El concierto de Emir Kusturica and The No Smoking Orchestra que se iba a celebrar en el Palau de la Música de Barcelona el próximo miércoles 30 de marzo en el marco del Festival Mil·lenni se ha aplazado sine die.

El concierto de Kusturica estaba programado dentro del ciclo Banco Mediolanum Festival Mil.lenni, pero la presencia del músico serbio había suscitado las quejas de miembros de la comunidad ucraniana en Cataluña que habían hecho pública una carta de protesta en la que califican su presencia en Barcelona como “una vergüenza”.

En su misiva, aseguran que Kusturica colabora con el teatro Académico Central del Ejército Ruso y denuncian que el músico “justifica a dictadores como (Vladímir) Putin”.

Los miembros de la comunidad ucraniana amenazaban con boicotear el concierto organizando ante el Palau de la Música con una protesta durante la actuación del músico serbio y en los días previos.

El Palau y el Orfeó, en una declaración que se puede leer en su página web, aseveran que “la cultura y la música son instrumentos para el diálogo y la paz y por eso se mantiene el compromiso con los artistas rusos y rusas que compartan el rechazo a la guerra y la defensa de la paz, para actuar sobre el escenario del Palau”.

Emir Kusturica es uno de los pocos directores que ha conseguido ganar dos Palmas de Oro del Festival de Cannes. Cuando recibió el premio por segunda vez, en 1995, señaló que sus maestros eran el francés Jean Renoir, el italiano Federico Fellini y el soviético Andrei Tarkovsky. Kusturica es un director polémico por sus puntos de vista pro yugoslavos y por sus críticas al modelo estadounidense y europeo.

Kusturica no, Eurovisión sí

Contrariamente, la ganadora ucraniana de Eurovisión 2016, una tal Jamala, actuará sí en Barcelona para recaudar fondos para ayudar a los refugiados. Lo hará el próximo sábado en la Sala Apolo de Barcelona dentro de la Eurovision Party, la primera fiesta oficial del certamen musical que se celebra en Cataluña.

En la primera actuación que ofreció tras abandonar Ucrania, en la televisión alemana, inició una recaudación para sus compatriotas que ha llegado a alcanzar los 67 millones de euros. En su paso posterior por Rumanía, recogió 950.000 euros.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: