Regresión

altDe nuevo Alejandro Amenabar vuelve al cine con un thriller que mezcla abusos sexuales, pecados inconfesables, sectas satánicas y el poder de la sugestión y la vulnerabilidad de los seres humanos a la influencia religiosa
 
 

 

alt
 
De nuevo Alejandro Amenábar vuelve al cine con un thriller que mezcla abusos sexuales, pecados inconfesables, sectas satánicas y el poder de la sugestión y la vulnerabilidad de los seres humanos a la influencia religiosa, una historia bien filmada con una fotografía y ambientación que causará impacto, un desarrollo de los acontecimientos que peca de didactismo, y con juego entre el director y los espectadores, seducir con imágenes y la historia con la credulidad de la gente delante de una obra de ficción como son las películas. Según nos enseñan los créditos Regresión está basada en unos hechos reales ocurridos en Estados Unidos en la década de los 8o y 90 del siglo XX.
 
En un pueblo del estado de Minnesota en 1990, Bruce Kenner (Ethan Hawke) un detective de la policia local investiga un caso de abusos a una joven, Angela (Emma Watson) ésta acusa a su padre, y su padre John Gray (David Dencik) sin recordar nada de lo sucedido se declara culpable de los hechos, la policia contrata al psicólogo Dr. Raines (David Thewlis), que mediante un método de regresión puede ayudar a revivir todos sus recuerdos reprimidos. Estos recuerdos relacionan al acusado y su entorno con una conspiración satánica.
 
Amenábar ataca a la cerrazón supersticiosa de la religión, en este caso la iglesia cristiana protestante, donde un núcleo cerrado acompañado de un libro escandaloso sobre el satanismo acompañado con la difusion de los medios, el periodismo amarillo y canales de tv que utilizan el poder de la persuasión para crear un espectáculoque conecta con la ignorancia de un público ávido de temas escabrosos y del miedo a lo sobrenatural. Dando argumentos para este drama. Al mismo tiempo demuestra que la pseudo ciencia basada en experimentos sin contrastar puede crear más confusión en este mundo global supeditado a los medios y la religión.  
 
Una actuación correcta de Ethan Hawke en ese papel de detective racional que se va transformando entre pesadillas y sugestiones en un ser irracional que le alejan de su cometido, encontrar la verdad a partir de unos hechos que ha prejuzgado y le llevan a la perdición. Emma Watson ha dejado atrás la brujita de Harry Potter y se hace muy creíble en esta interpretación de víctima de la secta satánica.
 
El regreso de Amenábar no me deja un buen sabor de boca, unas películas de inicio que marcaban una trayectoria, una gran película como Mar adentro y la impactante Los Otros dio paso después a la ambiciosa y al mismo tiempo frustrante Agora. En esta nueva aportación Amenábar nos muestra partes de buen oficio pero se deja por el camino el impacto de su cine anterior, y el resultado es una película que se puede ver, casi sin sobresaltos ni emoción, una película con toques de psicothriller pero que te deja frío como los caretos de algunos de los personajes de la trama urdida por el director. 
 
Estreno 2 de octubre de 2015 
 
alt
 
 
Guión y dirección: Alejandro Amenábar
Reparto: Ethan Hawke, Emma Watson, Aaron Ashmore, Devon Bostick, David Thewlis, Dale Dickey, Aaron Abrams…

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*