Miles de estudiantes protestan contra la reforma de grados universitarios

altMiles de estudiantes de Secundaria y de las universidades catalanas se han manifestado desde la plaza Universitat de Barcelona en contra el decreto estatal que introduce grados de tres años en el sistema, igual que en otras ciudades catalanas y del resto del país.

 

Miles de estudiantes de Secundaria y de las universidades catalanas se han manifestado desde la plaza Universitat de Barcelona en contra el decreto estatal que introduce grados de tres años en el sistema, igual que en otras ciudades catalanas y del resto del país.

alt

 

Pese a la llovizna inicial y bajo un amplio dispositivo policial, los estudiantes han empezado a marchar por la calle Pelai a las 12.20 horas encabezados por una pancarta bajo el lemaDetengamos el 3+2. Universidad para todas‘ y con cánticos comoYa está aquí el movimiento estudiantil‘, ‘Universidad pública y de calidad‘ y ‘El hijo del obrero a la universidad‘. También han lanzado consignas contra el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, con gritos comoWert i Rigau torneu al vostre cau” (regresad a vuestra madriguera).
 

Al llegar a la plaza Catalunya, el grupo de manifestantes afines al Sindicato de Estudiantes (SE) se ha separado y ha cogido otro itinerario, pasando por Via Laietana hasta llegar a plaza Sant Jaume. El resto de manifestantes, movilizados por el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC), entre otros, ha subido por paseo de Gràcia. Un grupo de estudiantes ha arrojado huevos de pintura de colores a la fachada de la Bolsa de Barcelona, que se encuentra entre paseo de Gràcia y la calle Diputació, y contra tres furgones de los Mossos d’Esquadra, si bien no ha habido cargas policiales. La marcha ha seguido por Diputació y ha descendido por Aribau hasta volver al punto de partida en plaza Universitat, para seguir por Gran Via con Balmes, donde se encuentra uno de los accesos a la Universitat de Barcelona (UB) que da a los patios del recinto universitario. Los estudiantes han entrado en masa al rectorado, donde algunos alumnos han pasado la noche, y dentro han cantado L’Estaca de Lluís Llach, alzado estelades y banderas comunistas, y gritado lemas contra los recortes y la privatización de la universidad. A las 14 horas han dado por desconvocada la manifestación y los estudiantes han abandonado definitivamente el rectorado.

 

altLos principales incidentes hasta mediodía se han dado en los accesos de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), que han sido cortados por más de 300 estudiantes a primera hora de la mañana. Según ha explicado la portavoz del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans, Aïda Sanuy, “el campus está prácticamente vacío, las principales rotondas están bloqueadas por los piquetes y se espera que la afluencia a las clases sea muy baja y que haya un seguimiento muy elevado en las principales facultades“. Han lanzado pintura contra la Bolsa y han ocupado el rectorado pero no ha habido cargas policiales Asimismo se ha instalado una barricada en la plaza Cívica del campus que impide el acceso directo desde la estación de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC): “Queremos mostrar nuestro rechazo al 3+2 y pedir a las universidades públicas que sean insumisas y no apliquen el decreto aprobado por el Consejo de Ministros“, apunta Sanuy. En Barcelona, decenas de universitarios han cortado la avenida Diagonal a la altura de Palau Reial entre las 10.45 y las 11.00 horas, según la Guardia Urbana, para dirigirse a plaza Universitat de Barcelona. El portavoz del SEPC Luca Reventós ha explicado a Europa Press que en la Diagonal con el Passeig de Gràcia también se ha cortado el tráfico, cuando se han sumado a la marcha unos 200 estudiantes de Secundaria procedentes de bloques de varios barrios barceloneses.
 

 

La manifestación es la protesta central de la huelga convocada mayoritariamente este jueves en Cataluña, que ha tenido un seguimientodesigual pero alto en algunos puntos“, según ha dicho a Europa Press el portavoz del SEPC Luca Reventós, quien ha explicado que la reducción de un año de los grados los hará más generalistas, reforzará la especialización de los másters y “complicará el acceso a la universidad a las clases populares“. La huelga ha tenido más seguimiento en las facultades de letras que en las de cienciasEl Govern ha calificado de “desigual” el seguimiento de la huelga convocada por el SEPC en las universidades catalanas. En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, el secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat, Antoni Castellà, ha hablado de “normalidad en términos generales y seguimientos desiguales” —se ha seguido más en las facultades de letras que en las de ciencias—, y ha dicho que ésta suele ser la situación general en los días de convocatoria de huelga. Castellà ha compartido la reivindicación del SEPC que reclama no aplicar el decreto si no se acompaña de másters con precio público y becas suficientes. El secretario de Universidades ha destacado queeste decreto no es una reforma, sino que plantea que una competencia que era exclusiva del Estado se traspase a las comunidades“, y ha apostado porque en Cataluña convivan grados de cuatro años y otros de tres con másters de uno o de dos años, igual que sucede en Europa.

