LAS LUCIÉRNAGAS ILUMINAN DIFERENTE

altHace diez años trabajaba para la sección policial de un periódico en Argentina. Pero todo cambió cuando un día se fijó con atención en la mujer mayor y desfondada que tenía

 

 

 

Texto: Cristian Jara Alvarado Fotos: Francesc Sans

 

La mujer es más psicológica y el hombre es más físico a la hora de  amar”.

 

“Si no fuese por internet nunca hubiera llegado a nada con mi escritura”.

 

 

altHace diez años trabajaba para la sección policial de un periódico en Argentina. Pero todo cambió cuando un día se fijó con atención en la mujer mayor y desfondada que tenía siempre en el escritorio de enfrente y que sin incorporarse de su asiento, con el teléfono en la oreja, cubría las noticias que al día siguiente aparecían impresas en el diario. Luciana Salvador Serradell (Córdoba – Argentina 1977) se dio cuenta que era una cuestión de tiempo que ella se viera inmersa en un papel similar y entonces hizo sus maletas y marchó del país. Ahora vive en Barcelona y forma parte de aquellas nuevas voces narrativas que nacieron en la red; además de la licenciatura en ciencias políticas, cursó un máster en periodismo y otro enfocado a temas relacionados con Asia Pacífico. Alguna vez simpatizó con la idea de convertirse en corresponsal de guerra, habla ingles, hebreo y se sabe manejar en Internet ofreciendo sus servicios de periodista; pero su gran sueño siempre fue ser escritora. Tiene un blog: bosque de luciérnagas, bitácora de relatos y cuentos; instantes de la vida cotidiana que se leen de un tirón. Algunos de esos textos están incluidos en su primer libro: Las mujeres aman diferente. Luciana habla diferente,  rápido y me da la impresión que también  es veloz con las teclas ¿o no?

 

Bueno , supongo que porque soy periodista…

 

Recopilaste entonces algunos relatos para hacer el libro.  

 

—En un principio la idea era elegir los mejores cuentos de mi blog y editarlos. La idea del libro surgió a partir del blog. El blog lo empecé para hace seis años. Quería organizarme y como soy periodista de internet, claro, un blog estaba a mi alcance. Con el tiempo me di cuenta que la gente empezaba a escribir comentarios que al principio me daban cierta vergüenza, pero el año pasado tuve la suerte de ganar el premio de la Revista de Letras de La Vanguardia y entonces al publicar el libro pusieron el link de mi blog y además de mis amigos (risas) me empezó a leer muchísima más gente.

 

Luciana hace una pausa y deja claro que las historias de su blog que antes eran solamente reflexivas, actualmente componen además “sentimientos concretos de mujeres con nombre que viven en un lugar y que tienen un problema determinado. Las historias surgen a partir de alguna reflexión ocasionada por una mujer que se da cuenta que todo lo que viene haciendo ya no le gusta”.

 

—¿Historias de la vida cotidiana entonces?

 

Exacto. Hay mujeres que me escriben y dicen: “sabes Luciana acabas de poner en palabras algo que me está pasando”. En pocas palabras busco darle la vuelta a la historia que podría ser común y  claro cada uno lo interpreta según como está parado en el mundoPero lo que yo digo es lo siguiente: por más situación nefasta o caótica siempre hay una solución. El punto de partida siempre es una sensación que luego se convierte en circunstancia y alrededor de eso armo toda una historia. Por ejemplo: hay una historia de una mujer divorciada, tiene hijas y vive en una casa perfecta, pero esta mujer a las 8 de la noche se fuma un cigarrillo y se va a dormir en una habitación oscura y así se pasa los días. Ella misma cae en su propio cementerio.

 

—¿Tu apuesta por la  brevedad es intencionada?

 

—En este caso se trata de cuentos cortos.

 

—¿Y estas historias guardan relación con tu experiencia personal?

 

No, aunque quienes me conocen pueden pensar que soy yo la protagonista de todas las historias. Me nutro de lo que escucho hablar a la gente en el metro; las historias están entre  amigos,  en los libros; en la  televisión.

 

—¿Ninguna es tu historia entonces?

 

—Hay una que tiene mi nombre: esa historia es míapero el resto pertenecen a gente que he visto. Además, leo mucho las noticias, pero no por temas de violencia de género…

 

Pareciera que hubiera un trasfondo feminista detrás de las historias

 

No creo porque yo pienso que si a una mujer además de cuidar de  sus hijos en casa,  cocina y plancha y eso la hace feliz; perfecto. Ahora si no es feliz con eso y sin embargo quiere además de tener una familia salir afuera y hacer otras cosas, que las haga, para eso está la igualdad de derechos.  

 

Yo he leído el libro y la verdad es que  siento como que nos pones a parir a los hombres.

 

 A me criticaron bastante por el título: Las mujeres aman diferente. Y yo pienso que si hubiese sido hombre seguro hubiese escrito: los hombres aman diferente

 

—¿ crees que los hombres aman diferente?

 

No digo que las mujeres amen mejor que los hombres; aman diferente, la mujer es más psicológica y el hombre es más físico a la hora de amar, y después quizás el hombre es más práctico y las mujeres tenemos las hormonas que nos juegan,  yo creo que hay una diferencia porque  cuando un hombre  está enamorado se entrega cien por cien igual que una mujer, pero en el proceso, en el mientras tanto, amamos diferente.

