LA POÉTICA DE COLECCIONAR

altEl fotógrafo catalán Joan Fontcuberta apuesta por esta concepción en el comisariado de “Obra-Colección. El artista como coleccionista”, la exposición que se inauguró el pasado 21 de febrero y que estará presente

 

Esther Pedrós

alt

 

El gesto del héroe moderno está prefigurado en el trapero: su paso a tirones, el necesario aislamiento en que realiza su negocio, y el interés que muestra por los desechos y desperdicios de la gran ciudad,” afirmaba Walter Benjamin en el Libro de los Pasajes. Para el filósofo alemán, este gesto heroico se traslada también al artista moderno, una especie de seleccionador y acumulador de trastos que, mediante su acción artística, los reformula dándoles nuevas formas y nuevos sentidos.

 

El fotógrafo catalán Joan Fontcuberta apuesta por esta concepción en el comisariado de “Obra-Colección. El artista como coleccionista”, la exposición que se inauguró el pasado 21 de febrero y que estará presente hasta mayo en la Fundació Foto Colectania. Reuniendo la obra de diez artistas internacionales, pone de manifiesto la idea de Benjamin en el contexto de la postmodernidad y del género fotográfico postmoderno, y propone analizar el trabajo del fotógrafo como una especie de recolector de piezas sueltas de la experiencia perdida. “Estamos rodeados de impactos visuales. Hemos llegado a tal saturación que las imágenes ya no representan hechos, sino ideas y estrategias de comunicación”, afirmaba Fontcuberta al presentar la exposición. “Proponemos una reacción ética, estética y por tanto política a esta proliferación descontrolada, planteando una ecología de las imágenes”, añadía.

Los diez trabajos expuestos reúnen más de 5.000 fotografías y todos se enmarcan dentro de una nueva corriente artística basada en la apropiación o adopción de imágenes ya existentes. En concreto, las diferentes obras que se presentan orbitan en el tránsito del coleccionismo de creación hacia la creación como coleccionismo. “Ante la sobreexposición icónica, muchos artistas son propensos a recalcar y seriar imágenes para alcanzar lo que se podría justamente denominar una , es decir, un conjunto de obras que unidas forman una colección con un propósito nuevo y diferente al inicial”, explicaba Fontcuberta quien asegura que existe en estos trabajos una voluntad de repertorio capaz de convertir la colección en “obra de obras”.

 

En este sentido, la exposición “Obra-Colección” propone un recorrido a través de la obra de 10 autores contemporáneos que trabajan con el medio fotográfico, la imagen digital y el video ilustrando de una forma pedagógica esta nueva oleada de la “poética de la enumeración”. A través de sus trabajos, la mayoría de ellos inéditos en España, los autores muestran una idea común: renunciar a seguir tomando fotos y no contribuir a la sobresaturación icónica presente en la actualidad, y consiguen que la pulsión de coleccionar y la propia estructura de la colección cobren una naturaleza de poética artística.

 

alt

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*