 

alt
 

En la UB, a nivel de Personal de Administración y Servicios (PAS) y Personal Docente e Investigador (PDI), no hubo seguimiento de la huelga. A nivel estudiantil, en 9 facultades se siguió con unos porcentajes de suspensión de clase en torno al 80%, en otras 4 reinó un clima de total normalidad, con prácticamente el 100% de las clases impartidas y hubo cinco facultades que a primera hora de la tarde tuvieron una actividad normal excepto al mediodía, momento de la manifestación.

 

Por distribución geográfica, Diagonal, Mundet, Edificio Histórico y Raval fue donde tuvo más seguimiento, mientras que en los campus y facultades de Salud, las que no están en primera línea de Diagonal y los campus más pequeños, la normalidad fue la tónica. En cuanto a incidentes, algunos se concentraron en bloqueos a primera hora en diversos centros y en el edificio histórico y en daños contra puertas de acceso y cerraduras.

A las 18h de la tarde, éste era el seguimiento de la huelga en las distintas facultades de la UB: Belles Arts (80%), Biblioteconomía y Documentación sin clases por la tarde; Biología y Geología con un 95% de seguimiento en grados y un 10% en másters; en Derecho no hubo clases; en Economía y Empresa un 62%; en Farmacia no hubo clases porque están en período de exámenes; en Filología y Matemáticas un 70%; en Filosofía/Geografía e Historia no se hicieron clases en todo el día; en Física/Química un 10%, en Educación y Psicología 100% y 80% respectivamente; en Medicina (calle Casanova) clases con normalidad, en el Campus Bellvitge clases con normalidad y un 1% de seguimiento y en Torribera un seguimiento del 10%.

 

Cambios consensuados y precios justos

 

El Rectorado de la UB expresó en un comunicado su comprensión ante los motivos de la protesta y valoró la forma “pacífica y responsable” usada por la mayoría de los manifestantes en unas reivindicaciones “legítimas”. Pese a ello, también lamentó que a primera hora un grupo de personas impidiera el acceso a algunas facultades, una actitud “irresponsable que no representa al conjunto de la comunidad universitaria ni es compatible con sus valores”.

Además, coincidió en reclamar una política justa de precios, una reforma académica consensuada y respeto a los derechos de los trabajadores y alumnos de la universidad pública. En este sentido, reivindica que los precios de los másters sean, como máximo, los mismos que los grados, que el sistema disponga de un sistema de becas suficiente que garantice la igualdad de oportunidades y se replantee el excesivo incremento de los precios públicos en la matrícula de los últimos años. Para el Rectorado, el problema no es la duración sino cómo se hará la reforma, que en cualquier caso debe respetar “el valor social y la calidad de la enseñanza”. El Rectorado de la UB reiteró su “firmeza” en la defensa de la universidad pública.

 

CCOO alerta sobre una “reconversión encubierta”

 

Por su parte, CCOO avisa que la reducción de la duración de los grados y la consiguiente ampliación de los másters, cuyo coste supera más del doble del coste de los grados, unido a las mayores dificultades para acceder a becas y ayudas y el reducido importe de éstas, expulsará de la universidad al alumnado con menor poder adquisitivo. “La nueva estructura incrementará las desigualdades entre el estudiantado y terminará por empeorar la calidad del sistema educativo universitario”.

 

La Federación de Enseñanza de CCOO denuncia que la nueva ordenación de las enseñanzas universitarias no solo no ayudará a la convergencia con otros países europeos, sino que dará lugar a una reconversión de la universidad pública española, abriendo la puerta a “nuevos recortes que supondrán más despidos y peores condiciones laborales para el conjunto de trabajadores y trabajadoras de la universidad”. Según CCOO, los grandes beneficiados de esta medida serán los campus privados, que apuestan por los posgrados como su principal ámbito de actividad.

 

CCOO, que junto a otros sindicatos del sector ya convocó concentraciones de delegados y delegadas ante los rectorados de las universidades públicas el 29 y 30 de enero, llama a la comunidad universitaria a participar en las próximas movilizaciones que se concretarán en marzo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*