Dos grupos feministas se han enfrentado este martes en la plaza Sant Jaume de Barcelona por la abolición de la prostitución. Unas 40 mujeres de la plataforma Catalunya Abolicionista y unas 70 mujeres del sindicato CGT se han intercambiado insultos y se han arrancado de las manos algunas pancartas al encontrarse en la plaza cerca de este mediodía.

El motivo de la disputa han sido las diferentes posiciones que mantienen sobre la prostitución: la CGT apuesta por la regulación y Catalunya Abolicionista por la prohibición. La tensión ha provocado la intervención de diversos mossos d’Esquadra, que han separado a las mujeres. No se ha registrado ninguna detención ni  persona herida. Ambos grupos quieren restar importancia al incidente y lo atribuyen a diferentes puntos de vista en la lucha feminista.

Cerca del mediodía ha comenzado la manifestación que había convocado la plataforma feminista Catalunya Abolicionista (CATAB) en la plaza Sant Jaume de Barcelona. Unas 70 mujeres –la manifestación era no mixta– han gritado proclamas dirigidas a ambos lados de la plaza, a la Generalitat y al Ayuntamiento. Han leído un manifiesto en el que, entre otras peticiones, han reclamado la abolición de la prostitución y han acusado al consistorio barcelonés de «promover» la explotación sexual de las mujeres «fomentando» que Barcelona sea un destino de turismo sexual.

Hacia las 12.50 horas, ha entrado en la plaza un otro grupo de unas 40 mujeres que formaba la manifestación feminista de la CGT y que se dirigía hacia la Catedral de Barcelona para hacer su parlamento, La coincidencia entre las dos protestas, sin embargo, ha generado tensión debido a una disputa histórica respecto a la posición de cada movimiento sobre la prostitución: la CGT defiende la regulación y los derechos laborales para las trabajadoras sexuales, y CATAB apuesta por la prohibición de esta actividad.

La CGT defiende la regulación y los derechos laborales para las trabajadoras sexuales, y CATAB apuesta por la prohibición de esta actividad

Mujeres de los dos grupos han comenzado a discutir de forma vehemente y la situación se ha ido crispando hasta llegar a los insultos y a arrancarse las pancartas que llevaban unas y otras. Esto ha obligado a agentes de la Brigada Mòbil de los Mossos d’Esquadra que estaban allí a separar a las mujeres.

Después, la columna de la CGT ha continuado su recorrido y la manifestación de CATAB ha seguido en Sant Jaume. Fuentes de los dos movimientos han querido «restar importancia» a la disputa y lo atribuyen al hecho de tener diferentes visiones sobre la lucha feminista.

A las 13.30 horas ha llegado a la plaza la manifestación del Sindicat d’Estudiants, que había comenzado al mediodía en plaza Universitat.

Los universitarios han llenado el espacio que hay entre el Ayuntamiento de Barcelona y el Palau de la Generalitat y han leído su propio manifiesto. Han cargado contra el PP, Vox y la Iglesia, a los que han acusado de «cultivar la cultura del machismo y la LGTBIfobia».

También han apuntado al Gobierno, al que han reprochado que no haya «cumplido las expectativas», que no se haya enfrentado a la Iglesia y que haya reprimido las protestas sociales contra algunas sentencias judiciales como la de la violación múltiple de Pamplona. A las 14.30 horas aún quedaban un centenar de estudiantes.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: