Los Pujol no aclaran el origen de su fortuna

altEn una jornada que amenaza con destruir el pujolismo y su legado, el matrimonio Pujol Ferrusola y su primógenito han pasado este lunes ante una comisión del Parlament para aclarar el origen del dinero que la familia tiene depositado en paraísos fiscales

 

En una jornada que amenaza con destruir el pujolismo y su legado, el matrimonio Pujol Ferrusola y su primógenito han pasado este lunes ante una comisión del Parlament para aclarar el origen del dinero que la familia tiene depositado en paraísos fiscales. El expresident de la Generalitat, Jordi Pujol, se ha negado a contestar a casi todas las preguntas realizadas este lunes por los diputados en la comisión del fraude fiscal del Parlament. A las que se ha decidido a responder, Pujol lo ha hecho de forma parcial y con evasivas. El expresident apenas ha realizado una breve declaración al iniciar su comparecencia ante la comisión en la que se ha circunscrito a lo ya declarado en sus anteriores comparecencias, ante la comisión de asuntos institucionales de la cámara catalana y ante la Justicia. Pujol se ha mantenido en su versión inicial: el dinero declarado “no procedía de la gestión pública” y que no tiene ni ha tenido “cuentas en el extranjero”.

 

Cinco meses después de su comparecencia voluntaria ante la comisión de Asuntos Institucionales, el expresident ha advertido que “no pretendo contestar pregunta por pregunta ni tampoco al final de la sesión”. Pujol, visiblemente molesto ante la rueda de preguntas que le aguardaban, ha insistido en que “el juicio a mis 23 años de presidencia se tendrá que hacer en otro sitio, ahora no corresponde hacerlo”. El expresident, además, ha contestado a la comisión que si quieren conocer el origen del dinero de sus hijos, les pregunten a ellos.

 

“¿Qué valor tiene un interrogatorio del dicen, dicen, dicen? No contestaré más porque esto no es serio”, ha afeado Pujol a la comisión por unas preguntas que, a su juicio, son meras acusaciones sin pruebas. En relación con el presunto trato de favor que la Generalitat dispensaba a sus hijos, denunciado ante esta misma comisión por su exjefe de prensa, Ramón Pedrós, Pujol arremetió: “que sea mi jefe de prensa no significa que sea un hombre que diga la verdad“.

 

El primero de los diputados en preguntar al expresident sobre el origen de su fortuna ha sido el republicano Oriol Amorós, que ha cuestionado la versión de Pujol -una herencia paterna desconocida por el resto de la familiasobre el origen de sus fondos. Amorós además se ha referido al “clima de impunidad” vivido durante su larga presidencia. “Estaría a tiempo de arreglar su biografía si contestara a nuestras preguntas”, a lo que Pujol le ha respondido que no era ése el lugar para juicios históricos. Amorós ha insistido sobre “que el control [de Pujol] sobre las instituciones democráticas eran más fuerte que el de las instituciones democráticas sobre él mismo”.

 

El diputado socialista Jordi Terrades ha exigido a Pujol que respondiera apelando a su sentido de país: ”No le decepcione, haga un esfuerzo de transparencia y explíquenos el recorrido de este fondo“. Terrades ha relacionado además el origen del dinero depositado en Andorra con fondos provenientes de Banca Catalana. Pujol ha negado ese origen y ha asegurado que los paquetes de acciones que poseía habían sido donados a la Fundación Catalana. Por su parte, Santi Rodríguez (PP), ha insistido en que el expresident había perdido con este asunto “toda su credibilidad” y que había engañado a los catalanes “durante 35 años”. “Ahora toca, señor Pujol“, ha reclamado Rodríguez, que ha demandado al expresident que explicase ante la comisión las relaciones de su familia con los negocios que se le atribuyen, pero también cuál era la implicación de su “otra familia” en estos asuntos, en clara alusión a su partido, CDC.

