LA CADENA HUMANA DE LOS EXILIADOS EN LONDRES

altFalta un mes para el segundo aniversario del 15M y los elementos necesarios para emprender una nueva movilización global están en la parrilla de salida. El pasado domingo, 7 de abril, tuvo lugar la concentración más numerosa de Juventudes

 

 

 

 

Iraide N. Zubillaga
Corresponsal en Londres

Hugo de Armas: “Otro mundo es posible y lo vamos a ver”
 

Dos desahucios al día debido a unas prácticas abusivas  por una banca privada rescatada, más de seis millones de parados que implica un porcentaje muy por encima de todos los países de la Unión Europea, cierres y Expedientes de Regulación de Empleo día y día también, un 45% de los jóvenes realizando una actividad que requiere una formación inferior a su nivel de estudios, reducción de becas y subida de tasas, deuda privada que pasa a ser de todos, recesión, malversaciones, retroceso, privatización de educación, sanidad y servicios sociales hasta el suicidio… Es la lista interminable de impopulares recortes, injusticias y corruptelas de un gobierno sin sombra de compasión que no escucha a la ciudadanía de un país repleto de irregularidad política y democrática. En España la debacle es el mismo plato de cada día. ¿Con esta situación sin tregua quién puede vivir? Recurrimos al exilio.
 

alt

 

Falta un mes para el segundo aniversario del 15M y los elementos necesarios para emprender una nueva movilización global están en la parrilla de salida. El pasado domingo, 7 de abril, tuvo lugar la concentración más numerosa de Juventudes sin futuro desde el comienzo del movimiento en 2011, originado en su día frente a la embajada española en Londres; 33 ciudades se subieron a bordo de este transatlántico de jóvenes crispados. Hace una semana, en el Millennium Bridge se reunieron centenares de personas que formaron una cadena humana al grito de: “¡No nos vamos, nos echan!”, “¡Manos arriba, esto es un atraco!”, ¡Nos echan del curro, nos echan del país!”. Coincidiendo con su segunda celebración, este 8 de abril, lamentablemente, feneció el pensador, escritor y humanista, entre otras muchas cosas, José Luis Sampedro. El catalán ha dejado huérfano al 15M ya que ha tenido lugar apenas dos meses después del fallecimiento de Stéphane Hessel, autor de ¡Indignaos!, el libro prologado asimismo por Sampedro. Dos ilustres figuras que hasta sus últimos días advirtieron de la necesidad de una sociedad más justa y humana. “Los medios oficiales no se van a volcar con vosotros y encontraréis muchos obstáculos en el camino, pero está en juego vuestro futuro. El 15 de mayo ha de ser algo más que un oasis en el desierto”, son las sonadas palabras del activista José Luis Sampedro en su manifiesto al 15M. Falleció con 96 años en Madrid.
 

Abril y mayo: un mes lleno de movilizaciones, consultas populares y asambleas
La plataforma Juventudes sin futuro ya tiene el calendario en marcha de lo que queda de mes y del que viene. Ayer mismo a las once de la mañana en el Tottenham Town Hall y hasta el Northumberland Park School se manifestó la Marcha de las mil madres por la justicia en contra de las nuevas tasas del impuesto dormitorio (bedroom tax) en pisos de protección oficial, los consecuentes 5000 desalojos que el ayuntamiento de Westminster pretende efectuar y la reducción de los subsidios sociales. En la estación de Kings Cross tenía lugar media hora después otra protesta bajo el lema “Who wants to evict a millionaire?”, contra estas mortíferas medidas que el principal ministro de la austeridad, David Camerón, aprobó el 1 de abril. Igualmente, el día 21 de este mes se organizará el Picnic lúdico festivo republicano por la Revolución de los claveles portuguesa. Por otro lado, en el Royal Festival Hall el 5 de mayo se celebrará una pública Asamblea General del 15M. El 9 de mayo se hará el llamado “Toque a Bankia”, esto es, paralizar la actividad de la sucursal por completo, y para el domingo 12 de mayo, día del aniversario, se realizará un videoforum en el Passing Clouds de Londres con diferentes proyecciones sobre la historia del 15M, la actual situación socioeconómica, un homenaje a Sampedro, además de un reportaje de Reel News, la misma productora del documental sobre Somonte en Colorama, y su posterior debate. Por último, el 15 de mayo acontecerá en la embajada española una asamblea extraordinaria en la que “recordaremos al embajador Trillo que seguimos indignados”, como se explica en la página del 15M-Londres y en la que colabora de forma asidua Hugo de Armas.  
 

Cada vez hay más organizaciones contra las políticas que se llevan a cabo y no se sabe el número exacto de emigrantes que se marcharon de España hasta la fecha. Algunas estadísticas cuentan casi 400 000, según un informe de Adecco en el que se recogen datos del Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero (CERA), elaborado por el INE. Hugo de Armas Estévez es uno de ellos y se encarga de aportar de la forma más altruista su granito de arena a la causa movilizadora. No le gusta que le llamen portavoz ni coordinador, tampoco cree que haga más que el resto. Afable, humilde y cercano, este tinerfeño de 39 años vive en Londres desde antes de que comenzara la crisis. Haciendo las veces de profesor de español, guía turístico y coordinador de viajes es miembro de los Verdes (EQUO en España), voluntario, activista y trabajador de Greenpeace. Un “ciudadano activo políticamente, influenciado por las ideas de Sampedro, quien fue mi maestro y mentor en muchas cosas”, como él se considera.
 
 

¿Cuándo empezó a involucrarse en el 15M y qué le impulsó a ello?

 

Desde el 15 de mayo de 2011, pero la primera protesta a la que acudí fue el 19 de mayo en la embajada de España en Londres. Hay tantas cosas que me motivaron que es imposible enumerarlas pero diré que la situación global de la sociedad española y el neoliberalismo brutal que está aniquilando el planeta fueron las más importantes.
 
 

¿Cómo dio con la organización?

 

No existía, nació en medio de la protesta ciudadana de forma espontánea. No somos organización como tal, solo un movimiento ciudadano. Un día llegamos a protestar a la embajada e hicimos la primera asamblea.
 
 

¿Cómo funciona el movimiento ciudadano?

 

No hay coordinadores, todas las personas somos participantes y organizadores. Hay gente más o menos activa en función de su vida y su disponibilidad. Varios compañeros, entre ellos Marta Kaskero, Mariela Maitane… creamos una página de evento en Facebook  y llamamos a la ciudadanía española en Londres siguiendo la convocatoria de Juventud sin futuro, y secundada aquí por 15M London Assembly.
 
 

¿Cuándo y dónde hacen las asambleas?

 

En el Royal Festival Hall una vez al mes, son inclusivas y todo el mundo está invitado a participar. También hay una feminista que trata asuntos de género específicamente para mujeres. Se debaten todos los temas imaginables y cualquiera que esté de actualidad, se trata de discusiones políticas.
 
 

¿Son las asambleas de acceso público?

 

Absolutamente. Su leitmotiv es: “del pueblo para el pueblo”. Son inclusivas, abiertas, apartidistas. Democracia directa en acción.
 
 

La carta a MPs y el llamamiento para el Mayo Global 2013 es…

 

Una protesta sobre la corrupción política en España que trascienda a las fronteras españolas y deje claro que emigración y corrupción son dos caras de una misma moneda: la de la crisis neoliberal que sufrimos. En cuanto a la carta a MPs está en proyecto, todavía no sé nada concreto.
 
 

¿Cuánto más durará esta situación de tensión entre ciudadanía y gobierno, de injusticia, de precariedad…?

 

Muchos años si los gobiernos y las élites no escuchan y reaccionan ante las demandas de la ciudadanía. Y si antes de eso el colectivo no se rebela masivamente contra este estado de la situación humana y decide cambiar el sistema y a sus gobernantes. Mientras tanto nos queda seguir luchando, utilizar la imaginación, ver en lo que se está fallando a la hora de organizar las protestas, incluir a más grupos sociales, cambiar tácticas y estrategias si fuera necesario y nunca, nunca recurrir a la violencia. El cambio vendrá de una manera masiva y pacífica.
 
 

Si PP Y PSOE son prácticamente lo mismo, ¿a quién se debería pasar el testigo para que mejore la situación? 

 

A otros partidos políticos minoritarios que se comprometan con cambiar el sistema. Pero me gustaría dejar claro que desde el 15M somos apartidistas aunque no apolíticos. Hay muchas opiniones: desde los que no participan, los que votan en blanco o los que votan a otros partidos minoritarios para cambiar el sistema actual y sus reglas de juego. Este último es mi caso pero hay muchísimos y cada uno es diferente e igualmente legítimo.
 
 

¿Qué opina de los escraches que se están practicando frente a las casas de los políticos o las sedes de los partidos dirigentes? 

 

Es un tema polémico y complicado que tiene muchos ángulos humanos. Sin embargo, dada la situación de emergencia social que vivimos lo entiendo y lo apoyo, pero no es mi manera preferida de protestar. Londres Occupy hizo uno ayer; si estuviera en España tomaría parte en ellos claramente, como apoyaría y participaría en las acciones contra los desahucios de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca).
 
 

¿Cuáles son sus propuestas para la colaboración con el Plebiscito Ciudadano desde Londres?

 

No lo hemos abordado, aún es un tema que se debatirá en la próxima asamblea.
 
 

Hay mucha gente que cree que salir a la calle no es eficaz y se quedan en casa, ¿qué les diría?

 

Que las cosas no se cambian desde el sofá, como decían Celtas Cortos: “tranquilo majete en tu sillón”Siempre hay excusas para no cambiar las cosas. Y hay mucha gente que vive cómoda dentro de los límites que pone el sistema, otras que tienen miedo y otras a las que simplemente les puede la pasividad y el conformismo. Los logros conseguidos en la historia de la humanidad se hicieron gracias a los que salieron a protestar, no por los que se quedaron en casa tranquilamente. Aunque estos se beneficiaron o salieron tan perjudicados por los cambios como los otros. Al final es un asunto de ética personal y ciudadana.
 
 

Por último, ¿cree que es emigrar la salida?

 

Nunca es una solución, es una reacción ante un problema, en este caso una crisis en las que las élites aprovechan para imponer una fase aún mucho más brutal e injusta si cabe del sistema capitalista; el neoliberalismo y el gobierno de los mercados. Es la tiranía de los que gobiernan y la dictadura del capital, en otras palabras. Yo emigre porque quise en 2007 y desde entonces he intentado volver 3 veces y no hay forma de hacerlo. Mi próximo destino será Latinoamérica donde casi están parando al neoliberalismo.

{morfeo 581}

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*