 

—Y además… ponen a prueba todo el tiempo a los hombres 

 

Y los hombres también nos ponen a prueba todo el tiempo y al final estamos todos buscando al hombre perfecto o la mujer perfecta y después te das cuenta con los años que es un tira y afloja; pero tampoco uno debe conformarse. Hay mujeres que a determinada edad piensan: ¡o me caso ahora o no me caso nunca!

 

—¿Hay un componente cultural en ese sentido no?

 

Pienso que cada uno se desarrolla de diferente manera.

 

Que la mujer ahora sea más autosuficiente, ocupe puestos importantes y sea independiente en relación a los hombres, ¿No ha sido perjudicial para ella?

 

Es verdad que ahora las mujeres tenemos más libertad pero pienso que siempre hay que encontrar el balance, el equilibro, en el mientras tanto una debe darse cuenta, pero no creo que se haya visto perjudicada la mujer. Es como cuando dicen: surgió internet y ahora hay gente que lo interpreta como un caos de información pero si sabes buscar: internet se convierte en una fuente.

 

—¿Cuando escribías el libro en qué público pensabas?

 

En mis amigas y en todas las mujeres que conozco. La franja de edades de mujeres en las que pienso cuando escribo oscila entre veinte y pico (que es la etapa del despertar del amor y el  momento de dar una oportunidad; de auto conocerse, de decir: mira esta soy yo y quiero luchar por esto y aunque me cueste terriblemente lo que quiero lograr) y también pienso en mujeres de cincuenta para abajo, estas conforman las historias más densas de metida de cuernos; de mujeres que se quedan encerradas en un amor viejo o platónico, entonces lo que busco decir ahí es bueno: despiértense, vivan la vida. La vida es esta.

 

—¿Tus amigas eran así?

 

—No pero fueron ellas las que me empezaron a leer. Aunque hoy por hoy el feedback más cercano que recibo es de público femenino. Todas las mujeres que me leen se identifican con las historias y resulta alentador que ahora los principales compradores de libros sean mujeres que oscilan en una franja que  coincide con el público al que yo me dirijo.

 

—¿Y qué autores te gusta leer?

 

Crecí  leyendo a Isaac Asimov y Agatha Christie, también la obra de Henry Miller y la obra Alan Poe. Si tuviera que elegir me quedaría con el género policial, el misterio, la intriga.

 

Actualmente Luciana está dedicada a escribir una novela: es una historia  donde se mescla el realismo mágico con la tragicomedia. Empieza en Buenos Aires, salta en Sitges y termina en Siria. Procura escribir todos los días y no quiere perder esa disciplina. Se puso a leer entrevistas a otros escritores para ver como hacen “y me di cuenta que escribir es cuestión de sentarse a trabajar y a  a veces me pasa que me siento a escribir y releo y releo y a veces no me gusta y entonces empiezo de nuevo. El primer capítulo del libro me encanta y después veo que voy un poco en picada y entonces estoy buscando encontrar el ritmo. Me está costando la vida y pienso que es lo primero verdaderamente literario que voy a escribir. Tengo que entregar el libro en setiembre, me he puesto a tope para terminarlo.

 

—¿Entonces hay  una editorial interesada?

 

pero todavía tengo que ver si  les gusta el manuscrito. A ver si tengo suerte.

 

—¿Quisieras pasar de lo digital al papel?

 

Los relatos están editados en papel en Lulu.com. Tengo otros cinco cuentos que es una editorial e-book que ya los ha publicado Intangible. A mientras que me lean y la gente le guste; que lo lean como quieran.

 

 —¿Te da igual el formato?

 

En papel tu libro te lo crees más, la portada, los colores, la letra; es diferente, pero quizás lo ponga para descarga y en cuanto a la novela acepto la posibilidad que venga. Pero igual yo creo que ambos pueden tener los dos formatos.  

 

—¿Y lees autores de tu generación?

 

pero soy muy de blogs y después hay otro registro que empieza a gustarme y que son videos de relatos; mini cortos que narran la historia. Ahora lo que  viene pasando con todo esto de la comunicación y lo audiovisual que entra por los ojos, me gusta bastante.

 

Probablemente la ventaja de internet sea eso…

 

Yo te digo una cosa si no fuese por internet nunca hubiera llegado a nada con mi escritura. Lo mío empezó con un blog, y el premio que yo gané es de literatura pero en blog y yo ahora todos mis cuentos los muevo por internet. La gente me empezó a leer por internet. Con internet yo tengo un soporte que lo puedo hacer llegar a cualquier parte vía mail, de manera que es más  fácil que la gente me llegue a conocer. Si fuese en papel tendría que ganar un mega premio literario o buscar una editorial que me abra las puertas.

 

 —¿Escribir una novela es más difícil de lo que imaginabas?

 

, pero sobre todo por  los detalles a la hora de bajarlo al papel, eso es lo que más me cuesta y no quiero saltarme ninguno.

 

—¿No has caído en la tentación de asistir a  los talleres de narrativa?

 

Sí… he ido

 

—¿Menudo  fraude o qué?

 

Algunos te sirven como ejercicio. También tengo amigos periodistas que escriben, a algunos  les gusta mi estilo y a otros no, y a veces me resulta mucho más fácil enviar mis historias a gente que conozco y que de verdad me van a criticar.

 

—¿Y la novela  como se va a llamar?

 

Todavía no tiene nombre pero la protagonista se llama Teresa y hay una relación con Teresa de Calcuta, por el tema de la santidad; el libro es una crítica al mundo del consumismo, la televisión, los reality shows: espero tener suerte.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*