los Hermanos Calatrava de la mítica Space Oddity de David Bowie. Música clásica y baladas convivieron con el jazz y con piezas que parecían sacadas del más puro vodevil o de programas de animación infantil, mezcladas con diálogos tan divertidos como incoherentes. Esta disparidad sirvió para dotar al conjunto de gran originalidad e innovación.

El acto llevaba por nombre “El tren correu de les 12:15”, a modo de guiño hacia el título de la próxima aventura literaria del dúo Nubla/Picó, pues el encuentro se realizó con motivo de promocionar esta novela humorística de misterio que han creado recientemente. Los asistentes tenían la oportunidad de adquirir un bono por el importe de 5€ cuyos beneficios se destinaban a su publicación y que a la vez les daba derecho a reservar una copia del mismo. Además, el dinero recaudado en el evento también se empleará en hacer posible el lanzamiento del libro, que ya ha alcanzado el total de la cuota solicitada.

Es en encuentros de este calibre donde han conseguido obtener financiación para su obra. Nubla afirma no haber hecho uso de ninguna plataforma digital para conseguir apoyo económico o promocionar el proyecto. “En directo todo es mejor”, asegura, confesando que prefiere valerse del cara a cara para dar a conocer a la gente sus iniciativas. Está planeado que la novela salga a la luz poco tiempo antes de la Diada de Sant Jordi.

Revista Rambla - Suscriptores

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.