 

Sobre los cambios y añadidos a la versión original explicada por el expresident sobre el dinero de Andorra, le ha preguntado Marc Vidal (ICV-EUiA): “¿Conocía o no conocía el dinero oculto en el extranjero?” Vidal ha valorado que la actuación de Pujol suponía una “traición” a Cataluña y que el reconocimiento de esos fondos supone asumir una corrupción que hace necesaria “una limpieza” en la actividad política catalana. Pujol tampoco ha querido contestar a las preguntas del diputado de Ciutadans, Carlos Carrioza, que le ha inquirido cómo era posible que personas tan cercanas a él, como Lluis Prenafeta o Macià Alavedra, se enriqueciesen de forma ostensible y el expresident no se diese cuenta. Pujol, a preguntas de Isabel Vallets (CUP), ha insistido que no había nada que objetar a su versión sobre la herencia paterna y que nadie conocía el legado puesto que su padre, Florenci Pujol, había obrado en secreto por las dudas que mantenía sobre el futuro político del país. Vallets se ha mostrado contundente al replicar las evasivas del expresident: “Usted no está en disposición de decir a los diputados lo que han de preguntar o no, ni para decir si esta comisión debe o no juzgar su responsabilidad política“.

 

El expresident Pujol, en su táctica habitual de echar balones fuera, ha criticado que se divulgase “entero” el interrogatorio judicial al que fue sometido el pasado enero, aunque ha valorado como positivo que, de esta forma, la ciudadanía de Cataluña conocerá ya el caso y, tarde o temprano, comprenderá que “toda la rumorología y supuestas pruebas manipuladas y fabricadas” contra su persona “no tienen fundamento” alguno. Sobre qué pruebas habían sido manipuladas y fabricadas y quién estaba, supuestamente, detrás de esa hipotética construcción, ni una palabra.

 

La esposa de Pujol, Marta Ferrusola también ha pasado por el Parlament y ha insistido que ella iba a Andorra “a esquiar” -y no para ingresar dinero, como había declarado un alto cargo de la Guardia Civil- y que su “memoria es pequeña” y no puede recordar el origen del dinero depositado en el país pirenaico. Los miembros de la comisión sobre fraude fiscal del Parlament han insistido para que Ferrusola aclare el origen del dinero depositado en paraísos fiscales. “Yo no nada”, ha respondido y ha añadido: “no tenemos ni un céntimo“. Ferrusola también ha declarado que su empresa -Hidroplant– no se presentó nunca a ningún concurso público e indignada antes las preguntas de los diputados ha lanzado: “”A me da pena este diálogo; mucha pena. Cataluña no se merece esto”. La esposa del expresident también ha defendido a sus hijos y sobre su situación económica ha declarado: “Van con una mano delante y otra detrás”.

 

Por último, ha declarado ante la comisión, el primógenito del expresident, Jordi Pujol Ferrusolaque ha negado que haya cobrado comisiones de provenientes de la administración pública. Pujol Ferrusola también ha negado que haya operado desde paraísos fiscales -”el primer sorprendido por estar en la lista Falciani he sido yo”-, aunque ha evitado concretar cómo gestionó la fortuna oculta de su familia porque primero lo debe explicar en el juzgado. El hijo mayor del expresident  ha afirmado que los movimientos en paraísos fiscales los realizó el BBVA, donde tenía cuentas. Pujol Ferrusola ha continuado la línea de defensa familiar, y desafiante ha espetado a los diputados: “aquí estamos para decir la verdad, tanto ustedes preguntando como yo contestando“.

 

Pujol Ferrusola ha explicado que su labor, en la mayoría de los casos, era de intermediario para desarrollar inversiones y proyectos. Y ha resumido así su función de comisionista: “Mi papel era de dinamizador económico, en base a ideas que pueda tener, ir a empresarios a plantearles los temas. Mi objetivo es buscar empresarios con quienes pueda tener relaciones de amistad, que sean muy discretos, con los que pueda hacer negocios basados en la palabra”. En cuanto a su escudería de coches de lujo -con abundante representación de la marca Ferrari- ha comentado que los compraba “desballestados” y que tras arreglarlos se han “revalorizado como el buen vino tinto”.

 

En las próximas semanas pasarán por el Parlament los otros seis hijos del matrimonio Pujol-Ferrusola. Oleguer, Oriol i Pere están citados el próximo 2 de marzo; y los tres restantes, Mireia, Marta i Josep, el día 9. Josep Pujol es el único hijo de los Pujol-Ferrusola que actualmente no se encuentra imputado en ninguna causa judicial.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*