EYACULACIÓN POST MORTEM: VISITANDO A LA MUERTE… Y CON BANDA SONORA

altComo Lázaro, que volvió a la vida desde la tranquilidad de la nada, así me sentí. O como un alma que espera a Caronte para que lo cruce al otro lado del río, aguardaba mi

 

 

 

Texto: Juan Manuel Zurita Fotos Guillem Sans

Como Lázaro, que volvió a la vida desde la tranquilidad de la nada, así me sentí. O como un alma que espera a Caronte para que lo cruce al otro lado del río, aguardaba mi turno para enfrentarme a lo desconocido.

 

 

 

 

alt

 

Pero el miedo se pasaba pronto, no hacía falta más que recordar al viejo Bon Scott que desde años me viene diciendo que no tengo que temer en mi descenso al infierno… mis amigos estarán ahí también.

 

Y es que ese purgatorio ubicado en Gracia es bastante más amable de lo que hubiera pensado y los guardianes de este mundo de muerte, los “Eyaculación Post Mortem” son mucho más agradables que la imagen con que retratan al siniestro Hades.

 

Su guarida es una sala llena de afiches de películas de horror, con crucifijos invertidos, máscaras de asesinos fílmicos, estanterías llenas de VHS y dos gatos que lo husmean todo.

 

Ahí nos encontramos con Jordi y Charlott, nuestros anfitriones con quienes afloran todos esos miedos de siempre, que no son los existenciales, sino que unos bastante más concretos; el vecino que parece que es un vampiro, el juego de decir tres veces un nombre frente al espejo o los mensajes que me llegan si me pongo a escuchar el disco en reversa.

 

La banda

 

Eyaculación Post Mortem es una banda zombie y su original nombre viene a ser una especie de humorada “hemos tenido varios nombres, pero finalmente nos quedamos con este cuándo con La Oscura Ceremonia, la banda anterior que teníamos, grabando un video, Pablo, uno de los integrantes de ese entonces lo dijo. Y nos gustó y así que nos quedamos con ese, además marcaba dos tabúes; lo que era el sexo y lo que era la muerte, pero no es insultante, no es una falta de respeto, simplemente habla de sexo y muerte y eso a uno lo deja impresionado”, señalan, y a uno se le viene el recuerdo de la muerte David Carradine, el actor de Kun , resucitado desde el olvido en Kill Bill, de Tarantino, otro de los cineastas que ha hecho del Cine B una fuente de inspiración para sus trabajos.

 

“Además se refiere a la ultima eyaculación que alguien tiene cuando muere ahorcado, y desde ahí, si te pones más místico, de esa esperma nacía la Mandrágora”, reflexiona un serio Jordi, pero después sonríe, quizás cuando se da cuenta que lo que dice tiene un sentido bastante especial, como esa música que hacen.

 

Llevan un buen tiempo tocando, han viajado por España, se han presentado en otros países del continente y han visitado México y Estados Unidos, donde su música goza de buena recepción.

 

La forma de darse a conocer:;la autogestión, subir material a internet y participar de cuantos conciertos puedan, “A la hora de subir un disco, nosotros que somos una banda undergrund y no tenemos una tirada de millones, la piratería nos hace esa distribución gratuitamente lo cual nos da una publicidad gigante alrededor del mundo. Por ejemplo en Chile tenemos un club de fans, La Oscura Hermandad, o en México donde después de un concierto encontramos parches, pegatinas y camisetas de Eyaculación Post Mortem entre el público, todo de forma pirata”.

 

Y eso los pone contentos, a la gente les gusta su trabajo que es una propuesta bastante sui generis en cuanto a lo musical, “La música es una muestra de muchos estilos, nació como algo siniestro en plan punkie, pero a diferencia de la época en que nació el punk, donde era más asequible conseguir una guitarra, hoy lo es más una computadora que unos instrumentos reales, así que partimos de una forma punk, pero con medios digitales y al final se han mezclado todos esos estilos, el rockabilly, el mismo punk, el siniestro y todo ello enmarcados por el cine de terror y ahí es donde nace la música de post mortem” dicen y no hace falta ser adivino para darse cuenta, la decoración del lugar bien habla de ello.

