Pujolets o los vicios de la prole

alt“De tal palo tal astilla”. Aunque a veces generalizador, el refranero siempre contiene una parte de sabiduría derivada de la experiencia: más allá de rasgos físicos, hay aspectos genéticos que acostumbran a contagiarse.

 

 

 

“De tal palo tal astilla”. Aunque a veces generalizador, el refranero siempre contiene una parte de sabiduría derivada de la experiencia: más allá de rasgos físicos, hay aspectos genéticos que acostumbran a contagiarse. Uno de estos ejemplos es el escándalo Pujol, que no se limita exclusivamente a la conducta del ex Molt Honorable durante sus 23 años de cargo. Seis de sus siete hijos, de los “hereus”, también están en el punto de mira por presuntas irregularidades en distintos ámbitos.

 

alt

 

Todo un linaje manchado de codicia, un entramado de favores, abusos y excesos que el expresident, muy preocupado por su legado y el juicio histórico, y con la mala conciencia propia del burgués católico, quería proteger y aislar dando un paso al frente. Casi como un mártir, poniéndose en el centro de la diana para recibir los dardos que finalmente han impactado en su prole. Porque los “pezqueñines” han sido atrapados en la red y es hora de evaluar la magnitud de sus mordiscos

 

El primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, posee cargos en una veintena de empresas, así como varias propiedades en Argentina e incluso hace poco inauguró un hotel de lujo en Acapulco. Su primer empleo en la empresa Tiple llegó gracias a la intervención de Lluís Prenafeta, exsecretario de Presidencia y que en el 2009 pasó por la prisión acusado de participar en el caso Pretoria de corrupción urbanística.

 

Entre el 2004 y el 2012 llegó a mover unos 32 millones de euros por paraísos fiscales a través de cinco sociedades. Todo apunta a que las millonarias retribuciones pagadas por empresas adjudicatarias no cuadraban con su trabajo de asesor. Además, también habría escondido dinero en Suiza, simulando ser el gestor de una empresa de mármoles con sede en Barcelona. En este sentido, una amiga íntima habría confesado a la policía que le acompañaba a transportar dinero a una entidad de Andorra, en viajes frecuentes con bolsas llenas de billetes de 500 euros.

 

Otro negocio turbulento es su intermediación en la adjudicación de las obras de la Gran Via de L’Hospitalet a una UTE formada por FCC y Copisa, dos constructoras que le pagaron 4,8  millones de euros. Entonces el conseller de Política Territorial era Felip Puig, hermano de Josep Puig, amigo y socio de Jordi Pujol Ferrusola.

 

Hace diez días, Pujol Jr quedó en libertad sin medidas cautelares después de declarar durante cinco horas en la Audiencia Nacional. Ante el juez Ruz, negó haber cobrado comisiones y sostuvo que los ingresos percibidos eran fruto de trabajos realizados para empresas.  y las últimas filtraciones apuntan a que tuvo negocios con el marido de Cospedal

 

El segundo vástago es Josep, máximo responsable de la división americana y europea de Indra, que ha admitido tener dinero en un paraíso fiscal (en un destino desconocido) y que se ha visto beneficiado por la amnistía fiscal del Gobierno, que le ha permitido regularizar hasta dos millones de euros. A principios de la década de los 2000 realizó trabajos de adjudicaciones públicas en calidad de fundador y consejero de Europraxis. En su defensa, ha llegado a alegar que existe un empresario catalán con el mismo nombre y apellido y un patrimonio mayor.

 

A continuación viene la hija mayor, Marta, arquitecta y que durante los años 90 asumió siete proyectos de obra pública para la Generalitat, seis de los cuales realizados mediante el sistema de adjudicación directa. En comparación con los demás, casi ‘peccata minuta’.

Luego está Pere, que en el 2002 consiguió contratos de la Generalitat para la consultora medioambiental Entorn Enginyeria i Serveis, de la que era gerente. También colaboró con el departamento de Industria, cuyo secretario era Oriol, el que se lleva la guinda.

 

El caso ITV

 

Oriol Pujol y Ferrusola, único descendiente que se ha dedicado a la política, fue imputado por cohecho y tráfico de influencias en marzo de 2013 por el caso ITV por su posible implicación en la trama de inspecciones de coches. Al perder su condición de aforado, Pujol, conocido en esferas convergentes como “El príncipe”, “El mensajero” o “El hijo del amo”,  el TSJC devolvió a un juez de instrucción ordinaria un asunto que le pasó factura: dimitió como número 2 de CDC y renunció al Parlament.

 

Oleguer, el hijo menor y dedicado al negocio inmobiliario, amasaría unos 137 millones de euros en cuentas suizas. Según publicó recientemente El Mundo, compró personalmente 1.152 oficinas de Banco Santander en 2007 por 2.177 millones de euros a través de la sociedad Samos Servicios Generales, creada un mes antes con cero empleados (después contrató a uno) e integrada en un holding empresarial ubicado en las Antillas holandesa y Luxemburgo que termina en las Islas del Canal de la Mancha.

 

De momento, la única que se salva de la quema es Mireia, con estudios de danza y actualmente centrada en su centro de fisioterapia en Barcelona. No se le conoce ninguna actuación susceptible de delito.

 

En fin, que el expresident construyó su particular palacio de cristal, el llamadooasis catalán que escondía charcos enfangados en cada habitación de sus hijos. “Fent país” barriendo sólo hacia su casa sin que nada le salpicara. Pero “ara toca”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*