CCOO y UGT se quejan de que se paguen pensiones con la Seguridad Social que deberían salir de los presupuestos del Estado

altEl secretario general de CCOO, Juan Carlos Gallego, nos recibe en su despacho en Via Laietana de Barcelona, desde el cual afirma ver transcurrir una manifestación a diario. Antes, también hemos visitado a la vicesecretaria general de UGT Eva Granados quien confiesa que desde los sindicatos están más atareados que nunca. Sobre todo las últimas semanas, después de que el gobierno anunciará la propuesta  del gobierno de alargar

 

 

alt

 

Texto: Anaïs Barnalas

Fotos: Francesc Sans

El secretario general de CCOO, Juan Carlos Gallego, nos recibe en su despacho en Via Laietana de Barcelona, desde el cual afirma ver transcurrir una manifestación a diario. Antes, también hemos visitado a la vicesecretaria general de UGT Eva Granados quien confiesa que desde los sindicatos están más atareados que nunca. Sobre todo las últimas semanas, después de que el gobierno anunciará la propuesta  del gobierno de alargar la jubilación hasta los 67 años, medida que los sindicatos califican como un recorte de los derechos y de craso error. La reforma ya ha tenido la primera contestación con la manifestación masiva que tuvo lugar el 23 de febrero en la cual, a parte de los sindicatos, participaron autónomos, asociaciones de vecinos y otros colectivos como los taxistas. Los sindicatos opinan que si la medida tira adelante, no descartan convocar una vaga general.

A pesar que el Gobierno español afirma que en el 2020 la Seguridad Social puede tener problemas con la caja de pensiones, según CCOO y UGT, el sistema de Seguridad Social español goza de plena salud y está garantido. Para Granados es incoherente que quieran adoptar una medida para alargar la edad de jubilación y, en cambio, hayan puesto sobre la mesa la opción de cambiar el periodo de cálculo de las pensiones. Aunque el gobierno no lo haya explicitado, para Granados alargar la jubilación supone una rebaja de las pensiones. Algo que cualifica de inadmisible teniendo en cuenta que muchos jubilados se encuentran en el umbral de la pobreza. Según CCOO, los mismos que afirman que el sistema de pensiones es inviable ahora dicen que es necesario bajar la cotizaciones. “Si tanto preocupa la viabilidad del sistema de pensiones ¿Por qué se tienen que recortar los gastos?”, tantea Gallego.

El problema de alargar la edad de jubilación es que estos dos años de laborar más, sería –según los sindicatos- una grave equivocación porque bloquearía la incorporación de jóvenes en el trabajo y “supondría que las personas que están a la paro, tardarían 2 años más en jubilarse”, matiza Gallego.

El Gobierno español, según Gallego, al proponer esta medida ha tocado el talón de Aquiles, una cuestión de justicia de alta sensibilidad para la ciudadanía. Según Gallego, con esta posible reforma sólo se ha tenido en cuenta la variable demográfica y ha olvidado el mercado de trabajo. “Se tiene que garantir un mercado laboral con más personas incorporadas para que no haya precariedad, sino sueldos dignos y contratos estables”, destaca Gallego. Los dos sindicatos destacan que aún el paro golpea ferozmente a las mujeres. Por eso Granados propone optar por ayudar a la población que tiene a cargo hijos y personas mayores y que por ese motivo no se pueden incorporar en el mercado laboral. Porque “hay muchas mujeres que sus hijos no tienen una plaza en las guarderías públicas y como no se pueden pagar jardín de la infancia privado, optan por encargarse ellas mismas de sus hijos ”.

CCOO afirma que actualmente ya hay la posibilidad de una jubilación flexible que permite a los trabajadores alargar su vida laboral y por eso no ve la necesidad de obligar a todos los sectores a trabajar dos años más, ya que hay ámbitos de trabajo de gran desgaste físico y mental como la construcción y la educación, por ejemplo. En todo caso, para Gallego, se tendría que incentivar a los trabajadores de tal manera que se compense a los que quieren seguir trabajando más allá de los 65 años.

Tanto UGT como CCOO aseguran que el Gobierno español ha recibido presiones externas que le han llevado a plantearse esta medida a tuntún. Según Granados, la opción de esta mesura se debe a que los mercados internacionales, The Finacial Times, El Foro Económico Mundial han atemorizado y alertado el Gobierno español de tal manera que ahora la economía quiere pasar por delante de la política. “Se está haciendo más caso a The Financial Times que a los intereses de los trabajadores de su país” asegura Granados. En cambio CCOO distingue que la presión internacional es un elemento pero no determina la posición de un gobierno. CCOO pone más énfasis a presiones que vienen de los intereses de los planes de pensiones privados. “Las pensiones privadas ya se dieron en Chile y los Estados Unidos y demostraron ser un fracaso”, afirma Gallego.

