Entrada al Hospital del Mar. (Flickr/Roser Vilagrassa)

El sindicato CGT Barcelona ha difundido el siguiente comunicado en relación con la situación de los y las trabajadoras del Hospital del Mar de Barcelona:

El Comité de Empresa del Consorci Mar Parc de Salut de Barcelona queremos denunciar el constante abuso que la dirección de esta Institución, comandada por la Gerente, Olga Pané i Mena, ejerce sobre sus trabajadoras. Venimos de muchos años de recortes y sin ningún tipo de duda, en buena medida estos son responsables de los males que se han ido agraviando a raíz de la explosión de la pandemia. A la precarización económica se le ha sumado, un incremento brutal de cargas de trabajo, una planificación penosa a causa de la carencia de personal, que ha hecho saltar por los aires la conciliación de la vida laboral con la familiar y social.

Para intentar que en plena sexta ola, la actividad habitual del Hospital no se vea afectada por la falta de personal, vemos como todas las decisiones de la Dirección afectan directamente de nuevo, en el día a día las trabajadoras. La Unidad de Hospitalización 30, que acoge habitualmente los servicios de Urología y Traumatología, ha tenido que absorber pacientes covid. Sucede que el mismo personal tiene que atender tanto pacientes covid como pacientes no covid, con todo lo que esto supone.

Dejando al margen, que la ratio común en el turno de noche, es de un TCAI por cada 20 pacientes, una barbaridad, compartir 10 pacientes quirúrgicos con 10 pacientes covid nos parece un ejercicio de irresponsabilidad por parte de nuestra empresa y expone tanto a trabajadoras como pacientes a un riesgo que es del todo inadmisible. Esta situación también se produce actualmente en el servicio de Urgencias. Ya hemos interpuesto una denuncia urgente ante Inspección de Trabajo.

Otras consecuencias de la mala gestión de la señora Pané, es la obligatoriedad que se ha impuesto a las trabajadoras de vacunarse un día antes de día festivo. Así, si aparecen efectos adversos, es el trabajador quien asume las consecuencias. Una lamentable decisión que también contradice el artículo 14.5 de la Ley Prevención Riesgos Laborales.

Ejemplos de los efectos de la gestión privada de Centros, supuestamente públicos, como el nuestro, son innumerables:

La amenaza de externalización del servicio de Esterilización sigue más viva que nunca, a pesar de la aprobación del Parlament de la Moción votada el 22 de julio, que decía «parar todos los procesos de externalización sanitaria como el de esterilización quirúrgica, y dotar de los recursos propios, humanos, materiales y organizativos, para garantizar la cobertura en condiciones de calidad». Tanto les da lo que diga el Parlament, ellos tiran por la tangente.

Se niegan a pagar el 100% de las DPOs, a pesar de que es evidente, que en mayor o menor medida, las constantes adaptaciones y cambios que hemos ido adoptando para hacer frente a la pandemia, han afectado a todos los servicios y categorías, de diferente forma y grado, es cierto, sin embargo, que directa o indirectamente nos ha afectado a todos y todas imposibilitando el logro de los objetivos marcados.

Imposición, sin ninguna negociación con los Representantes legales de los trabajadores, de una normativa sobre los criterios de gestión y planificación del calendario individual del personal, totalmente restrictiva y lesiva por los intereses de los y las trabajadoras.

Podríamos seguir con muchos más casos sangrientos que evidencian la incapacidad de nuestra Gerente para hacer frente a todo lo que se nos viene encima. Acabamos con la situación casi ya crónica de saturación del Servicio de Urgencias, más agraviado en época invernal. Mientras tanto, se mantienen un montón de camas de hospitalización, cerradas, según dicen, por falta de trabajadoras.

Por todos estos motivos y muchos otros, nos emplazamos pasadas las fiestas. Si no se han resuelto todas estas situaciones, nos estamos planteando acciones de todo tipo, sin descartar la convocatoria de huelga, a pesar de todas las dificultades que puede comportar. Los aplausos se han convertido en maltrato.

Comité de Empresa del Consorci Mar Parc de Salut de Barcelona

Comparte: