Finaliza el festival de Casa Asia 2015

altEn los cines Girona de Barcelona se han proyectado unas 52 películas que representan a la filmografía de más de 20 países. Una buena representación de países que normalmente no estrenan en las salas de cine comerciales, películas de diferentes temáticas: históricos, thrillers, condición femenina, denuncias sociales, fantasía, animación, dramas, y pocas comedias…

 

 

 

En los cines Girona de Barcelona se han proyectado unas 52 películas que representan a la filmografía de más de 20 países. Una buena representación de países que normalmente no estrenan en las salas de cine comerciales, películas de diferentes temáticas: históricos, thrillers, condición femenina, denuncias sociales, fantasía, animación, dramas, y pocas comedias…  Japón, China, Corea e Iran son las que aportan más películas, algunas de gran calidad  que a buen seguro se podrán ver en las salas comerciales. Algunos cambios de programación y cambios horarios de última hora, pero con una buena asistencia media, al menos en las sesiones de las 20 y 22 horas, ya que no tengo datos de las otras sesiones.

 

alt

 

Un certamen que concede premios diversos, el premio a la mejor película del festival Casa Asia 2015, ha sido para Haemoo (Niebla), primera obra del guionista y ahora director Bong Joon-ho. Un trepidante y crudo thriller sin concesiones que mantiene la tensión desde el primer minuto. Un viejo pesquero capitaneado por Kang Chui-joo, un patrón que arrastra una crisis económica y personal, pero como la necesidad obliga acepta un trabajo equivocado: el transporte y traslado de emigrantes clandestinos chino-coreanos, desde alta mar a tierra. Una variopinta tripulación se enfrentará a una macabra pesadilla

 

Haemoo nos deja un drama que mezcla, necesidad, amor, miseria, mala conciencia, fatalidad y muerte. El resultado es un trabajo frenético lleno de fuertes escenas y una buena interpretación coral, donde destaca Yun-seok kim, uno de los mejores actores coreanos. Película que quizás se verá en salas comerciales.

 

alt

 

La película que abrió el certamen fué, The Golden Era, de la realizadora Ann Hui, un repaso a la era dorada china, antes del triunfo de la revolución, donde la directora nos traslada desde principios del siglo XX, hasta la invasión japonesa de China, esos años sirven para hacer un biopic de la escritora Xiao Hong, considerada hoy en día como la mejor escritora de la china moderna, una recreación del mundo intelectual chino, poetas y escritores pasan por la vida de esta escritora que representa una nueva mujer en esa China patriarcal obsoleta, a los que no son expertos en literatura china les puede sonar extraños el baile de nombres de los diferentes personajes que aparecen en las casi tres horas de metraje. El resultado es bueno, con una buena ambientación, buenas interpretaciones, pero demasiado uniforme y fría, con algúnos tópicos sobre los artistas, como las penurias y calamidades del escritor.

 

Una película, donde el protagonismo de la escritora Xiao Hong queda sepultado entre tanto escritores y poetas que llenan las distintas secuencias de The Golden Era, aportación destacada del cine de Hong Kong.

 

alt

 

Miss Hokusai, otra de las películas premiadas (por los espectadores jovenes), es una película japonesa de animación basada en un manga, Sarusuberi de Hinako Sugiura. Esta película la dirige Keiichi Hara, y sigue casi al pie de la letra las viñetas del cómic. Es una aproximación a O-Ei, la hija artista del gran maestro Hokusai, uno de los artistas japoneses más prolífico y famoso de todos los tiempos. Son cortas escenas donde los personajes van mostrando la manera de trabajar del maestro, su relación con su mujer y sus hijas, con el mundo y sus discípulos, un personaje cuya maestría y capacidad artística estaba reñida con la falta de sensibilidad con su entorno familiar. E-Oi puede demostrar que tiene dotes y capacidades superiores a los artistas del momento, pero es una sombra oculta a los ojos de su padre, las anécdotas se suceden entre la comedia y el drama, con una buena animación que juega con el 3D y el dibujo 2D, con un homenaje a la obra de Hokusai, con detalles poéticos y poner en un lugar preferente el valor como artista de O-Ei, Miss Hokusai.

 

alt

 

A tale of Love, película iraní, dirigida por Ahmad Ramezan Zadeh, refleja una historia del Kurdistan en los crudos años de la Guerra Irak-Iran. Halabja es una de las poblaciones que fue atacada con armas químicas, un fotógrafo refleja el horror del genocidio y al mismo tiempo se enamora de una bella superviviente. Pero la felicidad entre tanto desastre, es volátil y las nostalgias y la enfermedad producida por las secuelas del bombardeo químico llevará a la pareja a una nueva etapa llena de incertidumbres. Película que parece un folletín de tarde de domingo en TV, pero que sirve para reivindicar los recuerdos de ese pueblo kurdo, que desde siempre ha sido agredido por el poder militar, ya sea Iraquí, Turco o del ISIS. 

 

Otras películas podrían tener una reseña, pero sólo las vistas en esos cuatro días merecen estas lineas, las otras quizás habrán sido más interesantes y mejor que las visionadas pero sólo hablamos de lo visto. Esperando la nueva edición del festival Casa Asia 2016, agradecer a los organizadores la posibilidad de ver cine asiático que la mayoría de veces es un cine casi invisible que sólo se puede ver en videos o en Internet.  

 

Pero también hemos visto en Rambla alguna película que tienen su reseña en otras páginas de la revista. Sharing de Makoto Shinozaki.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*