DE LA EDITORIAL BRUGUERA A UNA COOPERATIVA DE FINANCIAS ÉTICAS

altCoop57 es una cooperativa de servicios financieros. Prestamos servicios financieros a entidades que tienen o se rigen por unos valores económicos sociales y solidarios. Financiamos proyectos económicos con un alto contenido social, como por ejemplo, que fomenten la creación de lugares de trabajo con garantías y condiciones dignas, que promuevan proyectos vinculados

 

 

Entrevista a Raimon Gassiot, membre de Coop57.

alt

Texto: Laura Sopena Grarcia Foto: Francesc Sans
Qué es Coop57
Coop57 es una cooperativa de servicios financieros. Prestamos servicios financieros a entidades que tienen o se rigen por unos valores económicos sociales y solidarios. Financiamos proyectos económicos con un alto contenido social, como por ejemplo, que fomenten la creación de lugares de trabajo con garantías y condiciones dignas, que promuevan proyectos vinculados a la sostenibilidad ambiental, de inserción de colectivos con dificultades. Son proyectos de economía real, no especulativa. Crean riqueza con valores sociales importantes.
Actualmente, Coop57 integra 278 cooperativas, empresas de inserción, asociaciones civiles y colectivos populares y 1.000 personas que hacen realidad la presencia de la cooperativa financiera ética. Ciudadanos y ciudadanas que han optado, conscientemente, por orientar el ahorro hacia la transformación social, para desobedecer un sistema financiero perverso y para poner el dinero a trabajar para la solidaridad.
Cómo y cuándo nace la cooperativa
Coop57 apareció en los años 80. Como consecuencia del cierre de la Editorial Bruguera, nació Coop57. 57 trabajadores de la editorial recibieron una importante indemnización por el despido y repartieron la cantidad económica recibida en diferentes proyectos: para ellos, para un proyecto de solidaridad internacional en Nicaragua, para un proyecto de solidaridad nacional para los jornaleros de Alicante y en un fondo que nos permitiera realizar y llevar a cabo los proyectos de Coop57. Hasta mediados de los 90, el fondo de inversión se gestionó de manera informar y entonces se creó Coop57, para formalizarlo. A finales de los 90, comenzaron a financiar casales y asociaciones.
Hay más cooperativas como Coop57
Somos los únicos en cuanto se refiere a una cooperativa de servicios financieros. Funcionamos por secciones territoriales: Cataluña, Aragón, Madrid, Andalucía y Galicia. Cada uno decide en qué proyectos invierte. Trabajamos con una proximidad dentro del entorno nacional para, así, conocer mejor los proyectos que financiamos y las actuaciones de cada entidad.
Cuáles son vuestros principios o criterios para financiar los proyectos
Coop57 rige su actividad sobre la base de los principios de la banca ética: principio de coherencia, evitamos la contradicción según la cual, nuestros dineros pueden estar financiando proyectos contradictorios con nuestros principios éticos y sociales; principio de compatibilidad, compatibilizamos el rendimiento financiero y el rendimiento social. El uno no puede ir separado del otro. Los criterios del uso de los dineros se basan en indicadores relativos de riesgo, pero no de máximo rendimiento para la entidad y sus socios en detrimento del rendimiento social; principio de participación, fomentamos la responsabilidad de los inversores que ahorran, como ciudadanos y ciudadanas, en sus operaciones financieras; principio de transparencia, aplicamos una transparencia absoluta en la gestión de la entidad, tanto en la concesión de los préstamos como en las inversiones. Toda entidad socia y todo socio o socia colaborador sabe a la perfección para qué sirven sus recursos económicos. Publicamos dos veces al año una revista informativa electrónica, donde se expone la lista de préstamos establecidos con cada entidad beneficiada, y también el volumen y la durada de cada préstamo. La memoria anual completa esta voluntad de transparencia; principio de solidaridad, las entidades socias y los socios y socias colaboradores saben que nuestro capital contribuye a construir una economía más humana y solidaria. A más a más, podemos manifestar nuestra solidaridad fijando, nosotros mismos en la Asamblea, la tasa de remuneración de los ahorros; y, principio de reflexión, continuamente reflexionamos sobre los principios que han de orientar nuestra acción. Entendemos comportamiento ético como un proceso y repensamos racionalmente los valores que han de orientar nuestra acción, y nos adaptamos a los valores y principios que consideramos más justos y prioritarios.
En los proyectos que nosotros invertimos o financiamos han de basarse en unos criterios de economía social.
Qué diferencia hay entre una banca ética y una cooperativa de servicios financieros