 

“Desde hace un buen tiempo se habla de una zombiemanía, es más, desde hace muchos años. Cuando comenzábamos ya estaba el tema, pero curiosamente siempre ha estado medio asociado a las distintas crisis que vive la humanidad, en los cincuenta con las películas de monstruos gigantes y todo eso, por el miedo que tenían a una guerra nuclear, en los treinta lo mismo. Hoy, con esta crisis que estamos viviendo, perdiendo nuestros derechos genera un poco de ruido zombie… el cine de terror finalmente siempre ha hablado de los miedos que tenemos como humanidad y va evolucionando según esos mismos miedos”

 

No es de extrañar que el mundo del horror los seduzca, toda la vida la han pasado estimulados por el cine a tener miedo, a mirar bien bajo la cama antes de dormir y dejar un collar de ajos en el velador, más que nada por precaución “en los ochenta crecimos con una moda bien terrorífica, Michael Jackson con Thriller auspiciado más encima por la Pepsi… era de lo más normal y por supuesto, la música de todas esas películas nos han influenciado muchísimo” y explica que de ese cine, que hoy esta siendo visto desde un nuevo prima, sobresale la figura de John Carpenter, quién no solo se encargó de dirigir algunos filmes hoy rotulados como clásicos, sino que también a componer la música, que es inspiración para Eyaculación Post Mortem

 

Les preguntamos entonces por las letras, por las temáticas de las que hablan sus composiciones y del mensaje que entregan en ellas “Las letras son bastante desquiciadas, toda esa rabia contenida, toda esa mala leche afloran a la hora de componer, nada muy filosófico tampoco, una mezcla de todo eso y la falta de sentido común resultado de ver tanto cine de terror… y es que específicamente la música punk, me parece que se está desvinculado del lado más  político, y ahora esta más cercano a la fantasía, que de todas maneras viene camuflando un mensaje social, pero ya no en forma tan explícita… me parece que se está volviendo una critica más artística que directamente reivindicativa” agrega.

 

Pero a estos maestros de ceremonia en clave rock no sólo les basta con componer para ellos mismos, sino que gozan de un público que ha crecido con el tiempo “Nuestro público no tiene un perfil muy especial, inicialmente era algo gótico, pero mucha gente que nos ve es porque les hace gracia el nombre de la banda, o las letras, o simplemente se sienten identificados con las canciones que hacemos”

 

Llevan varios discos a su haber, y en cada uno de ellos hacen una suerte de manifiesto estético, donde la música es un elemento más entre varios,  “La portada del disco son hechas por un amigo que hoy vive en Londres, les metemos además algún video juego, o un video. Por ejemplo, el disco anterior. si tú lo desplegabas era una ouija… la idea es que siempre tenga algo más, además, en los conciertos tratamos de hacer algo distinto, en algunos hemos salido vestidos de momias, pero esperamos que para el 21 de julio, cuando hagamos un show grande podamos desplegar el espectáculo que siempre hemos querido hacer”

 

Pero no todo ha sido tan tranquilo y positivo, como un requiescat in pace, sino que han tenido que enfrentarse a monstruos verdaderos, de carne y hueso, de esos que no salen en las películas que tanto ven; los malos productores.

 

El año pasado un trago amargó los tuvo un tanto tristes, habían logrado agendar unos conciertos en Colombia pero el plan fracasó dada la irresponsabilidad de los promotores que los contactaron desde Sudamérica. “teníamos bastante ilusión de ir, ya que nunca habíamos estado y al no conocer a nadie que nos pudiera recomendar, pasamos un mal rato. Nos contactó un productor y con él hicimos un contrato con ciertas garantías; por ejemplo tener asegurado los vuelos, tener alojamiento, una sala donde tocar, pero con el tiempo las cosas comenzaron a demorar y nos llegaban mails de colombianos que nos decían “cuidado con esta gente, cuidado con esta organización, que son tipos irresponsables y que ya han tenido problemas con otras bandas”. Bueno, nos pusimos en contacto con la organización y nos tranquilizaron y nosotros confiamos que todo saldría bien, pero no fue así y no pudimos viajar aunque ya ellos estaban vendiendo entradas sin siquiera tener nosotros los billetes comprados”, nos cuentan, y se nota que la frustración de no poder presentarse ante ese lejano público aún les queda.

 

“Tampoco teníamos alojamiento, no teníamos nada técnico especificado, así que por medio de internet nos contactamos con el público y les dijimos que no viajábamos, entonces nos compraron los billetes, pero con fechas que no correspondían al contrato y se nos hacía imposible viajar y todo fracasó. Hasta el día de hoy aún no devuelven las entradas a quienes la habían comprado”.

 

Pero la tristeza no era solo por ellos, sabían de gente que había pagado treinta euros por verlos en vivo, incluso de algunos que viajarían desde Ecuador para asistir a su primer concierto en Bogotá. “Finalmente, más que nada por la gente que se quedó con las ganas de vernos optamos por grabar un concierto especialmente para ellos y les enviamos un código para todos quienes se quedaron con entradas de modo que tuvieran la posibilidad de vernos en vivo”

 

Así pudieron matar un poco la ansiedad de tocar, además de hacer un regalo a una audiencia que tendrá que esperar un tiempo indeterminado para poder escucharlos en esas distantes tierras.

 

Así que atención productores de poca seriedad, como dice el viejo refrán “quien se acuesta con zombies… amanece mordido”

 

{morfeo 476}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*