        

alt         Lluvia de críticas al Presidente del Banco de España

         CCOO y UGT critican los “gurús económicos” que se han dedicado a hacer declaraciones de alarma. Y en concreto, apuntan al Presidente del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien según los sindicatos, en vez de gestionar su cargo y preocuparse de que las pequeñas empresas y familias puedan obtener créditos, se ha dedicado a hacer declaraciones incendiarias y a proponer medidas que no son de su potestad como el despido de manera libre, recortar las pensiones, los salarios. “Fernández se dedica a hacer propuestas que no le incumben cuando es incapaz de gestionar sus competencias”, apuntan Gallego y Granados. “A él no se le ha escogido de manera democrática, no tiene la autoridad para proponer estas medidas”, reafirma Granados.

 

         Caja de pensiones, para las pensiones

CCOO y UGT critican que se esté utilizando dinero de las cajas de pensiones para llevar a cabo políticas sociales, como ejemplifica Granados, con la medida de los 400 euros de subsidio una vez se ha terminado el paro. Según Granados, está ayuda tendría que salir de los presupuestos de los servicios sociales del Estado. A parte, también se ha utilizado capital de la caja de pensiones con valor de 3 mil millones de euros para las bonificaciones, es decir, dinero destinado para que los empresarios puedan hacer contratos indefinidos a sus trabajadores. “Con esta cantidad se pueden pagar muchas pensiones”, destaca Granados. Para pagar la pensión de la gente que cotiza poco y que se tiene que complementar, según Granados, el Gobierno también ha echado mano de las cajas de pensiones. Por eso, tanto Gallego como Granados, opinan que el Gobierno español tiene que empezar a diferenciar las diferentes fuentes de las cajas de pensiones.

 

Propuestas para crear más ocupación

         Granados cree que para activar la economía hay que avivar la productividad y esto pasa por consumir. “La actividad económica no crecerá hasta que el banco no vuelva a dar créditos”, opinión que también comparte Gallego.

Aunque los sindicatos opinan que quizás hemos tocado fondo con la crisis y que ahora ya no se destruye tanta ocupación como el año pasado, tampoco no ven claro que a finales de año se empiece a generar empleo, como destacó el Gobierno español la semana pasada al declarar que  “a finales de año se creará suavemente empleo”. Granados distingue entre la estadísticas macroeconómica “ que indican que ya hemos tocado fondo, pero otra cuestión es el día a día, y el índice de paro va creciendo y va por largo”, opina Granados

         A tenor de las actuaciones que lleve a cabo el Gobierno, según Gallego, se saldrá antes o después de la crisis. El peligro que tiene CCOO es que se opte por recortar recursos públicos. Gallego destaca que no tan sólo hace falta una reforma del sistema financiero que consiste en dar créditos a las empresas y familias sino también una reforma fiscal. Se debe aumentar los beneficios de las políticas publicas, luchar contra el fraude fiscal y la economía sumergida.

 

        alt Más que nunca, conflicto de intereses entre trabajadores y empresarios

         En el actual momento de presiones a la baja para las condiciones de trabajo, Gallego cree que hay un sector de poderosos que quieren aprovechar la crisis para obtener beneficios sin tener en cuenta los trabajadores que se están empobreciendo. “De los beneficios de las empresas en vez de invertirlos en reformas para mejorar la productividad, los empresarios los han empleado en negocios inmobiliarios”, apunta Granados. Para CCOO y UGT es difícil cambiar el actual sistema capitalista pero esperan que no se vuelva a cometer los mismos errores que nos han llevado a la presente crisis económica.

 

         El Gobierno ha propuesto la reforma antes que se reuniera la Comisión de El Pacto de Toledo

         La comisión parlamentaria encargada de estudiar las pensiones, conocida como la comisión del Pacto de Toledo se tiene que reunir en los próximos meses con expertos y sindicatos para debatir las posibles reformas de las pensiones. Los sindicatos afirman que asistirán con propuestas alternativas. El debate queda abierto y según el Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, está dispuesto a discutirlo con los sindicatos. Las negociaciones aún no han empezado pero los sindicatos no ven con buen ojo que por primera vez el Gobierno español haya roto el diálogo social y antes de que reuniera con la comisión del Pacto de Toledo ya haya sacado esta posible reforma. “La primera reforma que hace el Gobierno en toda la legislatura que supone un retroceso de derechos”, apunta Granados.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.