Tengo de dejar muy claro que nosotros no somos un banco convencional. Somos un fomento de financias éticas. Nosotros sólo podemos actuar con nuestros socios y damos servicios limitados a las personas. Ofrecemos préstamos, pero no personales como los microcréditos, como pueden hacer los bancos convencionales. Sólo damos préstamos a entidades jurídicas, a cooperativas y a empresas de inserción, que tengan una actividad económica social.
altDe dónde obtenéis el capital
De nuestros socios y socias colaboradores. Cualquier persona puede invertir a partir de 300 euros. A cambio de depositar una cantidad de dinero, el cliente pasa a ser socio de la cooperativa. Puedes tomar decisiones. Hay una garantía de transparencia del qué se hace con el dinero y el socio recibe un interés anual. Los bancos convenciones se guían por el Euribor y otros elementos para fijar la tasa de interés, según los criterios especulativos. En cambio, aquí hacemos una asamblea cada año y decidimos libremente el tipo de interés que aplicaremos, siempre aplicando un tanto por ciento más para hacer frente a imprevisto que puedan salir y para poder mantener la cooperativa y para que sea un proyecto sostenible económicamente.
No tenemos dinero público. Los recursos que tenemos provienen de nuestros propios socios. Alto grado de criterio de Independencia. El objetivo no es conseguir el máximo beneficio, sino desarrollar un modelo determinado de economía social. Los beneficios que se obtienen, se reparten equitativamente.
Cuáles son vuestros objetivos
No somos una banca ética, pero creemos que sería bueno que hubiera una banca que funcionara con unos criterios éticos. Nosotros nos regulamos internamente. Un banco, por muy ético que sea, está fiscalizado por el banco central. Si fuéramos una banca ética, estaríamos más limitados y no podríamos escoger, libremente, el tipo de interés para cada proyecto. El capital proviene de gente como tú que creen en el proyecto. Si los dejas “tirados”, no dejas “tirado” al consejo de un banco convencional, dejas “tirado” a los socios y socias que han confiado en el proyecto. La confianza que das a la persona, después te la devuelven. Otro objetivo es el que pueda haber un banco ético inserido en unas financias éticas más amplias, con unos niveles diferentes de financias éticas y que la banca ética fuera un medio para desarrollar un modelo de economía, creando tejidos económicos basados en unos valores diferentes a la economía capitalista actual.
Cómo y cuánto puedo invertir en la cooperativa
Se puede ingresar los ahorros en Coop57 a través de Internet o puedes venir personalmente a la oficina, dónde se explican los términos y condiciones. Se pueden hacer unos depósitos a plazo de un o tres años. Como no somos una banca, no podemos hacer cuentas corrientes. Si se necesitan los ahorros antes que finalice el plazo, se devuelven sin penalización alguna. Eso sí, a cada cliente le rogamos cierto compromiso y estabilidad de estos recursos.
El mínimo para formar parte de la cooperativa es de 300 euros y el máximo de 200.000 euros. El máximo que recibimos es el mismo que ofrecemos de préstamo, porque no queremos tener a ningún socio que tenga un nivel de recursos muy alto porque puede condicionar nuestra independencia, ya que si un día quiere retirar todo su capital, puede que nos descapitalice.
La crisis actual os ha afectado de algún modo
La crisis la hemos notado a dos niveles: uno a aquellas entidades que tienen problemas serios, de las cuales nosotros financiamos. Mayoritariamente las del sector industrial. Algunas han quebrado. Actualmente, tenemos un caso que puede ser que nos deje impagos, pero hasta ahora todos los préstamos nos han sido devueltos. Y luego, están aquellas entidades que trabajan con la administración. Hasta ahora no teníamos problemas con este tipo de préstamos, ya que la administración iba pagando. Pero ahora resulta más difícil.
Actualmente, las entidades que trabajan con la administración pública, no sólo tienen los problemas de impagos en retraso sino que, a esto se les puede añadir que no les renueven las subvenciones, que les recorten los convenios o que cada vez tarden más en pagar. Coop57 ha avanzado subvenciones de convenios de este año y del próximo.
Evidentemente, sí que notamos la crisis y sus efectos. Nos preocupan las propias entidades y los niveles de las necesidades de financiamiento de nuestros socios y socias. Somos conscientes que habrá proyectos que se quedaran por el camino. Intentamos tener un balance estable dentro de lo posible.
“Si te quieres lucrar, no inviertas en Coop57. Sólo quien quiera obtener un cierto rendimiento y beneficio de sus ahorros y saber cómo es gestionado su capital”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*