“Somos lo que los lectores quieren que seamos”

Autor: Bibiana Ripol

Fotografía: Bibiana Ripol

La editorial Desclée De Brouwer festejará sus 75 años de transmisión cultural y compromiso con los valores humanos el viernes 4 de octubre a las 19.00 h en el hotel Carlton de Bilbao con un acto de celebración en el que intervendrán el presidente de la editorial, Javier Gogeascoechea Arrien —siempre atento a las nuevas temáticas que pueden interesar a los lectores— y su hijo, el consejero delegado Javier Gogeascoechea Olavarriaga, —responsable de la actual expansión en América Latina—, quienes trazarán un repaso del camino recorrido en estas siete décadas.

En el acto de aniversario participarán diversos autores de la editorial —pertenecientes a los diferentes campos de conocimiento que abarca Desclée De Brouwer— que tratarán temas actuales como «La asertividad y la autoestima», «Mindfulness y salud mental», «La psicología humanista de niños y adolescentes» y el «Mensaje cristiano». El director de la edición española de la Biblia de Jerusalén hablará sobre esta obra emblemática, convertida ya en un clásico.

La celebración de los 75 años de Desclée De Brouwer culminará con un baile tradicional de Euskadi: la Kaxarranka y un cóctel.

Independencia y universalidad desde las raíces

«De Bilbao al mundo» es la fuerza impulsora de la editorial Desclée De Brouwer, fundada en Bilbao en 1944 por D. José Mª Gogeascoechea, pionero de tres generaciones de editores que han ido ampliando el catálogo de títulos de la editorial y la diversidad de temas que tratan sus libros y colecciones como respuesta a una sociedad cambiante y cada vez con mayores inquietudes intelectuales, psicológicas y humanistas.

El primer catálogo de Desclée De Brouwer, pequeño pero escogido, incluía misales y una selección de obras en latín, francés y español. Desde entonces, la editorial ha apostado por diversos proyectos relacionados con el ser humano, los valores del humanismo cristiano y campos de conocimiento como la espiritualidad, la meditación, la autoayuda, la psicología, la salud mental, el crecimiento personal, la pedagogía, la gestión empresarial y el aprendizaje del euskera para diversas edades con especial atención a la literatura infantil y juvenil.

Javier Gogeascoechea.

Bibiana Ripol.- A lo largo de sus 75 años de existencia ¿cuál ha sido la evolución de la línea editorial de Desclée De Brouwer?

Javier Gogeascoechea.- En un principio Desclée comenzó editando únicamente libros religiosos, sobre todo misales (breviarios). Luego fue incorporando otras obras de temática religiosa como la Biblia de Jerusalén, libros de espiritualidad… En los años 1947-1948 se empezó a editar la colección «Educación y Familia», que incluía autores traducidos del francés y autores españoles: El libro del novio, El libro de la novia, Iniciación de los niños en la vida, Te vas haciendo hombre, Te vas haciendo mujer… Publicamos más de 130 títulos de este estilo.

Paulatinamente, la línea editorial se fue enriqueciendo con libros sobre moral cristiana y, en el año 1965, empezamos a publicar una colección de libros de psicología, «Biblioteca de Psicología», con libros de autores españoles, pero sobre todo traducciones de psicólogos americanos. Actualmente dicha colección tiene más de 300 títulos vivos.

En el año 1996, iniciamos la colección «Serendipity», dirigida por Carlos Alemany. En estos momentos tiene más de 240 títulos y publicamos muchas reimpresiones. Destaca La asertividad: expresión de una sana autoestima, cuya autora, Olga Castanyer, es la actual directora de la colección. Este libro va por la cuadragésimo primera edición. Además, también editamos colecciones de educación emocional y en valores.

B.R.- ¿Cómo afronta Desclée De Brouwer los retos de los nuevos medios digitales, tanto en la edición como en los soportes y en la promoción y comunicación de la editorial?

J.G.- En Desclée desde el principio hemos apostado por el soporte digital (ebook). De hecho, cuando publicamos una novedad lo hacemos simultáneamente en papel y en digital. Hemos entrado en los principales canales de venta de ebooks: Amazon, Casa del Libro, Apple y Kobo, pero seguimos potenciando el soporte papel, que continúa teniendo el mayor peso en el resultado de explotación de la editorial.

Nuestra página web es esencial para impulsar las ventas en ambos soportes (papel y digital) y para la comunicación directa con nuestros lectores. La promoción de las ventas ha cambiado mucho; ahora es fundamental que los editores conectemos directamente con nuestros clientes finales.

B.R.- En un panorama editorial global, dominado por los grandes grupos, ¿qué lugar ocupa una empresa de base familiar, independiente y arraigada en la ciudad de Bilbao?

J.G.- Es muy difícil mantenerte viva si eres una editorial de tamaño mediano que no pertenece a ningún grupo editorial.

Tanto en el sector religioso como en el del libro general ha habido un tremendo auge de grandes grupos que han copado el mercado editorial nutriéndose de la compra de las editoriales independientes. La solución más fácil es dejarse fagocitar por uno de esos grupos.

Sin embargo, Desclée ha sabido mantener el interés de sus lectores, que nos han seguido en nuestra andadura por las diferentes temáticas que hemos ido lanzando.

El hecho de estar en Bilbao podría parecer a priori una desventaja. No obstante, nuestra ciudad está magníficamente ubicada y cuenta con un puerto marítimo muy potente. Nuestra cercanía al mar en contraposición a Madrid, por ejemplo, es una ventaja pues facilita las exportaciones abaratando los gastos de transporte a puerto.

