COMITÉS DE UNIDAD OBRERA: LA CLASE TRABAJADORA SE REORGANIZA

altEn los años 60, el movimiento obrero en el Estado español supo articular un movimiento sindical pese a la fuerte represión del régimen fascista. Con los años ese movimiento de las comisiones obreras

 

 

 

Ferran Peris Serrano

El 16 de febrero se celebró en la sala de actos del Colectivo Ronda de Barcelona la asamblea constituyente de los Comitès d’Unitat Obrera de Catalunya, una nueva herramienta sindical que nace para evitar el actual fraccionamiento sindical y luchar por los derechos de la clase trabajadora. Los CUO no son un sindicato, sino una  plataforma sindical donde cualquier trabajador se puede sumar con independencia de su filiación sindical. Los CUO ya existen en diversos territorios del estado español y sirven y participan en diversas luchas obreras como las que, actualmente, se están desarrollando en las cuencas mineras de Asturias y León.

 

alt

 

En los años 60, el movimiento obrero en el Estado español supo articular un movimiento sindical pese a la fuerte represión del régimen fascista. Con los años ese movimiento de las comisiones obreras se convirtió en el gran sindicato de clase del estado español. No obstante, des de los 60 hasta hoy mucho ha cambiado y, actualmente CCOO ya no se perfila para mucha gente como ese sindicato combativo de antaño. Ante el actual panorama de crisis económica capitalista hay gente que ve la necesidad de reorganizar la lucha del movimiento obrero. “La clase trabajadora catalana empieza a recobrar su propia conciencia otra vez. Hacía años que se necesitaba una herramienta de este calado, pero ahora se dan las condiciones objetivas y solo hace falta que nosotros incentivemos las subjetivas.” Así lo ha expresa Sergi Galan, miembro del comité de una empresa del Robí del sector químico, quién ha asistido a la asamblea de los CUO celebrada esta semana en el Casal de Joves de Gràcia.

 

El día 16 de febrero, en la sede del Colectivo Ronda se dieron cita más de sesenta trabajadores y trabajadoras, muchos de ellos miembros de comités y de sindicatos como CCOO o UGT que, hartos de sus respectivas cúpulas sindicales pactistas i colaboracionistas y hartas de ver como el estado y la patronal les recortan sus derechos laborales y les merman sus condiciones de vida han decidido agruparse para unir y fortalecer las distintas luchas de la clase trabajadora. También había miembros de sindicatos minoritarios que todo y ser combativos, apuestan por crear los CUO para organizarse con más gente.

 

Entre los miembros de la Mesa constituyente i del grupo promotor de los CUO se encuentran Daniel Romero, profesor de la Universidad Politécnica de Catalunya, Alberto Valero delegado de la Intersindical y presidente del comité de una empresa de transporte por carreteras, y Miguel Guerrero, cofundador de CCOO, miembro de la Federación de pensionistas y jubilados del mismo sindicato y coordinador de la Agrupación de pensionistas y jubilados de FecsaEndesa.

 

En la rueda de prensa posterior al acto constituyente, Alberto Valero entró a fondo en el terreno concreto de la problemática laboral agudizada por la crisis estructural del capitalismo e hizo una contundente denuncia de los abusos cometidossegún sus propias palabraspor la dictadura del capital y sus consecuencias en el estado español con 6 millones de desocupados y cientos de miles de familias desahuciadas. Continuó enlazando estas calamidades con las sufridas en Catalunya por los recortes de CiU y los 900.000 parados que el capital ha originado. Asimismo también denunció las políticas de concentración desprendidas de los pactos sociales a base de contrarreformas laborales y en especial la última impuesta por el PP y CiU para acabar con la negociación colectiva. Terminó diciendo que “la única solución a los problemas de la clase trabajadora es el socialismo”.

 

Los Comités de Unidad Obrera no han nacido para ser un nuevo sindicato. Sus promotores lo han dejado bien claro. “Si ahora creamos un sindicato nuevo lo que hacemos es crear más confusión entre la clase trabajadora, nosotros lo que hacemos es crear un marco de referencia dónde caben todos los sindicalistas y trabajadores con independencia de las siglas” remarcó Miguel Guerrero en la rueda de prensa.

 

El día 2 de marzo, los CUO celebraron la segunda asamblea en el Casal de Joves de Gràcia para debatir las primeras acciones a tomar. La intención del grupo promotor es ir creando asambleas en todos los centros de trabajo y en todos los territorios para poder expandir la lucha contra el enemigo de clase, la patronal. De momento las primeras luchas que se perfilan están en Telefónica i Endesa.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*