“Las calles serán siempre nuestras”

Autor: Francesc Sans

Miles de estudiantes se manifestaron ayer en Barcelona para reclamar que se celebre el referéndum. La de ayer fue una de las manifestaciones del movimiento estudiantil más masivas que se han visto en los últimos años.

“Los estudiantes lo tienen claro: el 1 de octubre se tiene que votar para poder decidir el futuro de Cataluña”, defendió la portavoz de Universidades por la República, Marta Rosique. “Los jóvenes somos los que más viviremos los efectos de todo este proceso, y por ello es importante que continuamos al frente de la lucha”, sentenciaba Juan.

La manifestación tuvo lugar en el marco de las huelgas convocadas en los centros educativos esta semana. Los institutos, que inicialmente sólo debían hacer miércoles y jueves, ampliaron la huelga en toda la semana para evitar un control policial de los centros, mientras que las universidades pararon las clases ayer y hoy.

La plaza Universitat de Barcelona fue el punto de partida de una protesta que llegó hasta la plaza de los. La cabecera abrió camino con una pancarta con el lema “Vaciamos las aulas, defendemos el referéndum”, seguida por una estelada de grandes dimensiones.

La protesta es el acto principal de las jornadas de huelga estudiantil que hay convocadas para este jueves y viernes en favor del referéndum del 1-O y en contra de la represión del Estado para detenerlo. La manifestación se inició en la plaza Universitat, ha seguido por la Gran Vía y ha terminado poco después de las 14 h en la plaza de Sants.

Los estudiantes han recibido el apoyo de un grupo de bomberos que se han sumado a la manifestación corriente por el lateral de la Gran Via. Los estudiantes les han aplaudido y una veintena se han puesto a correr.

Los únicos incidentes durante la manifestación se han producido cuando unos encapuchados han hecho pintadas en una oficina de Bankia, pero el resto de los estudiantes les han pitado y los han llamado “Fuera, fuera!”. Aparte de eso, un grupo minoritario ha tirado petardos, pero los Bomberos los han parado; “No violencia!”, Gritaron los manifestantes.

El seguimiento de la huelga en las universidades convocada por la plataforma Universidades por la República tiene hoy un seguimiento masivo en las universidades públicas, con entre un 80% y un 90% de las clases suspendidas. Según ha informado la Secretaría de Universidades e Investigación de la Generalitat, en la Universidad de Barcelona (UB), la más importante de Cataluña, con más de 60.000 alumnos, es donde la actividad docente se ha suspendido completamente, a las facultades de Filosofía y de Geografía e Historia.

También se han cancelado el 90% de las clases en Farmacia y Ciencias de la Alimentación del campus de la Diagonal, y el seguimiento de la huelga en la UB ha sido superior al 80% en la mayoría de los centros.

En la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) no se han impartido clases en las facultades de Ciencias de la Comunicación; Ciencias Políticas y Sociología; derecho; Economía y Empresa; Filosofía y Letras; Psicología, y Traducción e Interpretación, mientras que en el resto de las facultades el seguimiento ha sido irregular. En la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) el seguimiento de la huelga ha sido mayoritario en las escuelas técnicas superiores (ETS) de arquitectura de Barcelona y del Vallès, así como en las escuelas de Manresa y de Vilanova y la Geltrú.

La Universidad Pompeu Fabra (UPF) fue la única en la que el rector decidió ayer suspender toda la actividad académica de este jueves y viernes en apoyo de la huelga estudiantil y por las circunstancias políticas que vive Cataluña.

En la Universidad de Lleida (UdL) hoy no hay clases, porque no es día lectivo en esta universidad por festividad local y, por tanto, está cerrada. En la Universidad de Girona (UdG), la actividad docente se ha suspendido completamente a las facultades de Educación y Psicología y de Letras y, en el resto de centros, el seguimiento de la convocatoria de huelga ha sido superior al 90% .

En la Universidad Rovira i Virgili (URV), el seguimiento de la convocatoria de huelga ha sido mayoritario en todos los campus, especialmente en el de Bellisens y de Tierras del Ebro, así como en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud. En el caso de la Facultad de Turismo y Geografía, y la sede de El Vendrell, la incidencia de la huelga ha sido del 100%, según Universidades.

Uno de los hechos más destacados de esta protesta es que a diferencia de otros cortes de la AP-7 no se han vivido momentos de tensión entre los estudiantes y los conductores. Más allá de los gritos de los manifestantes con cánticos como “Votaremos”, “Huelga general”, “Las calles serán siempre nuestras” o, incluso, “La AP-7 será siempre nuestra”, el silencio dominaba entre coches, camiones y motos donde no se sentía prácticamente ni una queja. El hecho se ha interpretado como un apoyo a la protesta en defensa del referéndum, ya que, una vez los estudiantes han abandonado la autopista y se ha restablecido la circulación, muchos conductores han hecho sonar las bocinas para apoyar a los alumnos, que hacían ondear las banderas en el lateral de la carretera

{"autoplay":"true","autoplay_speed":"3000","speed":"300","arrows":"true","dots":"false"}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*