B.R.- ¿Qué ha aportado cada generación a la editorial?

J.G.- La entrada de cada generación ha permitido que la editorial se adapte a cada nueva época: «Somos lo que los lectores quieren que seamos»; por esta razón, es importante percibir qué quiere leer la gente y ofrecérselo.

La primera generación (mi abuelo) comenzó editando únicamente libro religioso puesto que ése fue el origen de la editorial y lo que sus lectores pedían. Luego, con la llegada de mi padre, la editorial se abrió al libro no religioso y Desclée comenzó a editar en el campo de las humanidades. Por último, la tercera generación es la que ha fomentado que la editorial se adapte al nuevo paradigma digital, a Internet y a las nuevas tecnologías, que han ayudado a implementar una gestión más ágil.

B.R.- ¿Cuáles han sido los mejores momentos de la editorial?

J.G.- Los mejores momentos, en cuanto a número de ejemplares vendidos de la Biblia de Jerusalén, fueron los primeros veinte años (1965-1985). Creemos que la razón es que fue una novedad rompedora y que en aquel entonces había menos competencia al haber menos variedad de Biblias católicas en el mercado.

En mi opinión, sin embargo, la época dorada corresponde a los primeros diez años de la colección «Serendipity»; es una colección de autoayuda con la que tuvimos muchísimos aciertos en sus comienzos, desde 1995 a 2005.

No obstante, como somos optimistas, creemos los mejores momentos son los actuales o al menos luchamos para que así sea.

B.R.- ¿Qué obras o colecciones han dado su sello de identidad a Desclée De Brouwer en los últimos años?

J.G.- Hemos ampliado nuestra editorial con temas de psicología, autoayuda, crecimiento personal y con literatura infantil y juvenil y hemos reforzado nuestra presencia en el mercado de las Biblias con diferentes ediciones de la Biblia de Jerusalén, como la nueva que acabamos de sacar con ocasión de nuestro 75 aniversario.

B.R.- La Biblia de Jerusalén es una de las grandes estrellas de su catálogo. ¿Puede hablarnos de la historia de esta obra y de las características de su edición?

J.G.- La historia de la edición española de la Biblia de Jerusalén se inició en los años 1965-1967. Se firmó un contrato con la editorial Du Cerf de París, editora de la Biblia de Jerusalén en francés, y se formó un equipo de traductores para traducir los textos bíblicos cedidos por la Escuela Bíblica y Arqueológica de Jerusalén. El equipo estuvo dirigido por Don José Angel Ubieta y la primera edición en español salió en 1967.

Actualmente estamos en la quinta edición. En cada una de ellas se ha revisado el texto bíblico con nuevos descubrimientos de la Escuela Bíblica y Arqueológica de Jerusalén y, además, se han añadido muchas notas nuevas, sobre todo en esta última. El prestigio de la Biblia de Jerusalén se debe a los trabajos de investigación que realiza permanentemente esta institución, que sigue buscando los textos más antiguos, es decir, los más cercanos al original.

B.R.- Sudamérica es un mercado en el que su editorial tiene presencia desde antiguo ¿a qué atribuye el éxito en estos países?

J.G.- Yo no diría únicamente «Sudamérica», sino todo el continente americano, EE.UU. incluido. Es lógico que América sea donde más vendemos con diferencia — aproximadamente un 70% de las ventas—, puesto que la gran mayoría de lectores de habla española están en esos países.

En la actualidad, también ayuda mucho EE.UU., ya que en los últimos años ha aumentado el número de hispanos en dicho país y, además, con bastante poder adquisitivo. Nuestro éxito en las exportaciones se debe a que adaptamos nuestros productos a dicho mercado —valga como ejemplo la Biblia de Jerusalén Latinoamericana— y también a la continuidad de nuestra presencia comercial allí.

Mi abuelo fue por primera vez a América en 1956 y estableció los primeros contactos; a partir de 1968 se encargó mi padre, quien siguió ocupándose hasta 1999 cuando tomé el relevo.

Como director comercial de una editorial con vocación exportadora, creo que hay que viajar constantemente por todos los países de América. En mi caso, al menos tres meses al año repartidos en tres viajes. También es fundamental asistir a las principales ferias internacionales del libro que se celebran en América: Feria del libro de Guadalajara, Feria del libro de Buenos Aires, Feria del libro de Bogotá, Expolit, Book Expo América, etc.

B.R.- ¿Qué le diría a un emprendedor que aspire a crear una editorial independiente como la suya?

J.G.- Al que desee crear una editorial primero le diría que se lo piense bien, que va a ser duro y tendrá muchos frentes abiertos. Pero si tiene vocación de editor, con empeño y un poco de suerte saldrá adelante y será feliz. Yo creo que el trabajo de editor es vocacional. Requiere muchísimo esfuerzo crear y mantener una editorial independiente. Es preciso tener tesón y, aunque al principio cueste mucho arrancar, es imprescindible insistir.

Es importante seguir creciendo hasta tener un fondo editorial lo suficientemente grande y variado para que te asegure presencia en balda (en librerías). Y también es fundamental la visita y apoyo al canal librero que es donde una editorial independiente va a hacer el grueso de sus ventas, aunque tampoco se deben descuidar otros canales como el institucional, los colegios, las universidades, las bibliotecas e Internet.

1 Comment

  1. Gracias por esta entrevista. Soy usuaria de la editorial. Agradezco profundamente su existencia. Consultas, lecturas y la confiabilidad como fuente en tesis y otros trabajos de
    mis alumnos en la Pontificia Universidad Catolica Madre y Maestra de Rep. Dominicana.
    ¡Exitos¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.